EL CATEDRÁTICO CORUÑÉS OFRECIÓ UNA CONFERENCIA EN EL CENTRO GALICIA DE BUENOS AIRES

Ponte Far destacó en Argentina el aporte gallego de Valle Inclán, Torrente, Cela y Cunqueiro a la literatura española

| 1 de abril de 2015, 16:43
Conferencia Centro Galicia2
José Antonio Ponte Far –centro–, acompañado por el consejero de Educación de la Embajada de España y el presidente del Centro Galicia de Buenos Aires

José Antonio Ponte Far, catedrático coruñés doctor en Filología Hispánica, destacó el aporte que cuatro reconocidos escritores gallegos, Ramón Valle Inclán, Gonzalo Torrente Ballester, Camilo José Cela y Álvaro Cunqueiro, han realizado a la literatura española, en el marco de la disertación que ofreció en el Centro Galicia de Buenos Aires, el jueves pasado.

“Tengo la convicción de que el carácter de gallego de todos ellos ha condicionado su forma de escribir en castellano y su manera de buscar su sitio en la literatura española”, señaló en este encuentro que organizó la Consejería de Educación y Cultura de la Embajada de España en Argentina.

Porte Far opinó también que los cuatro escritores gallegos “han sido unos verdaderos renovadores de la literatura castellana, en particular de la novela contemporánea, gracias a su talento y a su condición de gallegos”.

En el Centro Galicia de Buenos Aires, el catedrático estuvo acompañado por el consejero de Educación, Francisco Moldes Fontán; el cónsul general de España en Buenos Aires, Rafael Tormo Pérez, y su esposa; directivos del Centro Galicia de Buenos Aires, encabezados por su presidente, Agustín Diz, y público en general.

Para él, “Galicia es, antes que nada, un pueblo mágico, que se ha nutrido mucho de la cultura celta” y consideró que hay una “condición de gallegos que nos hace ver la realidad de otro modo: la vemos mezclada con la fantasía”.

El catedrático remarcó que los cuatro son escritores gallegos que escriben en castellano “para recordar públicamente –dijo– que estos hombres son gallegos”. “No vaya a ser que algún iluminado entre nuestros propios paisanos, que los hay, propague por ahí con éxito la idea de que como no han escrito en gallego, hay que retirarles sus credenciales de gallegos”, apuntó, al tiempo que lamentó que en pleno siglo XXI “no estemos a salvo de los sarampiones de los nacionalismos radicalistas socio-políticos”.

Durante su estancia en el país, además, disertó en la Fundación Parque España, de la ciudad de Rosario (Provincia de Santa Fe) y en la Academia Argentina de Letras, donde se refirió a la obra de “Gonzalo Torrente Ballester en la línea de la tradición cervantina”.

En su primer viaje a la capital argentina, contó que pudo reconocer un paisaje que ya conocía bien, aún sin haber estado. “Yo, como gallego, también estoy viendo Buenos Aires con los ojos semi-fantásticos de mi infancia”, dijo y recordó que en su casa oyó primero hablar de Buenos Aires que de Madrid.

Es que aquí en Buenos Aires vivían dos hermanos de su abuela, Soledad y Secundino, que les escribían y les mandaban postales y fotos. “Yo conocí de pequeño (teatro) Colón por una postal y ese mundo que siendo niño imaginé tan grande hoy confirmo que era así como yo pensaba”, relató en diálogo con esta publicación.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca