Condena la forma en la que se procedió en lo que califica de un acto “inamistoso”

El Gobierno español se replanteará las relaciones bilaterales con Bolivia tras la expropiación de Sabsa

El Gobierno español se replanteará el conjunto de las relaciones bilaterales con Bolivia tras la expropiación de Sabsa , anunció en un comunicado de condena por la forma en que se ha procedido en Bolivia que emitió ayer, día 18 de febrero, en lo que considera un acto “inamistoso”.

El Gobierno español se replanteará las relaciones bilaterales con Bolivia tras la expropiación de Sabsa

El Gobierno español se replanteará el conjunto de las relaciones bilaterales con Bolivia tras la expropiación de Sabsa , anunció en un comunicado de condena por la forma en que se ha procedido en Bolivia que emitió ayer, día 18 de febrero, en lo que considera un acto “inamistoso”.

En él, el Ejecutivo español “deplora profundamente” la decisión tomada en esa misma jornada por las autoridades bolivianas de nacionalizar la empresa de gestión aeroportuaria Sabsa, propiedad del grupo Abertis y de la Agencia Española de Navegación Aérea (Aena), “y en especial la ocupación policial de sus sedes y demás medidas que han acompañado la nacionalización”.

Precisa que “España no cuestiona el derecho soberano de un Estado sobre sus recursos y servicios públicos pero defiende que toda expropiación debe hacerse previo pago del justiprecio según una valoración justa e independiente del bien expropiado”.

Además hace notar que “se reiteró como en ocasiones precedentes que las expropiaciones sin previo aviso y con ocupación por la fuerza pública de las instalaciones expropiadas no se correspondían con el buen clima que se supone preside las relaciones entre Bolivia y España”. “En consecuencia, el Gobierno español considera esta expropiación como un acto inamistoso que se suma a  medidas similares emprendidas en meses recientes contra otras empresas españolas en Bolivia y que contrastan con el papel que hasta ahora ha jugado España en defensa de los intereses bolivianos”, declara.

Añade el anuncio de que, ante esta reiteración de decisiones “que cuestionan la voluntad del Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia de mantener con España las relaciones de amistad, cordialidad y cooperación que España siempre ha favorecido en todos los ámbitos, el Gobierno español, muy a su pesar, procederá a replantear el conjunto de las relaciones bilaterales”.

El Gobierno español se replanteará las relaciones bilaterales con Bolivia tras la expropiación de Sabsa