CLAUSURÓ EL III SEMINARIO DE LA CÁTEDRA ESPAÑA-ISRAEL DE LA URJC

Prada dice que la concesión de la nacionalidad a los sefardíes “es una Ley de encuentro y equilibrio”

| 26 de noviembre de 2014, 10:48
PRADA - ESPAÑA ISRAEL
De izq. a dcha.: Ignacio Ruiz, director de la Cátedra; Alfredo Prada, presidente de la Comisión de Justica en el Congreso de los Diputados; y Sadia Cohen, presidente de la Fundación Don Juan de Borbón España- Israel.

El presidente de la Comisión de Justicia en el Congreso y diputado por León, Alfredo Prada, clausuró el III Seminario Permanente de la Cátedra Universitaria España-Israel de la Universidad Rey Juan Carlos, sobre ‘El movimiento filosefardí en España: de la campaña de Pulido a la Ley de Nacionalidad’, en la que desarrolló el Proyecto de Ley en materia de concesión de la nacionalidad española a los sefardíes de origen español.

Prada afirmó que el Gobierno ha cumplido una antigua reivindicación de los sefardíes al presentar el proyecto en la Cámara Baja, donde se encuentra en trámite en la Comisión de Justicia tras su debate en el Pleno la semana pasada, donde aclaró que se presentaron dos enmiendas a la totalidad, que se retiraron en el Pleno y obtuvo la unanimidad de todos los grupos políticos para conceder la nacionalidad española a los sefardíes.

Señaló que nos encontramos ante una ley histórica, que pretende solventar el hecho de la expulsión de españoles por otros españoles. Afirmó que: “Es una Ley de encuentro y de equilibrio, ya que la obtención de la nacionalidad española implica también el poder circular libremente por los países del territorio Schengen”.

Aclaró que la fórmula elegida de realizar una encomienda de gestión a los notarios ha sido un acierto, para de esta manera agilizar los trámites administrativos para la obtención de la nacionalidad española y evitar los colapsos que se produjeron en los consulados españoles con la entrada en vigor de la Ley de Memoria Histórica.

Actualmente, puntualizó el presidente de la Comisión de Justicia, los sefardíes que residían en España dos años o más, podían obtener la nacionalidad española por Carta de Naturaleza, con la consecuencia de tener que renunciar a su nacionalidad de origen, salvo que existiese algún acuerdo bilateral con su país de origen, mientras que con esta nueva Ley, no se exige tener una residencia mínima y además se permite mantener la nacionalidad original.

Respecto al procedimiento, aclaró que va a ser rápido, a través de una plataforma electrónica única, y que se exigirá la necesidad de comparecer. Precisó que: “Esto no se basa en un criterio economicista, se establece por un criterio de veracidad y acreditación”, añadiendo que “alguien que quiera ser español debe pisar tierra española” y que “legislamos pensando en los problemas de la gente y el interés general de los ciudadanos, y en este caso de todos los sefardíes del mundo”.

Prada aseguró que el procedimiento tendrá un coste cero para el Estado, ya que está previsto que el propio interesado en solicitar la nacionalidad abone una tasa para iniciar el procedimiento.

Si el proceso de debate pendiente en la Comisión de Justicia sigue su curso, la Ley podría entrar en vigor a mediados de 2015.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca