Reafirma su voluntad por colaborar con el futuro del Hogar Español y el patrimonio de la Casa de Galicia

Rueda traslada al presidente Lacalle la colaboración de Galicia para potenciar las relaciones comerciales

El titular del Gobierno gallego, Alfonso Rueda, y el mandatario uruguayo, Alberto Lacalle Pou, mantuvieron un encuentro en el que abordaron diferentes cuestiones de intereses para ambos pueblos, unidos por una historia común y por los lazos de sangre a los que dio lugar la emigración.

 

Rueda traslada al presidente Lacalle la colaboración de Galicia para potenciar las relaciones comerciales
Rueda Presidente de Uruguay 2
Un momento del encuentro entre los presidentes Lacalle y Rueda.

Entre otras cuestiones, concordaron en la conveniencia de ahondar en las relaciones comerciales en sectores de interés mutuo, como la agricultura, la industria forestal, el farmacéutico, el sector naval o las grandes infraestructuras, que ya dieron lugar en lo últimos años a fructíferas transacciones. Rueda, que estuvo acompañado por el secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, y el embajador de España en Uruguay, Javier Gómez Llera, mostró también la predisposición de Galicia a colaborar con Uruguay en el desarrollo del sector pesquero aportando su experiencia y conocimiento en la materia.

Lazos culturales y afectivos

Además de las relaciones comerciales, en el encuentro se abordaron, como no podía ser de otra manera, las relaciones históricas y los lazos que unen al pueblo gallego y al uruguayo y las colaboraciones mutuas a las que dieron lugar. En ese sentido, Alfonso Rueda se interesó por la situación de la colectividad gallega en el país –hay más de 40.000 gallegos residentes en Uruguay– y subrayó la voluntad de reforzar la colaboración con el Hogar Español de Montevideo y el futuro del patrimonio de la Casa de Galicia para que sea conservado y toda la sociedad uruguaya pueda disfrutar de él.

Ambos mandatarios concordaron también en la necesidad de poner en marcha iniciativas de movilidad extracomunitaria en el campo universitario, ante la posibilidad de recuperar este curso los intercambios interrumpidos por causa de la pandemia, así como de las becas BEME para que los hijos y nietos de quienes un día emigraron puedan estudiar un máster en Galicia con el apoyo de la Xunta. Rueda, además, invitó a todos los gallegos en Uruguay que quieran regresar a la tierra de sus orígenes a echar mano de las ayudas del Gobierno gallego para facilitar ese retorno.

El presidente del Gobierno gallego aprovechó el encuentro para invitar al presidente uruguayo a visitar Galicia de la mano de un Xacobeo muy especial que no solo está batiendo récords de afluencia, sino que está potenciando los lazos afectivos y culturales entre Galicia y América del Sur.   

Con la reunión con Lacalle, el presidente de la Xunta de Galicia cerró cinco días de un viaje que calificó como “muy satisfactorio” por las oportunidades que ofreció para ampliar las relaciones entre los gallegos y sus hermanos al otro lado del Atlántico. A su entender, permitió “constatar la fortaleza de la comunidad en estos momentos complicados”, e incidió en la necesidad de retomar con asiduidad estos contactos interrumpidos por la pandemia porque los colectivos de gallegos en el exterior “lo agradecen y lo reclaman”.

Al finalizar la reunión y para las fotos, el presidente Lacalle tuvo una deferencia con la delegada de la Xunta en Uruguay, Elvira Domínguez, a la que saludó afectuosamente e invitó a posar con ellos.

Rueda traslada al presidente Lacalle la colaboración de Galicia para potenciar las relaciones comerciales