ASEGURA QUE LA COLECTIVIDAD EN EL PAÍS ES UNA “ABSOLUTA PRIORIDAD” PARA ESPAÑA

Pedro Sánchez formaliza el reconocimiento de Guaidó como “presidente encargado” de Venezuela

| 4 de febrero de 2019, 13:14
GPvey9HUyv0pAD7J
Pedro Sánchez, durante su comparecencia en La Moncloa.

El presidente Pedro Sánchez formaliza el reconocimiento a Juan Gerardo Guaidó como “presidente encargado” de Venezuela, después de que concluyese el plazo dado a Nicolás Maduro para que convocara elecciones presidenciales.

En su declaración institucional en La Moncloa, Sánchez aseguró que “el Gobierno español ha tenido, tiene y va a tener siempre muy presente la situación de la numerosa colonia que reside allí y que representa una absoluta prioridad para el Gobierno de España”.

“También –dijo Sánchez– tenemos muy en cuenta los lógicos intereses de las empresas de nuestro país que están radicadas en Venezuela”.

El presidente Sánchez incidió en que “todos comparten con los venezolanos el deseo de un marco político de democracia y de libertad” y anunció su “intención de promover un plan de ayuda humanitaria para paliar la grave situación que se vive en Venezuela”.

Asimismo, el presidente del Ejecutivo español recordó que “los lazos que unen a España con América Latina son muy profundos, nada de lo que ocurre allí nos es ajeno ni al Gobierno ni a la sociedad española. Por ello, el Gobierno trabajará para que la democracia plena retorne a Venezuela”.

 

Elecciones con garantías y sin exclusiones

El reconocimiento de Guaidó como presidente, dijo Sánchez, va encaminado a que convoque elecciones “elecciones que tienen que ser libres, democráticas, con garantías y sin exclusiones” en el “menor plazo de tiempo posible” con el fin de que Venezuela tenga “una democracia plena”.

Sánchez, que aseguró que “no vamos a dar un paso atrás en este empeño”, explicó que el “horizonte claro” del reconocimiento es que los venezolanos “elijan su futuro sin miedos, sin presiones y sin amenazas”. “Venezuela tiene que ser dueña de su propio destino” y “España va a estar a la altura de lo que se espera de ella en este conflicto”, afirmó Sánchez, que aseguró que España liderará el proceso a partir de ahora en consonancia con la Unión Europea (UE).

Lo que Moncloa no ha explicado es qué efectos inmediatos y diplomáticos tiene esta decisión a partir de ahora. “Paso a paso”, se limitan a decir desde presidencia del Gobierno.

La posición de España la secundan algunos países europeos, pero no existe una posición común en el seno de la UE. Grecia e Italia son más reticentes a esa posición. El Gobierno de Sánchez pretendía encontrar un consenso en la respuesta de los veintisiete, pero finalmente no ha sido posible. 

 

Multilateralismo para la solución

Durante su intervención, Pedro Sánchez puso en valor el “multilateralismo como una herramienta indispensable para la resolución de los conflictos”. Así, aseguró que se pondrá en contacto con líderes europeos y latinoamericanos para alcanzar la prosperidad, la paz y la concordia de todos los venezolanos. 

La UE liderará a partir de ahora un grupo de contacto internacional para conducir a Venezuela a unas elecciones “libres y con supervisión internacional” que culminen una “salida pacífica y democrática a la crisis”, según explicó la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

Ese grupo –formado por Francia, Alemania, Italia, España, Portugal, Suecia, Países Bajos y Reino Unido así como por otros latinoamericanos, como Ecuador, Costa Rica, Uruguay y Bolivia– se reunirá a nivel ministerial el día 7 en Uruguay y tiene una vigencia inicial de 90 días. Al cabo de esos 90 días se replanteará su prórroga o cancelación, en función de cómo se hayan desarrollado los acontecimientos. Sánchez explicó que la labor de ese foro será “verificar” que los comicios presidenciales se celebran con “todas las garantías necesarias”. 

Maduro reiteró en una entrevista en Salvados (La Sexta), que dirige Jordi Évole, su intención de no convocar elecciones, a la vez que denuncia la injerencia interna de otros países.

La UE y otros aliados occidentales no reconocieron las elecciones presidenciales de mayo ni el nuevo mandato de Maduro. Eso explica que hasta ahora solo le dieran legitimidad a la Asamblea Nacional, presidida por Guaidó. “Su legitimidad emana como presidente de la Asamblea Nacional, órgano surgido de las elecciones”, dijo Sánchez. 
El líder bolivariano ni siquiera ha descartado un enfrentamiento civil en Venezuela: “Nadie puede decir con certeza una respuesta. Todo depende del nivel de locura y agresividad del imperio del norte y de sus aliados de occidente”, dijo Maduro. 
 

 

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca