Tribuna abierta de David Casarejos

Noticias buenas para la emigración ante la indiferencia institucional

Los partidos políticos han empezado ya la carrera para posicionarse en buen lugar ante las elecciones generales en 2023, y parece que buenas noticias y anuncios electoralistas se suceden estas semanas hacia un sector que normalmente está abandonado, la emigración.
Noticias buenas para la emigración ante la indiferencia institucional
David Casarejo 2 copia
David Casarejos.

Pero no todo son buenas noticias y anuncios y la importancia que se ha de otorgar a la diáspora no se ve reflejado ni en los presupuestos generales del Estado, que han congelado la partida de emigración, ni en la poca atención que la Secretaría de Estado de Migraciones nos ha prestado a la organización que representa a los emigrantes, el Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE).  

La congelación del presupuesto no nos sorprende en absoluto, y una y otra vez los distintos gobiernos muestran el poco interés en los que emigramos, dejando en evidencia que somos de los pocos sectores de nuestra sociedad que, en plenos presupuestos expansivos, se nos aparta del incremento en el reparto de recursos en el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del Sr Escrivá.

Hay algo que ya va clamando al cielo y no es el dinero que nos asignan.

Las instituciones suelen funcionar mejor o peor según los recursos, pero en el caso del CGCEE vivimos en una continua desconexión forzada de la política española.

Las tres últimas secretarias de Estado de Migraciones han sido perfectas desconocidas y su interés por interaccionar con los representantes en el exterior ha sido mínima o nula.

Hana Jalloul demostró sus capacidades inmensas, así como trabajo en Inmigración, pero su trabajo no tuvo ningún impacto en el CGCEE. Los consejeros generales en su mayoría desconocen que llegó a ser nuestra secretaria de Estado.

Tras poco más de un año en su puesto, fue reemplazada por Jesús Javier Perea, que tras otros 14 meses dejó el cargo, aunque sí que pudimos conocerlo tanto telemáticamente como en persona.

Oigo que Isabel Castro, la actual secretaria de Estado, se reunió hace unos meses con Violeta Alonso, presidenta del CGCEE, al poco de tomar cargo.

…desde entonces silencio.

En diversas ocasiones hemos solicitado una reunión telemática de esas sin salir de casa o de la oficina. De esas reuniones de 1 hora sin más… pero las agendas de los secretarios de Estado ya sabemos que están repletas de asuntos, y la norma general es que nunca la diáspora entra en ese selecto club de público con quien reunirse.

En 120 días de su mandato no hay 1 hora disponible.

Si me hubiera puesto a dieta o decidido dejarme crecer la barba desde su toma de posesión podría haber perdido 10 kilos o haber logrado una barba hípster de las de quitar el hipo.

Quizás de aquí a navidades, con eso del espíritu navideño y demás, lleguemos a poder reunirnos con Isabel Castro para explicar nuestro plan de trabajo.

Mientras seguimos con este sentimiento de ‘deja vu’ con nuestros secretarios de Estado, han ido cayendo noticias que tienen impacto en la emigración y todas ellas han ocurrido de manera inesperada y no sin haberlo intentado a través de numerosas propuestas en los últimos años.

La dificultad en la homologación de títulos desde el exterior era uno de esos muros infranqueables en el pasado, y sin haber sido consultado en ningún momento el 18 de octubre nos sorprendieron con el Real Decreto 889/2022 en el que se establecen las condiciones y los procedimientos de homologación, de declaración de equivalencia y de convalidación de enseñanzas universitarias de sistemas educativos extranjeros... era imposible y de repente nos informan de su aprobación y puesta en funcionamiento.

La alegría en la Comisión de Educación del CGCEE que preside Gustavo Yepes, familiar del ilustre guitarrista lorquino, se mezclaba ese día con la extrañeza por saber de ello por la prensa sin haber sido consultados.

Gustavo Yepes resalta lo que “esta resolución significa para el desarrollo del programa retorno, y para todos aquellos profesionales que desean poder forjar su futuro en España y que tan cuesta arriba se les hacía.”

Para el área Socio Laboral la sorpresa llegó de la mano de Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030. El 17 de octubre anunció la ampliación de los viajes del Imserso a los españoles en el exterior sin importar el sistema de seguridad social del que sean pensionistas.

La guinda del pastel vino de un Ministerio diferente, el de Justicia, con la interpretación flexibilizada de la instrucción de la disposición adicional octava de la Ley de Memoria Democrática.

Ante el esperpento de una filtración del documento borrador del texto, intencionado o no, el texto que se publicó en el BOE del 26 de octubre reflejó por una vez las esperanzas de muchas y muchos ciudadanos que llevan lustros esperando una ventana que les otorgue la nacionalidad española.

Son descendientes de españoles de origen que emigraron o se exiliaron, y algunos perdieron la nacionalidad, pero otros pelearon por mantenerla y el texto final no ha cometido el error de discriminar a los que mantuvieron la nacionalidad.

El Ministerio de Justicia explica que “si la presente ley en su disposición adicional 8ª tenía por objeto ampliar los supuestos de opción frente a los que se contemplaban en la Ley 52/2007 (recoge ahora la posibilidad de opción de los hijos mayores de edad y de los hijos de mujeres que perdieron la nacionalidad por razón de matrimonio, supuestos no contemplados en la anterior ley), parece lógico entender que el legislador no ha querido excluir del ámbito de aplicación de esta ley a los que se encontraban en la situación descrita en el punto primero de la disposición adicional séptima de la Ley 52/2007”.

El sentido de los legisladores ha imperado y ahora queda saber si Núñez Feijóo, en el caso de ganar las elecciones generales, intentará retirar la ventana de 2 años que esta ley ofrece para optar a la nacionalidad española.

Pilar Cancela y Valentín García del PSOE son los artífices de este volantazo, sumándose a un esfuerzo de la exsenadora Sara Vilá Galán de EnComuPodem que empezó el camino.

Mientras parte del gobierno nos ignora, otros sí que logran tener un impacto en la diáspora.  

Noticias buenas para la emigración ante la indiferencia institucional