Se mantendrá el ‘roaming’, se eliminarán los Erasmus y habrá que negociar las pensiones

Los españoles en Reino Unido, pendientes de las negociaciones para conocer su futuro

La salida de Reino Unido de la Unión Europea tras el referéndum del pasado día 23 tendrá repercusiones en los españoles asentados en el país. Lo que se desconoce es cuándo comenzarán a sentirse esas repercusiones, teniendo en cuenta que es necesario que se abra un proceso de negociación con la Unión Europea para definir la relación con Reino Unido, que puede durar dos años o más tiempo.

Los españoles en Reino Unido, pendientes de las negociaciones para conocer su futuro

La salida de Reino Unido de la Unión Europea tras el referéndum del pasado día 23 tendrá repercusiones en los ciudadanos comunitarios asentados en el país, y por consiguiente, en los españoles. Lo que se desconoce es cuándo comenzarán a sentirse esas repercusiones, teniendo en cuenta que es necesario que se abra un proceso de negociación con la Unión Europea para definir la relación entre la Europa comunitaria y Reino Unido, que puede durar dos años y que incluso se podría prorrogar por más tiempo.

Dependiendo de los resultados de esas negociaciones, los españoles podrían necesitar pasaporte para viajar a las islas y también permisos de residencia y de trabajo para asentarse en ese país

A los españoles residentes en Reino Unido les saldrá más caro adquirir euros cuando viajen a España y esta situación también afectará a los turistas británicos que visitan España cada año. A partir de 2017 se eliminará el ‘roaming’ en la Unión Europea, pero es posible que en Reino Unido, y debido a los resultados del referéndum, se tengan que aplicar estos cargos adicionales.

La salida de los británicos de la Europa comunitaria también podrá afectar a los estudiantes del programa Erasmus, que, dentro de dos años, podrían quedarse sin la posibilidad de hacer intercambios con Reino Unido, y a los beneficiarios del sistema de Seguridad Social. En este supuesto, las pensiones de los españoles que han cotizado en ese país quedarían pendientes de la firma de algún acuerdo bilateral para que los afectados mantuvieran el derecho a percibir la prestación que les corresponde.

Los españoles en Reino Unido, pendientes de las negociaciones para conocer su futuro