RECORDÓ LAS TRAYECTORIAS DE LOS EMIGRANTES JUAN CUETO Y JOSÉ ANTONIO NESPRAL

Cascos destaca la esencia de superación y el trabajo de los galardonados con las medallas de Asturias

El presidente del Principado de Asturias, Francisco Álvarez-Cascos, presidió este miércoles el acto de entrega de las Medallas de Asturias concedidas con motivo de la celebración del Día de Asturias, en cuyo acto se nombraron ‘Hijos Predilectos de Asturias’ a los emigrantes asturianos Juan Cueto Sierra y José Antonio Nespral Tirador. Cascos ha asegurado que los galardonados representan "la mejor Asturias".
Cascos destaca la esencia de superación y el trabajo de los galardonados con las medallas de Asturias
Cascos entregó la distinción a título póstumo a Rafael Fernández, primer presidente del Principado.
Cascos entregó la distinción a título póstumo a Rafael Fernández, primer presidente del Principado.
El presidente del Principado de Asturias, Francisco Álvarez-Cascos, presidió este miércoles el acto de entrega de las Medallas de Asturias concedidas con motivo de la celebración del Día de Asturias, en cuyo acto se nombraron ‘Hijos Predilectos de Asturias’ a los emigrantes asturianos Juan Cueto Sierra y José Antonio Nespral Tirador. Cascos ha asegurado que los galardonados representan "la mejor Asturias". "Tenemos aquí una representación etimológicamente "egregia", puesto que su esfuerzo o su singularidad, sin renunciar a mantener los pies en la tierra, los ha extraído, sin darle la espalda, de la esencia de la superación y del trabajo", ha dicho.
Para Álvarez-Cascos se trata de "personas ejemplares al llevar a la escena, con sus biografías, la generosidad y el bien, que son tendencias sagradas del espíritu de Asturias".
Durante su intervención, el jefe del Ejecutivo asturiano se ha referido a todos los galardonados para los que ha tenido palabras de elogio y agradecimiento. Así, del galardonado con la medalla de oro, Alberto Aza ha dicho que se trata de "un buen ejemplo de asturiano universal, nacido como tantos otros circunstancialmente fuera de su tierrina, diplomático cosmopolita, leal servidor del Gobierno de España".
Sobre el primer presidente del Principado, Rafael Fernández, galardonado también con la medalla de oro a título póstumo, Cascos ha dicho que considera tal distinción como un acto de justicia histórica que hace que el galardón tenga aún más valor a partir de hoy mismo.
Las Medallas de Plata han sido entregadas a Blanca Álvarez Pinedo, Emilio García-Pumarino Ramos, Gerardo Iglesias Argüelles, Jesús Sanjurjo González y Juan Luis de la Vallina Velarde (a título póstumo).
Por último, en el acto se nombraron Hijos Predilectos de Asturias a Ramón Álvarez Rendueles, Juan Cueto Sierra y José Antonio Nespral Tirador.
En el discurso de entrega de las medallas, Cascos recordó que “Juan Cueto Sierra es un asturiano trasterrado a Chile en su infancia, y que aprendió del magnífico esqueleto de los Andes, allá donde anidan los cóndores, que siempre es posible volar más alto, y así ha llegado al liderazgo de LAN Chile, una de las compañías aéreas de más prestigio del mundo. Salió Juan Cueto de la España en guerra y llegó a un Chile en que también se producirían graves convulsiones sociales. Hoy celebramos su lealtad al valor del trabajo y de la imaginación, algo que también le reconocen sus otros paisanos de Ultramar, los que tuvieron la suerte de sentir el impulso y la fuerza de este emprendedor. Pero también rendimos homenaje al amor a su tierra, a su fidelidad a Colunga, porque nunca se sintió desvinculado de la tierra que le vio nacer, y en la que sigue disfrutando de largas temporadas repartiendo generosamente su amistad entre sus paisanos, y ofreciendo permanentemente una gran lección acerca del mejor modo de inculcar el cariño y el sentimiento de asturianía a sus hijos y nietos”.
El presidente asturiano continuó diciendo que “en fin, cuantos en algún viaje al extranjero acudimos al calor de un Centro Asturiano, sabemos lo que es el infatigable esfuerzo y la intuición de sus directivos para el milagro, en muchas ocasiones, de que esos centros mantengan sus puertas abiertas en los tiempos más ásperos y duros, tal como ocurrió en Argentina hace muy poco... Como símbolo de todos ellos, como figura apasionante y apasionada, ahí está, en Buenos Aires, el piloñés José Antonio Nespral quien, si no existiese Asturias, la hubiese inventado para amarla, para sentirla, para difundirla. La emigración, como la vida, no es un hecho aislado, encadena venturas y desventuras, implica compartir la carga y la ilusión…, y todo eso figura en las claves del tenaz compromiso con Asturias que se encarna en José Antonio Nespral Tirador, a quien entregaré personalmente la distinción el próximo domingo en Argentina, con motivo de la Fiesta de Covadonga que celebran nuestros paisanos en Buenos Aires”.

Cascos destaca la esencia de superación y el trabajo de los galardonados con las medallas de Asturias