También se interesó por la imagen digital integrada en la historia médica

Una delegación chilena visitó Jarrio para conocer su programa de teleoftalmología

Una delegación del Fondo Nacional de Salud (Fonasa) de la República de Chile visitó recientemente el centro de salud de Trevías y el Hospital de Jarrio para conocer de primera mano el proyecto de historia clínica electrónica y de imagen digital del Servicio de Salud del Principado de Asturias y un proyecto de telemedicina pionero desarrollado en el área I, con cabecera en Jarrio, como es el de teleoftamología y la imagen digital integrada en la historia médica.
Una delegación chilena visitó Jarrio para conocer su programa de teleoftalmología

Una delegación del Fondo Nacional de Salud (Fonasa) de la República de Chile visitó recientemente el centro de salud de Trevías y el Hospital de Jarrio para conocer de primera mano el proyecto de historia clínica electrónica y de imagen digital del Servicio de Salud del Principado de Asturias y un proyecto de telemedicina pionero desarrollado en el área I, con cabecera en Jarrio, como es el de teleoftamología y la imagen digital integrada en la historia médica.
La delegación chilena estuvo integrada por Gino Paulo Olave, jefe del Departamento de Gestión de Tecnologías de la Información de Fonasa; Patricio Muñoz, jefe de Operaciones de Fonasa; y René Prieto, jefe del Departamento de Gestión Sectorial de las Tecnologías de la Información y Comunicación del gabinete del ministro de Salud de la República de Chile.
Estuvieron acompañados además por Luis Jañez, catedrático del Departamento de Imagen y Telemedicina del Instituto de Tecnología y Conocimiento de la Universidad Complutense de Madrid y por varios representantes de una compañía española dedicada al desarrollo de soluciones globales en el ámbito de las nuevas tecnologías.
La delegación chilena participó en una sesión de trabajo a la que asistieron también el jefe del servicio de Oftalmología de Jarrio, Crisanto Alonso, el doctor Ricardo de Dios, y la gerente del área sanitaria, Amalia Franco.
El proyecto de teleoftalmología del Hospital de Jarrio está orientado a la prevención y detección precoz de la retinopatía diabética, patología que es la primera causa de ceguera entre los 25 y los 65 años.
El servicio arrancó en febrero de 2010 y se ha extendido ya por todo el área sanitaria consiguiendo, gracias a un retinógrafo portátil, la prueba para la detección de la retinopatía diabética, una imagen de fondo de ojo. Se lleva a cabo en Atención Primaria y es valorada por los propios médicos, de tal manera que solamente en el caso de que la imagen presente alguna anomalía, la prueba diagnóstica se envía por la red al Servicio de Oftalmología de Jarrio, con lo que se consigue que viaje la imagen y no el paciente.
Esto supone un importante beneficio en cuanto a comodidad para el usuario, al que se evitan desplazamientos innecesarios, una cuestión de especial interés en áreas con una dispersión de población elevada.
Para la puesta en marcha de este servicio se ha contado con financiación de fondos Feder y el apoyo de la Federación Asturiana de Concejos, a través del programa de la Red de Salud y Telemedicina en las zonas rurales (Resater). El objetivo de este programa, en el que participan varias comarcas del suroeste europeo (Francia, España y Portugal), es mejorar el atractivo de las comarcas rurales manteniendo y desarrollando una oferta de cuidados adaptada, innovadora y evolutiva, constitutiva de un proyecto territorial de salud.
La extensión de la telemedicina es un proyecto de la Consejería de Sanidad como modelo complementario a los circuitos asistenciales tradicionales, de forma que, aprovechando al máximo las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías, se facilite el acceso a pruebas complementarias y diagnóstico especializado a aquella parte de la población que así lo precisa.
El área sanitaria I es uno de los más avanzados de Asturias en lo que se refiere a la implantación de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Así, todos los centros de salud de la zona disponen ya de ‘cita web’ para solicitar consultas de medicina general, pediatría y enfermería, al igual que el consultorio periférico de La Caridad y los consultorios locales de Taramundi y Boal. Existe una plena integración entre los servicios de primaria y especializada, y el hospital comarcal cuenta con radiología digital.

Una delegación chilena visitó Jarrio para conocer su programa de teleoftalmología