EN OTOÑO, LA MUESTRA ‘EMIGRANTES INVISIBLES. ESPAÑOLES EN EE UU’ RECALA EN GIJÓN

Lanzan desde Gijón una convocatoria para recuperar el legado documental de la diáspora española en Estados Unidos

| 1 de julio de 2021, 11:03
Emigrantes Invisibles-Coqueteando sobre la hierba, Nueva York 1939
Un grupo de emigrantes en Nueva York en 1939.

Con motivo de la llegada a Gijón el próximo otoño de la exposición itinerante ‘Emigrantes invisibles. Españoles en EE UU (1868-1945)’, la Fundación Consejo España-EE UU y el Muséu del Pueblu d’Asturies, en colaboración con la Fundación Municipal de Cultura, Educación y Universidad Popular del Ayuntamiento de Gijón, lanzan una convocatoria internacional que pretende involucrar a la ciudadanía en la labor de recuperación del legado histórico y documental de la diáspora española en Estados Unidos entre finales del siglo XIX y principios del XX y, especialmente, de aquella protagonizada por asturianos.

Los descendientes y familiares que conserven entre sus archivos domésticos fotografías, objetos o relatos relacionados con esta emigración podrán ilustrar esta desconocida etapa de la historia compartida entre ambos países mientras se suman a la investigación desarrollada durante más de 12 años por sus comisarios, el periodista y cineasta Luis Argeo y el catedrático de Literatura y Cultura Españolas de New York University, James D. Fernández, ambos de origen asturiano. La convocatoria internacional culminará el 25 de septiembre en la ‘Xuntanza trasatlántica’, una jornada festiva que acogerá el Muséu del Pueblu d’Asturies y que será replicada de forma simultánea al otro lado del Atlántico.

Este evento será el pistoletazo de salida de una amplia programación de actividades paralelas organizadas en torno a ‘Emigrantes invisibles’, que podrá visitarse en el Centro de Cultura Antiguo Instituto desde el 18 de noviembre de 2021 hasta el 6 de febrero de 2022 gracias al acuerdo alcanzado entre la Fundación Consejo España-EE UU y la Fundación Municipal de Cultura, Educación y Universidad Popular. Tras su paso por el Centro de Cultura Contemporánea Conde Duque de Madrid, donde recibió a más de 21.000 visitantes, la muestra abre ahora una nueva etapa en Asturias.

“Conocer el pasado compartido enriquece las relaciones entre las sociedades española y estadounidense. Con esta exposición, que ahora aterriza en Gijón, en estas entrañables tierras asturianas, seguiremos dando a conocer un legado familiar e histórico que ha sido invisible hasta hace muy poco”, afirma Manuel Mª Lejarreta, secretario general de la Fundación Consejo España-EE UU, que desde 1997 trabaja por el fortalecimiento de los vínculos entre ambos países.

“Desde un principio, concebimos la exposición para que fuera itinerante, primero por España y, después, por Estados Unidos. Asturias es, por muchos motivos, una pieza clave, de gran calado emocional. Por eso recibimos con mucha satisfacción que el Ayuntamiento de Gijón mostrara tanto interés en compartir esta gran epopeya colectiva que nos une a todos”, explica María Luque, responsable de Asuntos Culturales de la Fundación y directora del proyecto.

 

De los prados de Asturias a las fábricas de tabaco en Tampa

Entre las decenas de miles de españoles que cruzaron el Atlántico con el sueño de mejorar sus condiciones de vida, miles de asturianos se asentaron en las décadas finales del siglo XIX y primeras del XX alrededor de las fábricas de tabaco de Tampa, Florida, o en las fundiciones de Virginia Occidental. Asturias es también el lugar de origen de los comisarios de ‘Emigrantes invisibles’, quienes llevan más de una década documentando esta poco conocida etapa de la emigración española.

Según Luis Argeo, natural de Piedras Blancas, la muestra retrata una realidad que no dista mucho de la actual: “Hoy, igual que hace un siglo, muchas personas siguen emigrando por necesidad más que por capricho aventurero. Deseo que esta exposición sirva de espejo donde los visitantes puedan mirarse, reflexionar, conocerse y, sobre todo, reconocerse más allá de patrias y fronteras”.

El caso de James D. Fernández, nacido en el barrio de Brooklyn, Nueva York, es el de tantas familias estadounidenses de origen asturiano cuyos antepasados emigraron a principios del siglo XX. “Mis abuelos emigraron hace cien años –como hacen hoy en día tantos otros de muchos países– en busca de la supervivencia, la dignidad, la decencia. ‘Emigrantes invisibles’ documenta la historia particular de esta diáspora concreta, a la vez que busca generar empatía hacia todos los que, debido a la distribución desigual de oportunidades, emprenden el mismo camino”, añade Fernández, compartiendo con Argeo el anhelo por despertar la empatía del visitante.

 

Una ‘Xuntanza trasatlántica’ rescata y celebra la memoria de los asturianos en EE UU

La exposición ‘Emigrantes invisibles’ demuestra que las historias escondidas en los álbumes y latas de galletas atesoran un enorme valor histórico y emocional que corre el riesgo de desaparecer y merecen ser preservadas. Este será el eje central del llamamiento internacional promovido por la Fundación Consejo España-EE UU y el Muséu del Pueblu d’Asturies, dirigido a todas aquellas personas que conserven en sus archivos familiares vestigios de la diáspora española en Estados Unidos. La convocatoria, abierta ya en la página web de la exposición (www.emigrantesinvisibles.com), culminará el 25 de septiembre con la celebración de la ‘Xuntanza trasatlántica’.

“El Muséu del Pueblu d'Asturies lleva casi tres décadas buscando, conservando y difundiendo testimonios muy diversos de los emigrantes asturianos en América, especialmente cartas y fotografías; la Asturias contemporánea no se explica sin conocer a estos emigrantes que influyeron considerablemente en su historia, y por ello para este museo es una satisfacción ser el lugar de encuentro, de xuntanza, de los descendientes de aquellos emigrantes a Estados Unidos, tanto de los que viven allí como de los que están aquí, para conmemorar y reivindicar su memoria”, asegura Juaco López Álvarez, director del Muséu.

Esta jornada de recuperación de la memoria compartida emulará los maratones de escaneado que Argeo y Fernández organizaron en Estados Unidos para compilar muchas de las imágenes que forman parte de la exposición. El evento, de carácter archivístico pero también festivo, se celebrará en las instalaciones del Muséu en Gijón y tendrá su réplica al otro lado del Atlántico, con la participación simultánea de varios centros de españoles en Estados Unidos.

 

 

Archivos de los programas de picnics organizados en EE UU por los emigrantes españoles en 1936, 1941 y 1946

“La convocatoria ha sido acogida con gran entusiasmo también allí, y nos consta que se están incluso organizando viajes para visitar la exposición en Gijón”, afirma Fernández. Los directores de asociaciones como el Centro Español y el Centro Asturiano de Tampa (Florida), La Nacional de Nueva York y la Sociedad Española de San Luis (Missouri), expresan de esta forma su satisfacción al conocer la continuidad del proyecto expositivo en Asturias: “Las organizaciones de emigrantes españoles establecidas hace cien años en Estados Unidos nos sumaremos a la celebración del 25 de septiembre y también organizaremos un ‘piquiniqui’ como hacían nuestros abuelos, para coincidir con el que se va a realizar en el Muséu del Pueblu d’Asturies el mismo día”.

Estas reuniones, que estarán conectadas con Gijón mediante videoconferencia, rememorarán las que organizaban sus antepasados con el fin de conservar sus raíces a través de la gastronomía, la música popular o los bailes; unas raíces que, con el paso del tiempo y la asimilación en la cultura estadounidense, se fueron debilitando en las siguientes generaciones y recobran ahora un nuevo aliento.

Por su parte, los asistentes a la xuntanza en el Muséu podrán digitalizar junto a los comisarios de la exposición sus fotografías antiguas, documentar en vídeo o mediante entrevistas sus recuerdos familiares, o simplemente compartir con otras familias sus memorias mientras disfrutan del ‘piquiniqui’ –término que utilizaba la comunidad española en Estados Unidos para referirse a los picnics–. La jornada se completará con un programa de charlas y encuentros con personas y asociaciones vinculadas a esta materia, como Alfonso García, responsable del archivo histórico de la compañía Asturiana de Zinc en Arnao; la historiadora Tatús Gil, de la Asociación Navegantes, en Colombres; la investigadora Yolanda Cerra Bada, quien compartirá su experiencia en la preservación de un legado familiar; la Asociación Cultural Fumañeda Santolaya, de Gozón; y Sonia Gayo, responsable del archivo del Muséu del Pueblu d’Asturies, entre otras.

Todas las imágenes e historias que se recopilen a través de la página web de la exposición, así como las aportadas durante la ‘Xuntanza trasatlántica’, pasarán a formar parte del archivo digital de los comisarios y, por ende, a la gran epopeya colectiva que retrata ‘Emigrantes invisibles’. Además, una selección de los materiales recibidos tendrá su espacio durante el tiempo en el permanezca abierta la exposición en Gijón.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca