EN SU INTERVENCIóN EN EL PLENO DEL CGCEE, TAMBIéN DEFENDIó UNA “RáPIDA Y DEFINITIVA” SOLUCIóN PARA EL VOTO EXTERIOR

Rodríguez Miranda reclamó un mayor conocimiento de la nueva emigración

En su intervención en el Pleno del CGCEE, el secretario xeral de Emigración de la Xunta, Antonio Rodríguez Miranda, explicó la reciente aprobación de la Lei da Galeguidade y las implicaciones que tiene. Además defendió la necesidad de dar una solución rápida y definitiva al tema del voto, así como de conocer la composición de la nueva emigración para poder ajustar las políticas que los atiende.

Rodríguez Miranda reclamó un mayor conocimiento de la nueva emigración
Rodríguez Miranda, en un momento de su intervención en el Pleno.

En su intervención en el Pleno del CGCEE, el secretario xeral de Emigración de la Xunta, Antonio Rodríguez Miranda, explicó la reciente aprobación de la Lei da Galeguidade y las implicaciones que tiene. Además defendió la necesidad de dar una solución rápida y definitiva al tema del voto, así como de conocer la composición de la nueva emigración para poder ajustar las políticas que los atiende.

Rodríguez Miranda defendió la intervención diferenciada de los representantes de las comunidades autónomas porque “creo que es una muy buena oportunidad para que el conjunto del Consejo tenga una visión concreta y también cercana de las políticas públicas a favor de la ciudadanía española en el exterior desde nuestro modelo de Estado constitucional y descentralizado en el que vivimos”.

Miranda aseguró que “no es posible entender la Galicia moderna sin la aportación de los gallegos que salieron de nuestras fronteras y que fueron esenciales en el desarrollo tanto económico, cultural como político de nuestra tierra”. “Desde esa premisa –destacó–, las políticas a favor de nuestros ciudadanos en el exterior y de las comunidades gallegas radicadas fuera de nuestra tierra son ejes estratégicos de actuación de los gobiernos de Galicia desde la aprobación del Estatuto de Autonomía e independientemente del color político del Gobierno de cada momento”.

Rodríguez Miranda habló sobre la reciente aprobación de la Lei da Galeguidade, “marco normativo referencial de reconocimiento del pueblo de Galicia hacia las comunidades gallegas en el exterior”. Esta nueva ley, que sustituye al texto de 1983, “actualiza la relación de la Galicia interior con la Galicia exterior, en la búsqueda de una galleguidad que se adapte a una nueva realidad mundial caracterizada por globalización económica, la inmediatez y la universalización de las comunicaciones, así como la necesidad de aprovechar todos los recursos disponibles en nuestras sociedades, tanto del exterior como del interior. Todo ello para configurar nuestra imagen y marca, tanto autonómica como para contribuir a la consolidación de lo que todos conocemos como Marca España”, explicó Rodríguez Miranda.

El secretario xeral aseguró que la nueva ley da respuesta a las “principales necesidades de atención pública que nos han señalado los consellos das comunidades galegas celebrados en los últimos años”.

Miranda dio cuenta de algunos de los puntos fundamentales de la nueva Lei da Galeguidade y destacó la unión de las sociedades gallegas como “una superación de nuestro fenómeno microsocietario que ha tenido que ver con la propia vertebración territorial, social y hasta diría yo psicológica de una Galicia asentada, hasta no hace tanto tiempo, en el minufundismo”.

Según explicó, la Ley también recoge la necesidad de promover el acceso de la juventud a la dirección de las entidades, las políticas de igualdad y la protección efectiva del “rico patrimonio cultural, histórico y documental” de la galleguidad. Además, explicó que una de las partes esenciales de esta ley era la “inclusión de los derechos económicos de las comunidades gallegas”. “No aprovechar –aseguró– el inmenso potencial que los ciudadanos y las entidades gallegas del exterior tienen para la proyección internacional de la economía de Galicia y para favorecer la internacionalización de nuestros bienes y servicios, sería un error histórico inasumible para Galicia pero también para España”.

Rodríguez Miranda también habló del Proyecto de Ley de Acción Exterior que, según dijo, debe determinar “la necesaria coordinación de acciones entre la acción exterior de las comunidades autónomas y la sociedad civil española en la política exterior del Gobierno de España”.

Asimismo, defendió la necesidad de coordinación entre las comunidades y el Estado para que las políticas de emigración estén dotadas de la mayor eficiencia en el uso de los recursos públicos de las diferentes administraciones.

En cuanto al voto en el exterior, Rodríguez Miranda aseguró que se debe dar una solución “rápida y definitiva” y recordó que en Galicia el poder legislativo y ejecutivo han expresado “públicamente la necesidad de que nuestro Estado garantice una participación electoral con los mismos derechos y garantías” de los ciudadanos de la Galicia territorial.

El último punto de la intervención de Miranda fue para la nueva emigración, “fundamentalmente jóvenes españoles”. El secretario xeral mostró su preocupación por esta nueva emigración, que no sé está dando de alta en los organismos consulares y que “está provocando informaciones que no están dimensionando bien este fenómeno, impidiendo que las administraciones podamos actuar de forma efectiva”. Para Miranda es muy importante conocer esta emigración, “cuántos, dónde y cómo están emigrando estos ciudadanos”. En este sentido, aseguró que Galicia quiere colaborar con el Gobierno central, con el resto de comunidades y con los países de acogida para tener un mayor conocimiento sobre la actual emigración y así poder “dimensionar” el fenómeno, “ver sus necesidades y diseñar políticas públicas que los atiendan”.

Rodríguez Miranda reclamó un mayor conocimiento de la nueva emigración