Para el embajador, el galardonado es la viva imagen del esfuerzo de la emigración española

Olivero Alas Suárez, miembro fundador del Centro Asturiano de Caracas, recibió la Orden de Isabel la Católica

El Centro Asturiano de Caracas (CAC) acogió la imposición de la Orden Isabel la Católica, en el grado de Encomienda, a Oliverio Alas Suárez, miembro fundador del Centro, colaborador y promotor de distintas actividades y acciones de la comunidad española residente en Venezuela.

Olivero Alas Suárez, miembro fundador del Centro Asturiano de Caracas, recibió la Orden de Isabel la Católica
CONDECORACI‡N OLIVERIO ALAS 6
Oliverio Alas Suárez, arropado por las autoridades, directivos del CAC, por su esposa, hijos y demás familiares.

El Centro Asturiano de Caracas (CAC) acogió la imposición de la Orden Isabel la Católica, en el grado de Encomienda, a Oliverio Alas Suárez, miembro fundador del Centro, colaborador y promotor de distintas actividades y acciones de la comunidad española residente en Venezuela.

El domingo 18 de mayo, Antonio Pérez-Hernández y Torra, embajador de España acreditado ante la República Bolivariana de Venezuela; Paulino González Fernández-Corugedo, cónsul general; y Juan San Genaro Santana Reyes, titular de la Consejería de Empleo y Seguridad Social, se presentaron en la Terraza del Centro Asturiano de Caracas para acompañar a Alas Suárez en la imposición de la Orden Isabel la Católica. Al evento también asistieron miembros de la Junta Directiva del Centro, ex presidentes y socios de la entidad, familiares y amigos del homenajeado.

El acto dio inicio con los himnos de Venezuela, España y Asturias, éste último interpretado en vivo por los gaiteros del Centro Asturiano de Caracas. Ana Gloria Somoano Iglesias, actual presidenta del CAC, dirigió un discurso a los asistentes en el que destacó la figura de Oliverio Alas Suárez. “Demás está decir quién es y quién ha sido para toda la comunidad asturiana, formó parte de un grupo de jóvenes asturianos que vinieron buscando un futuro mejor para ellos y sus familias. Se organizaron para construir el Centro Asturiano de Caracas, asociación que agrupa a la numerosa y desperdigada familia asturiana, así como a los venezolanos y amigos de todo el mundo que hacen vida aquí”.

La presidenta recordó también que el Centro fue fundado hace 59 años, “y podemos contar con un socio fundador recorriendo nuestros pasillos casi a diario, brindándonos su sonrisa y sus certeras palabras por lo que demás está decir el orgullo que todos sentimos por esta especial distinción”. La presidenta habló en nombre de asturianos, españoles y venezolanos al agradecer al homenajeado por “toda su contribución, su apoyo y su amistad”.

Por su parte, el embajador de España, Antonio Pérez-Hernández y Torra, tomó la palabra para asegurar que “el Estado sabe reconocer los méritos de sus ciudadanos y nadie mejor que Oliverio para recibir esta condecoración, por sus méritos personales, profesionales y por su gran contribución a la comunidad española y en concreto a la asturiana”.

Para el embajador, Oliverio Alas Suárez es la viva imagen del esfuerzo de la emigración española, “encarna todos los valores de la emigración española, que con su solidaridad y compromiso supo integrarse a este país y hacerlo suyo. Es un gran asturiano, un gran español y un gran venezolano, y todos se lo reconocemos y agradecemos, sobre todo esa dimensión social, generosa, de apoyo a la comunidad española”, recalcó.

Además de ser uno de los fundadores del CAC, Alas Suárez participó y animó la creación de muchos eventos e incluso mantuvo un programa radial, “ha aportado mucho y la comunidad española ha adquirido una deuda contigo, deuda que a través de este reconocimiento queremos devolver con mucho cariño”. El embajador recordó que el reconocimiento también recae en la familia del homenajeado, esposa, hijos y nietos, quienes han sabido entender la dedicación de Oliverio Alas a la comunidad asturiana de Venezuela.

Tras el discurso, el embajador impuso la Orden Isabel la Católica, en el grado de Encomienda, al abogado Oliverio Alas Suárez, y Paulino González Fernández-Corugedo, cónsul general, dio lectura al diploma que avala y acompaña la condecoración con la firma del rey Juan Carlos I, como gran maestre de la Orden, y del ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo y Marfil, como canciller de la misma. 

Oliverio Alas Suárez, tras serle impuesta la condecoración, se dirigió a los asistentes con un discurso que destacó la importancia histórica de la reina Isabel, nacida en 1451, y el orgullo que supone recibir la Orden. “Tenemos que reconocer que ha sido la más grande reina de España, por sus virtudes, su prudencia y sus aciertos”. El doctor Alas Suárez hizo gala de sus conocimientos históricos y destacó que Isabel la Católica “fue la visionaria que ayudó a Colón en su empresa”.

Conmovido, Oliverio Alas agradeció a autoridades, familiares y amigos por estar presentes, y al rey Juan Carlos I por concederle la Orden Isabel la Católica en el grado de Encomienda tras una vida dedicada a la asturianía en Venezuela.

Semblanza de Alas Suárez

Oliverio Alas Suárez nació en la capital de Asturias, Oviedo, el 3 de julio de 1927. Cursó estudios de Bachillerato entre Oviedo y Valladolid (Castilla y León). Es licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo (1947); luego hizo un doctorado sobre Derecho Penal y Criminología (1949); emigrando a Venezuela en 1951, en su viaje de novios, en el buque ‘Marqués de Comillas’. Es nieto del reconocido escritor Leopoldo García-Alas y Ureña, ‘Clarín’.

Trabajó durante 28 años en el Ministerio de Fomento de Venezuela, creando la Sección de Publicaciones, Reproducción y Dibujo. Fundó, junto al catalán Carlos Pi y Sunyer, el Consejo de Normas de Calidad Covenin (1954).

Fue cofundador del Centro Asturiano de Caracas en el año 1953 y ostenta el número 1 de socio de la entidad, siendo tres veces secretario general y dos veces secretario de Cultura del CAC. Está casado con María Esther Torres Pendás, con la cual tuvo tres hijos, y es un orgulloso abuelo de ocho nietos y dos bisnietos.

Alas Suárez también fue condecorado en su día por Venezuela con la Orden Francisco de Miranda en su primera clase; la Orden del Mérito al Trabajo también en su primera clase; y con el Premio de la Gobernación del Distrito Federal, entre otras.

Olivero Alas Suárez, miembro fundador del Centro Asturiano de Caracas, recibió la Orden de Isabel la Católica