A MENOS DE DOS MESES PARA QUE FINALICE EL PLAZO PARA INCORPORAR ENMIENDAS

CEDEU lamenta la negativa de los parlamentarios populares a considerar su petición sobre la nacionalidad

| 23 de julio de 2014, 14:58
Juan Manuel de Hoz
Juan Manuel de Hoz.

El Centro de Descendientes de Españoles Unidos (CEDEU) lamentó que representantes del Partido Popular (PP), con mayoría absoluta en el Parlamento, hayan “desconocido las reuniones” que mantuvieron con la agrupación durante los viajes que algunos de ellos realizaron al país y que hayan señalado que pedirán  informes, “cuando hace un año que los tienen”, aseguró Juan Manuel de Hoz, vocero del grupo en Argentina.

CEDEU reclama una modificación al anteproyecto de ley que impulsa el gobierno para otorgar la nacionalidad a los sefardíes expulsados de España por motivos religiosos, hace más de cinco siglos, para contemplar también a los nietos de abuelas españolas, a hijos mayores de edad de quienes obtuvieron la nacionalidad de origen por la Ley 52/2007 y a los nietos de españoles nacionalizados al país de acogida, que hayan perdido su nacionalidad por no haberla ratificado cuando alcanzaron la mayoría de edad.

Las expectativas de la agrupación, creada en 2011, tienen fecha de caducidad porque solo hay tiempo hasta el 10 de septiembre próximo para incluir enmiendas en el proyecto oficialista.

Desde su nacimiento, representantes de CEDEU han mantenido diversas reuniones con el director general de Migraciones de España, Aurelio Miras Portugal; con el secretario xeral de Emigración de Galicia, Antonio Rodríguez Miranda; con el diputado y jefe de los populares en el exterior, Alfredo Prada Presa; y con la diputada socialista Carmela Silva, entre otros.

“Con todos ellos nos reunimos y a todos, en su momento, les entregamos un informe sobre el estado de situación en el que especificamos nuestro reclamo e indicamos qué derechos otorgados por la Constitución Española creemos que se están violando”, apuntó De Hoz.

El vocero explicó que “el PSOE es la formación política que más se ha ocupado del tema”. En este sentido, destacó que ha presentado cuatro iniciativas legislativas, de las cuales tres son proposiciones no de ley para promover el debate en el Congreso y que, además, formuló una serie de preguntas parlamentarias sobre las previsiones del gobierno de incluir, o no, en el proyecto de ley que se debate en septiembre próximo el pedido de CEDEU.

También Izquierda Unida presentó en su momento enmiendas y el BNG planteó preguntas en el Parlamento, puntualizó De Hoz, y avanzó: “Todos estos partidos de la oposición están muy a favor de nuestro pedido”.

“Con respecto al gobierno, Aurelio Miras Portugal nos dijo que elevaría el informe que le entregamos igual que Alfredo Prada, quien también nos manifestó que creía que era una cuestión de justicia”, señaló, y continuó: “por eso nos sorprendió la respuesta que le dio el gobierno a Carmela Silva en el Parlamento negándose a incluirnos en el proyecto de los sefardíes e incluso negando que se reunieron con nosotros y con gente de la colectividad”.

“La realidad –avanzó– es que todos se reunieron con el Consejo de Residentes Españoles (CRE) y con nosotros y que fuimos en bloque por este tema”. “Por eso genera mucho enojo y mucha decepción que ellos en el Parlamento hayan desconocido las reuniones y los informes que les venimos presentando desde el año pasado”.

Por último, informó que CEDEU ha enviado un ‘mail’ a los diputados del PP “porque son mayoría absoluta y depende de ellos aprobar o no las enmiendas que se presenten” y confió en que, en el último momento, “puedan reconsiderar su decisión y cambiarla”.

 

Las enmiendas solicitadas

La agrupación CEDEU plantea que la Ley de Memoria Histórica Ley 52/2007 no ha sido suficiente para reparar todos los casos de hijos y nietos de españoles que se ven excluidos al acceso de la nacionalidad española.

En esta línea, destacan puntualmente tres casos de hijos y nietos que en virtud de la normativa vigente están imposibilitados de obtener la nacionalidad:

• Nietos de abuelas españolas de origen, casadas con un no español y emigradas antes de 1936 y entre 1956 y 1978. Se recuerda que la mujer española no podía transmitir la nacionalidad antes de 1978, salvo en el caso de las mujeres solteras o que hayan emigrado por cuestiones políticas entre 1936 y 1955.

• Los hijos mayores de edad de quienes obtuvieron la nacionalidad de origen por la Ley 52/2007. Esto ha generado grandes divisiones en el seno de las familias. 

• Nietos de españoles nacionalizados al país de acogida por cuestiones no políticas. La Ley 52/2007 únicamente permitió acceder a la nacionalidad a los nietos de españoles no nacionalizados al país de acogida o de aquellos emigrados por cuestiones políticas.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca