GARCíA DE LA CONCHA ANUNCIA QUE NO SE CERRARá NINGúN CENTRO Y QUE HABRá MáS CONVOCATORIAS DEL DELE POR AñO

Autofinanciación y contención del gasto, claves de los presupuestos del Instituto Cervantes para 2014

El Instituto Cervantes se autofinanciará el próximo año en un 54% –el porcentaje más alto jamás alcanzado–, reduce el presupuesto en un 3%, no cerrará ninguno de sus 84 centros, mantendrá la política de contención de gastos y seguirá sin cubrir vacantes de personal.

Autofinanciación y contención del gasto, claves de los presupuestos del Instituto Cervantes para 2014
Garcia de la Concha en el Congreso
Garcia de la Concha, en el Congreso.

El Instituto Cervantes se autofinanciará el próximo año en un 54% –el porcentaje más alto jamás alcanzado–, reduce el presupuesto en un 3%, no cerrará ninguno de sus 84 centros, mantendrá la política de contención de gastos y seguirá sin cubrir vacantes de personal. Son algunos de los datos desgranados por el director del Instituto, Víctor García de la Concha, en la comparecencia ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados. Comparecencia en la que, durante una hora y media, ha explicado los pormenores del proyecto de presupuestos para 2014, que se resumen a continuación:

Presupuesto: Asciende a 110,45 millones de euros, es decir, un 3,2% menos que este año. En esa cantidad se incluyen los 26,5 millones de euros procedentes del antiguo presupuesto comercial, que ahora computan en el presupuesto administrativo de gastos e ingresos. Las transferencias del Estado suman 50,38 millones de euros, lo mismo que en el presupuesto de 2013.

Autofinanciación: Por primera vez, el Cervantes se financiará en mayor medida con sus ingresos propios que con las transferencias del Estado. La autofinanciación alcanza el 54,4%. Hace dos años era del 36%. “Vamos por buen camino aunque debiéramos aspirar al 70%”, añadió García de la Concha.

Personal: El crédito es de 54,96 millones de euros (un 0,4% menos). No se cubren vacantes por jubilaciones u otras causas, salvo casos muy excepcionales. Desde 2012 se han reducido un total de 85 plazas.

Gastos corrientes: El crédito es de 52,76 millones. Se continuará con la política de contención del gasto que se aplica desde 2010. Solo hay un leve incremento en gasto de alquileres para actividades docentes (aulas), culturales y DELE (para celebración de exámenes).

Inversiones: Con 1,85 millones, disminuyen en 525.000 euros (un 22,1%). Se invertirá en obras en los centros de Atenas, Bruselas, París y Varsovia (este año se venderán tres de las cinco plantas, lo que supondrá un ingreso de 4 millones de euros).

Mantenimiento de centros: No se prevé cerrar ningún centro en 2014. Seguirá presente, como hoy, en 84 ciudades de 44 países.

Ingresos de actividades: Aumentarán un 25,1% por nuevos proyectos de certificación lingüística (Diplomas de Español DELE), el Aula Virtual de Español (AVE), cursos de lengua y de formación de profesores, y, por otro lado, la cesión de espacios de los centros.

Gastos corrientes: Se mantienen las medidas de contención y reducción del gasto corriente, incluidos el equipamiento informático y técnico de los centros, compras bibliográficas, etc.

Ingresos por patrocinio: se prevén 1,25 millones de euros por patrocinios genéricos o específicos.

Valioso patrimonio humano

Tras estos datos económicos, Víctor García de la Concha ha destacado que “el mayor patrimonio del Instituto es su personal, que, muy austeramente remunerado, dedica su tiempo a cumplir los dos objetivos del Cervantes: la promoción del español y de la cultura en español”. “Las personas son mucho más interesantes que las piedras”, ha apostillado para justificar la necesaria venta de edificios, como los de Bruselas y Tel Aviv (que cambiarán de sede), o de una parte de las instalaciones, como en Varsovia, São Paulo o El Pireo (Atenas).

En el plano académico la institución apuesta por tres capítulos concretos más allá de la tradicional enseñanza de idiomas: la evaluación, la acreditación y la formación de profesores: “Ahí es donde está el negocio y donde se presta el mejor servicio a la sociedad”, ha dicho.

Los DELE (Diplomas de Español como Lengua Extranjera) se van a agilizar y digitalizar. Habrá más convocatorias por año (ahora hay tres) y más variedad: un DELE escolar, de español comercial, económico, y un DELE por internet para el diagnóstico de nivel.

Por último, pese a la reducción del presupuesto para actividades culturales, estas no disminuirán de manera significativa gracias a las aportaciones de los países hispanohablantes (que están financiando hasta el 50%) y a la coordinación con otros organismos que también promocionan la cultura en el extranjero, como Acción Cultural Española (AC/E), el INAEM (del Ministerio de Educación y Cultura, con el que se acaba de firmar un convenio marco) o la AECID (Ministerio de Asuntos Exteriores).

Autofinanciación y contención del gasto, claves de los presupuestos del Instituto Cervantes para 2014