El PSdeG reivindica “garantizar la protección de nuestra emigración en aquel país”, donde viven 45.000 gallegos

El Pleno do Parlamento aprobó este miércoles una proposición no de Ley presentada por el PSdeG para garantizar el pago de las pensiones de los emigrantes gallegos retornados de Venezuela. El responsable de Política Institucional del Grupo Socialista, Juan Díaz Villoslada, reclamó una “solución urgente” para garantizar la protección de los gallegos residentes en aquel país.

El PSdeG reivindica “garantizar la protección de nuestra emigración en aquel país”, donde viven 45.000 gallegos

El Pleno do Parlamento aprobó este miércoles una proposición no de Ley presentada por el PSdeG para garantizar el pago de las pensiones de los emigrantes gallegos retornados de Venezuela. El responsable de Política Institucional del Grupo Socialista, Juan Díaz Villoslada, reclamó una “solución urgente” para garantizar la protección de los gallegos residentes en aquel país.

Díaz Villoslada presentó una propuesta para resolver la difícil situación de los 3.500 pensionistas gallegos retornados del país caribeño que tienen paralizadas sus pensiones en contra de los acuerdos bilaterales entre los dos estados. Además, explicó, al figurar como beneficiarios de estas ayudas, tampoco pueden aspirar a ningún tipo de renta social del Gobierno español y ven retirados los complementos de mínimos de la Seguridad Social.

El responsable socialista presentó esta iniciativa para reclamar además que el Gobierno central se implique en la búsqueda de una “solución urgente” para “garantizar la protección de nuestra emigración en aquel país”, donde residen actualmente 45.000 gallegos que asisten a la difícil situación institucional.

Presentó esta propuesta en la línea de las demandas de organismos como Amnistía Internacional, dirigida a garantizar las libertades democráticas en aquel país, apostando por la vía del diálogo para “garantizar las libertades democráticas venezolanas”. La propuesta socialista incluye además “la liberación de los presos políticos, asegurar los necesarios procesos electorales transparentes y exigir el máximo respeto a los Derechos Humanos”.

Díaz Villoslada criticó la posición de En Marea y del BNG, que votaron en contra de esta última propuesta, demostrando, dijo, que “faltan argumentos para justificar lo injustificable”. Les recomendó que “le digan esto a la cara a los emigrantes gallegos en Venezuela” y que “llamen a Amnistía Internacional” para oponerse a estas propuestas dirigidas a reparar la “ruptura del orden democrático” del país caribeño.

El PSdeG reivindica “garantizar la protección de nuestra emigración en aquel país”, donde viven 45.000 gallegos