Xavier Martí respondió a algunas dudas planteadas por miembros del CGCEE

El director general de Asuntos Consulares asegura que “la red consular puede empezar a gestionar solicitudes” de nacionalidad

El director general de Españoles en el Exterior y Asuntos Consulares, Xavier Martí, explicó en una reunión mantenida con miembros del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE) que “están actuando con la mayor celeridad posible para incrementar las capacidades” de los consulados “donde se requiera”, pero “la red consular puede empezar a gestionar solicitudes” de nacionalidad al amparo de la disposición octava de la Ley de Memoria Democrática.

El director general de Asuntos Consulares asegura que “la red consular puede empezar a gestionar solicitudes” de nacionalidad
Comision CGCEE con Xavier Martí
Xavier Martí y miembros de su equipo, durante la reunión telemática.

Durante la reunión, que contó con varios miembros del equipo del director general, así como con la presidenta del CGCEE, Violeta Alonso, y el presidente de la Comisión de Derechos Civiles y Participación, David Casarejos, se planteó la ampliación de los recursos consulares y los plazos para ponerlos en marcha y Martí recordó que, “a diferencia de la Ley de Memoria Histórica que concedió un año a los consulados generales para prepararse, esta ley entró en vigor al día siguiente de la publicación en el BOE (Boletín Oficial del Estado)”.

En la reunión también se plantearon las principales dudas que la ciudadanía ha hecho llegar al CGCEE y a otras asociaciones como Hijos y Nietos de Españoles, así como las propuestas de diferentes instituciones.

El CGCEE propuso agilizar la apertura de nuevos consulados generales, la implantación de consulados itinerantes para facilitar la jura o promesa en persona, o el uso de consulados honorarios o viceconsulados para la recepción de trámites. “Se espera que en un plazo de dos años sea factible abrir alguna oficina consular más en países como Cuba”, anunciaron desde el Ministerio.

Xavier Martí explicó la obligación de que “en algún momento las personas habrán de comparecer de manera presencial” y “no habría problema en hacer uso de los consulados honorarios para la subsanación de documentos, pero habría que verlo consulado a consulado”. Desde el CGCEE se puso énfasis en países como Cuba con un solo consulado general.

Desde la Comisión de Derechos Civiles demandaron claridad acerca del sistema de citas que se va a crear en los consulados. “Los procedimientos van a ser los mismos, pero el tema es la implementación en cada consulado. Hay determinados desajustes, ya que la red consular hasta hace unos días no tenía que hacer frente a esta necesidad y ahora los consulados están dándose prisa para ofrecer este trámite en su cartera de servicios. En los próximos días o semanas se trabajará para crear un sistema perfectamente engranado y rodando”, explicó Xavier Martí.

El CGCEE también propuso un sistema de registros de intención de trámite para que quede constancia de aquellos que no pudieron pedir cita ante la gran demanda y, a pesar de que Xavier Martí expresó que “estamos en el inicio del proceso y hay mucho tiempo”, también explicó que “en el futuro pensarán en mecanismos alternativos como así pasó con la Ley de Memoria Histórica en 2007” cuando se abrieron registros para revisar, incluso sin cita, los expedientes. “Ahora hay que dotar con los recursos necesarios, pero si en algún lugar hay un problema en la gestión, se habilitarán mecanismos para que nadie quede fuera”.

La posibilidad de uso de sistema telemático como el que se implementó para la concesión de la nacionalidad española para los descendientes de sefardíes ha quedado desechada, ya que, según explicaron, “la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública ha establecido un procedimiento similar al establecido por la Ley de Memoria Histórica y no el de la Ley de Sefardíes”.

El CGCEE explicó el problema con las partidas literales de nacimiento en países como Cuba y los problemas para conseguir documentación en menos de un mes, pero Xavier Martí y su equipo recordaron que “el plazo de 30 días es solo para subsanar, no para recoger toda la información necesaria para el trámite. Lo preferible es iniciar los trámites una vez se tengan todos los documentos”. “Lo mejor –explicaron– sería lograr que los expedientes lleguen lo más completos posible para generar efectos positivos para el solicitante”.

Otra de las propuestas del CGCEE es la creación de una página web de preguntas frecuentes con supuestos varios e infografías que ayuden a la ciudadanía y desde Consulares se explicó que “la propuesta de crear la página web de preguntas frecuentes siempre es útil. Hay que coordinarlo con el Ministerio de Justicia y es factible. Tenemos que esperar estas primeras semanas y recoger la información que vaya dando cada organismo”.

También se preguntó por la necesidad de aportar documentación oficial de cada país que pruebe el domicilio del interesado y si esto excluiría a las personas que residan en un país de manera irregular. El Ministerio explicó que la necesidad de aportar esta documentación es para que “la población use los consulados generales de la demarcación a la que pertenecen y de ahí la necesidad de probar la dirección” y recordó que en cada país la documentación a aportar puede ser diferente. En todo caso, se dio a entender que solo podrán acceder a la nacionalidad las personas que residan de manera legal en un país.

Ante la duda frecuente sobre si podrían usarse los mismos documentos dentro de la misma familia, desde Asuntos Consulares recuerdan que “los trámites son individuales, pero si conseguimos que pidan cita en el consulado varias personas, en este caso hermanos, de forma simultánea, se presenta un original que queda en el Consulado y se tramita todo a la vez. Si las solicitudes se presentan en momentos, consulados o países diferentes, no lo permitiría” porque “las tramitaciones no serían conjuntas sino individuales y el expediente ha de estar completo para cada persona que los solicite”. También recuerdan que “en el caso de partidas de nacimiento que ya estén en el consulado no es necesario aportarlas”.

Otra de las dudas desde el CGCEE fue la relativa a si podrían los hijos e hijas mayores de edad hacer el trámite al tiempo que los progenitores, y el equipo de Xavier Martí explicó que “se ha consultado con la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública, y ya nos han adelantado que en principio no es necesario esperar y cualquier persona podría iniciar el trámite sin necesidad de esperar al trámite de sus padres. Sería útil una anotación explicando que sus padres ya lo han pedido para que queden enlazados”.

Igualmente, ante la duda sobre la solicitud de la certificación de matrimonio de los padres, se aclaró que “en algunas oficinas consulares, como se hizo durante la Ley de Memoria Histórica, se solicitaba este documento para cumplimentar posteriormente de forma correcta la inscripción de nacimiento del interesado”.

Otra las que cuestiones que se trató fue la necesidad de apostillar la documentación de los certificados no españoles y se recordó que en la Ley de Memoria Histórica el único certificado que era necesario apostillar era el de nacimiento del interesado. Desde la Dirección General se dejó claro que “todos los documentos que no sean emitidos en España deben ser apostillados de acuerdo con la instrucción de la Ley”.

La Comisión de Derechos Civiles del CGCEE y el equipo del director general de Españoles en el Exterior y de Asuntos Consulares acordaron reunirse en el futuro y poder tener comunicación en todo momento para informar de los problemas que vayan surgiendo o bien poder proponer mejoras en el sistema.

El director general de Asuntos Consulares asegura que “la red consular puede empezar a gestionar solicitudes” de nacionalidad