El presidente de la Xunta se reunió en Ribadeo con su homólogo asturiano

Rueda pone como ejemplo la Estratexia Retorna y las becas de estudios BEME para luchar contra el reto demográfico

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, remarcó los intereses comunes de Galicia y Asturias por una financiación autonómica que atienda a la dispersión poblacional y cubra realmente los costes que esto les supone a las comunidades.

Rueda pone como ejemplo la Estratexia Retorna y las becas de estudios BEME para luchar contra el reto demográfico
O presidente da Xunta, Alfonso Rueda, mantén un diálogo co presidente do Principado de Asturias, Adrián Barbón na IV Edición de Encontro no EO en Ribadeo, Lugo.  Auditorio Hernán Naval (Ribadeo), 28/11/22.
Alfonso Rueda y Adrián Barbón participaron en la IV Edición de Encuentros en el EO.

“Asturias y Galicia tenemos necesidades diferentes de otros lugares y eso tiene que estar muy por encima de las diferencias políticas”, defendió Rueda en su participación, junto con el presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, en el foro Encuentros en el EO, organizado por la Corporación Voz de Galicia.

Ambos presidentes autonómicos se refirieron a uno de los principales retos comunes, el demográfico. Así, y después de que el presidente del Principado de Asturias reconociera que Galicia va por delante en este ámbito al contar con una propia ley, Alfonso Rueda subrayó que Galicia está tomando pequeñas medidas que, sumadas, se convierten en decisiones de mucho efecto.

En este sentido, puso como ejemplo la Estratexia Retorna de la Xunta o las becas de estudios BEME (Bolsas Excelencia Mocidade Exterior), con las que la Comunidad está consiguiendo que miles de gallegos vuelvan a vivir a Galicia. Además, sobre este asunto, Rueda y Barbón acordaron celebrar una reunión bilateral entre Galicia y Asturias para abordar el reto demográfico.

En su intervención, Rueda recordó la posición conocida de las comunidades del Noroeste, plasmada en la Declaración de Santiago, en la necesidad de una financiación autonómica basada en una “justicia distributiva” que tenga en cuenta el envejecimiento y la dispersión demográfica, de la que advirtió que este hecho provoca que en Galicia se concentre 1 de cada 5 euros del gasto en transporte escolar y resulta ser la comunidad que concentra el 14% de los centros de salud de España con menos del 6% de la población.

Precisamente, alertó que los cálculos del Gobierno gallego sitúan “en 500 millones de euros” la factura que le supone a las arcas autonómicas está dispersión. Ante esta situación, el presidente de la Xunta volvió a demandar una reforma del modelo de financiación autonómica que aporte recursos suficientes, con un reparto en base al coste de servicios y que garantice la financiación igual de las comunidades en base a estos servicios. “Hay que hacerla lo antes posible”, exigió Rueda, quien recriminó que esta reforma “no se puede seguir retrasando” y advirtió que sería un “error abordarla de manera bilateral” y eso pondría en pie “de guerra” a las comunidades que quedan fuera de esa negociación a dos bandos.

Senda propia de modelo de financiación

El presidente de la Xunta también puso en valor el modelo de financiación de Galicia en el que dijo que, a través de una gestión eficaz, se “controla la deuda, se bajan los impuestos y se garantiza la mejora de los servicios públicos”. “Todo esto es posible”, aseveró al tiempo que destacó que esta senda fiscal propia les propició a los gallegos y gallegas que hayan ahorrado 1.200 millones de euros desde 2009, que serán 128 millones el año que viene, a través de rebajas en el IRPF; ser la primera comunidad en considerar las familias con dos hijos como numerosas a efectos fiscales o duplicar la deducción para quienes tienen tres hijos, que recibirán 250 euros adicionales por hijo.

Rueda también se refirió en este aspecto a la baja del impuesto de patrimonio, que consideró “coherente con el nivel de ingresos y gastos previstos” y que defendió para que empresas que tienen su actividad en Galicia “no se vayan a otras comunidades donde no tendrían que pagar nada”. Por este motivo, avanzó como “más probable” que el Gobierno autonómico recurra a la llamada tasa de solidaridad del Gobierno central que lo dejaría sin efecto por considerar que es una “intromisión” a la capacidad de actuación fiscal de las comunidades.

Presupuestos que priman el gasto social y la sanidad

En su intervención, el titular del Ejecutivo autonómico también abordó los Presupuesto de la Xunta de Galicia para 2023, de los que ensalzó que son “los más altos de la historia de la Comunidad” y destacó la apuesta en gasto social, ya que advirtió que “el primer semestre del próximo año va a ser duro”, y se refirió en concreto al colectivo de personas vulnerables y sobre todo a las pequeñas y medianas empresas.

Por eso, puso en valor que tres de cada cuatro euros de los 12.160 millones irán destinados la sanidad, educación, política social y empleo. Rueda hizo especial mención a la inversión en sanidad, a la que el Gobierno gallego destinará el “40 por ciento” de los Presupuestos de 2023.

“No es un problema de recursos, sino que hay que implicar al Gobierno central”, remarcó Rueda sobre la situación de la sanidad, con respecto a la falta de especialistas y la petición de Galicia, junto con otras comunidades autónomas de un aumento extraordinario de plazas MIR y que se cree la especialidad de Urgencias, ya que advirtió que un “40 por ciento de los facultativos formados para Atención Primaria se van finalmente a Urgencias”.

“Con estas dos medidas solucionaríamos una parte importante del problema”, aseveró el titular del Ejecutivo autonómico, quien advirtió que “cuanto antes se tomen estas decisiones menos tiempo estaremos pasándolo mal”.

Incertidumbre de financiación para proyectos tractores de los Next Generation

En el foro Encuentros en el EO, el mandatario gallego también abordó los retos comunes de Galicia y Asturias, entre los que el titular del Ejecutivo autonómico subrayó la enorme “oportunidad” para la competitividad de las empresas de las energías renovables, que supone el 75 por ciento de la energía que se produce en la actualidad en Galicia.

No obstante, también consideró importante para el sector industrial gallego que el Ejecutivo central active los PERTE, ya que advirtió que esta demora está generando “incertidumbre” de financiación para los proyectos tractores que Galicia presentó a los Fondos europeos. “Si esto se reconduce será posible aprovechar esta oportunidad”, aseveró Rueda, quien insistió en que por parte del Gobierno gallego se hizo “todo lo que se les pidió” desde lo Gobierno de España con respecto a las candidaturas a los Next Generation. Ante esta situación, el mandatario gallego volvió a insistir en reivindicar para las comunidades la gestión de estos fondos por tener “más capacidad, experiencia y agilidad”.

Rueda también se mostró crítico con la transición energética del Gobierno de la que consideró que se podría haber hecho “de otro modo” y más “ordenada”, ya que advirtió que puede causar “perjuicios evidentes” y puso como ejemplo el cierre y reactivación parcial de la planta de Endesa en As Pontes.

En cuanto al plazo máximo marcado por el Gobierno central del 24 de enero para tener todos los informes de impacto ambiental de proyectos de parques eólicos en Galicia, el presidente gallego garantizó que la Xunta hará “todo lo imposible y posible” para cumplir con el plazo y pidió el mismo compromiso para los de más de 50 megavatios que dependen del Gobierno central.

Corredor Atlántico

Durante el foro, el presidente de la Xunta y el del Principado de Asturias coincidieron en reivindicar el Corredor Altántico de mercancías por ferrocarril. Rueda consideró esta demanda una cuestión de coherencia “y de cohesión territorial”, al tiempo que alertó que a España “le faltaría uno de sus brazos” si no se ponen en marcha.

Al respecto, pidió por parte del Gobierno central que dé “pasos importantes” y más “prisa” para contar con un Plan director y un Comisionado. En la consecución de esta demanda consideró necesario la unión no solo de los representantes políticos de las comunidades implicadas, sino también del mundo empresarial y de los medios de comunicación.

Rueda pone como ejemplo la Estratexia Retorna y las becas de estudios BEME para luchar contra el reto demográfico