Una placa para reconocer el “buen hacer” y la “implicación personal” del coordinador de actividades de la Casa

Una placa para reconocer el “buen hacer” y la “implicación personal” del coordinador de actividades de la Casa
Ramon Jimenez-Jesús Navazo
Jesús Navazo entrega la placa a Ramón Jiménez, el pasado 31 de enero.

Ramón Jiménez deja “una huella imborrable en la historia de la Casa de Galicia en Madrid” y de ello han querido dejar constancia sus compañeros que, el pasado 31 de enero, reconocieron con una placa el trabajo que este abulense, vinculado a Galicia, desarrolló durante sus más de 28 años ocupándose de la coordinación de las actividades de la delegación de la Xunta en la capital.

“Desde aquí, la que siempre será su Casa, queremos que quede constancia de nuestro mensaje de agradecimiento por su dedicación, su buen hacer profesional y por el buen ambiente que generó siempre entre sus compañeros”, recoge la nota de prensa en la que los trabajadores de la Casa informan del acto de homenaje a Jiménez.

Y añade: “El personal de la Casa de Galicia quiere reconocer en Ramón no sólo el buen hacer en su labor como coordinador, sino su implicación personal, consiguiendo que cada acto realizado fuera único y especial”. 

Concluyen la misma deseando “que su compromiso con la cultura, que tan provechoso fue durante tantos años para esta institución, y por tanto, para la proyección de Galicia en Madrid, continúe nutriendo su nueva vida, a través de la literatura y el origami, sus dos grandes pasiones”.

Como muestra de agradecimiento a la dedicación profesional desplegada por Ramón Jiménez en la Casa a lo largo de todos estos años, se desplazó a Madrid el vicesecretario general de la Presidencia de la Xunta, Jesús Navazo, quien fue el encargado de hacer entrega del obsequio al homenajeado.

Una placa para reconocer el “buen hacer” y la “implicación personal” del coordinador de actividades de la Casa