Las distinciones se entregarán el 24 de julio, un año después del accidente ferroviario

La Xunta homenajea a las víctimas de Angrois y a la “Galicia solidaria” con la Medalla de Oro de Galicia

El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, destacó este jueves la decisión del Consello de la Xunta de que las Medallas de Oro de Galicia sean este año un homenaje a las víctimas del accidente ferroviario de Angrois y un reconocimiento a la labor de la “Galicia solidaria” que “asombró al mundo” tras el siniestro.

La Xunta homenajea a las víctimas de Angrois y a la “Galicia solidaria” con la Medalla de Oro de Galicia
Alberto Núñez Feijóo comparecerá en rolda de prensa para dar conta dos asuntos tratados na reunión do Consello. Na sala de prensa de Consello.
foto xoán crespo
10/07/14
Alberto Núñez Feijóo, en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta.

El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, destacó este jueves la decisión del Consello de la Xunta de que las Medallas de Oro de Galicia sean este año un homenaje a las víctimas del accidente ferroviario de Angrois y un reconocimiento a la labor de la “Galicia solidaria” que “asombró al mundo” tras el siniestro. Apuntó que, un año después, la Comunidad “no olvida ni una cosa ni la otra”, por lo que el Gobierno autonómico decidió que sus máximas distinciones sean “un homenaje de toda Galicia a las víctimas” y, también, un recuerdo de toda Galicia “para todas las mujeres y todos los hombres que respondieron con un comportamiento ejemplar a lo que Galicia requería”.

En su comparecencia ante los medios, avanzó que el Consello acordó entregar las Medallas de Oro de Galicia el próximo 24 de julio, es decir, justamente un año después del descarrilamiento del tren en Santiago, y de hacerlo como homenaje al sufrimiento de los que vivieron en primera persona esta tragedia, como reconocimiento permanente a los que ya no están y como recuerdo a la implicación y a la humanidad de muchísimos colectivos que trabajaron esa noche”.

Feijóo subrayó la motivación “excepcional” de la que nacen las distinciones de 2014 y aseguró que esta distinción es la que el Gobierno gallego no querría dar nunca, porque “a todos nos sigue doliendo lo que pasó y, desde luego, desearíamos que nunca hubiera ocurrido”.

“El accidente de Angrois es, lo será siempre, una de las mayores tragedias de nuestra historia, pero la forma en que decidimos afrontarlo permanecerá también como un reconstituyente ejemplo de lo que somos: también desde la peor situación imaginable se puede hacer la mejor Galicia”, aseguró el presidente de la Xunta.

El titular del Ejecutivo autonómico señaló que la inmensa mayoría de los ciudadanos siguen solidarizándose con lo que aconteció y coinciden en que la respuesta fue extraordinaria, por lo que el Gobierno gallego decidió conceder las Medallas de Oro de Galicia a las víctimas y a los que trabajaron en el accidente. Lo hizo, añadió, sabiendo que ni “el mayor reconocimiento que se puede dar en Galicia está a la altura del sufrimiento de las víctimas ni de la actitud ejemplar que tuvieron miles de personas en aquellos días”, pero queriendo que este homenaje sirva “como testimonio del eterno agradecimiento que tenemos por todas ellas”.

En ese sentido, comunicó que se concede la Medalla de Oro de Galicia a las personas que sufrieron directamente la catástrofe, es decir las 79 personas que perdieron la vida en el tren y a sus familias, así como a los cientos de heridos que en muchos casos aún luchan por recuperar completamente la salud. Feijóo indicó que las consecuencias de lo ocurrido son irreparables para todos ellos”, pero manifestó su deseo de que este reconocimiento sirva “para que sientan que un año después Galicia sigue con ellos, a un lado de su sufrimiento y de la gran dignidad con la que afrontaron esta tragedia”.

En segundo lugar, el mandatario autonómico destacó la voluntad de dejar constancia con la concesión de la Medalla de Galicia, del reconocimiento de la sociedad a los vecinos de Angrois que, sin dudarlo, se lanzaron a las vías en los primeros momentos, “sin más pensamiento que socorrer a los heridos”.

Admiración

Junto con esto, Feijóo destacó que Galicia siente “admiración por todas las personas que, en los distintos frentes necesarios para que funcionara el dispositivo, se entregaron con toda su profesionalidad y con toda su humanidad”. Así, se refirió a la concesión, en tercer lugar, de la Medalla de Oro de Galicia a los bomberos y voluntarios de Protección Civil que trabajaron en las vías para auxiliar a los heridos y rescatar a las víctimas mortales; al personal de Emergencias del 061 que coordinó el dispositivo con la máxima agilidad posible; a los profesionales del Colegio de Psicólogos de Galicia y de la Cruz Roja que trabajaron por aliviar dentro de lo posible el dolor de las familias de las víctimas y de los heridos; y a los miembros de los cuerpos que velaron por la seguridad, es decir, de la Policía Local, de la Policía Autonómica, de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, así como al Instituto de Medicina Legal de Galicia por su labor de identificación de víctimas.

Y, en cuarto lugar, subrayó que las Medallas de Galicia reconocen la labor realizada por los profesionales de la sanidad, es decir, del personal sanitario del área de Compostela que atendió a las víctimas, así como el papel fundamental de los trabajadores del Centro de Transfusión de Galicia y de la Federación de Donantes.

La Xunta homenajea a las víctimas de Angrois y a la “Galicia solidaria” con la Medalla de Oro de Galicia