“Podrá subsanar las carencias en materia de nacionalidad española a hijos y nietos de emigrantes”

CeDEU celebra la aprobación unánime del Senado que da luz verde al tratamiento de la Ley de Nacionalidad

La Agrupación de Descendientes de Españoles Unidos (Ce.DEU) valoró la aprobación unánime a la tramitación de la Proposición de Ley de Nacionalidad, que dispuso el Senado, el pasado lunes 18, que reconoce a nietos e hijos de españoles residentes en el exterior excluidos en la normativa vigente.

CeDEU celebra la aprobación unánime del Senado que da luz verde al tratamiento de la Ley de Nacionalidad
Charla nacionalidad CRE y CEDEU  (2)
Vila Alén, presidente de la Federación de Sociedades Españolas, María de los Ángeles Ruisánchez, del CRE de Buenos Aires, y Juan Manuel de Hoz, de CeDEU, en una de las conferencias organizadas conjuntamente sobre Nacionalidad.

La Agrupación de Descendientes de Españoles Unidos (Ce.DEU) valoró la aprobación unánime a la tramitación de la Proposición de Ley de Nacionalidad, que dispuso el Senado, el pasado lunes 18, que reconoce a nietos e hijos de españoles residentes en el exterior excluidos en la normativa vigente.

“Esta proposición de ley presentada por Unidos Podemos podrá subsanar las carencias en materia de nacionalidad española a los hijos y nietos de emigrantes”, señaló la agrupación en declaraciones a la prensa.

CeDEU celebró, además, “la gran labor de Sara Vila”, por llevar a debate esta proposición de ley elaborada con los aportes de especialistas, como Aurelia Álvarez Rodríguez, Patricia Arraras y la propia agrupación, teniendo en cuenta los acuerdos del Consejo General de la Emigración.

“Destacamos la habilidad política de la senadora Sara Vila –avanzaron– para obtener la unanimidad en su toma en consideración, a la vez que agradecemos la sensibilidad y palabra de todos los grupos políticos, entre ellos PP, PSOE, ERC, Cs y PNV”.

“La Proposición de Ley –resaltaron– busca resarcir medias generaciones, y no enteras”. En esta línea, precisaron asimismo que se habla “de familias divididas en el exterior, que por edad, falta de ratificación, género del interesado o de su progenitora quedaron excluidos”. 

Asimismo, hicieron “un llamado a la responsabilidad” del resto de colectivos, grupos políticos y despachos y recordaron que de aprobarse la normativa “beneficiaría a unas 275.000 personas, en todo el mundo”.

Cuando se debatieron proyectos anteriores, apuntaron, se aseguraba que habría alrededor de 3 millones de nuevos españoles y se agitaban alarmas por un temido efecto llamada. “Ninguna de las dos cosas ocurrió”, aseguraron, ya que en términos reales los beneficiados por la norma no fueron más de 300.000 personas y tampoco hubo migración masiva.

Desde la agrupación aseguraron que están convencidos de que “se repetirán las cifras de la última reforma, la disposición adicional 7ª de la Ley de Memoria Histórica, y que la nueva normativa “tampoco generará gastos sociales adicionales, puesto a que se trata de una nacionalidad por opción”.

Tras la aprobación del Senado, la proposición ahora será debatida en el seno de la Comisión de Justicia del Congreso, para regresar nuevamente al Senado y, por último, ser tratada para su aprobación final en el Pleno de Diputados.

CeDEU celebra la aprobación unánime del Senado que da luz verde al tratamiento de la Ley de Nacionalidad