SANTIAGO CAMBA ASISTIÓ AL ACTO DE CLAUSURA QUE TUVO LUGAR EN EL AUDITORIO PRÍNCIPE FELIPE DE OVIEDO

Mario Conde y Canteli reciben la insignia de oro por el ‘Día de Galicia en Asturias’

La entrega de las insignias de oro de la ‘Asociación Día de Galicia en Asturias’ al exbanquero Mario Conde y al presidente del Centro Asturiano de Oviedo, Alfredo Canteli, puso fin a la celebración de la XVI edición del Día de Galicia en el Principado.
Mario Conde y Canteli reciben la insignia de oro por el ‘Día de Galicia en Asturias’
 Galardonados y autoridades, durante el acto en el Auditorio Príncipe Felipe.
Galardonados y autoridades, durante el acto en el Auditorio Príncipe Felipe.

La entrega de las insignias de oro de la ‘Asociación Día de Galicia en Asturias’ al exbanquero Mario Conde y al presidente del Centro Asturiano de Oviedo, Alfredo Canteli, puso fin a la celebración de la XVI edición del Día de Galicia en el Principado. El acto, en el que no faltaron alusiones a los  emigrantes y a los retornados, tuvo lugar el domingo en la Sala de Cámara del Auditorio Príncipe Felipe de la capital ovetense, hasta donde se desplazaron, entre otros, el secretario xeral de Emigración de la Xunta, Santiago Camba, y el presidente de la Diputación de Ourense, José Luis Baltar.

 

Ourense, y más concretamente, el municipio de Nogueira de Ramuín, de donde es natural Manuel Fernández Quevedo –presidente de la ‘Asociación Día de Galicia en Asturias’–, estuvieron representados el pasado domingo en la clausura del evento que, desde hace 16 años, convoca a la colectividad gallega en el Principado para honrar a su tierra.
Hasta Oviedo, en representación de la provincia, se desplazó el pasado fin de semana el presidente de la Diputación, José Luis Baltar –igualmente natural de Nogueira de Ramuín–, así como la Real Banda de Gaitas de la Diputación de Ourense, que puso la nota musical en el acto de clausura del evento con la interpretación de los himnos de Galicia y Asturias. Así miso, hasta la capital ovetense se desplazaron dos autocares con habitantes del citado municipio ourensano, dispuestos a arropar a Fernández Quevedo en un día tan señalado para la asociación que dirige. La entrega de sendas insignas de oro al exbanquero Mario Conde y al presidente del Centro Asturiano de Oviedo, Alfredo Canteli, bien merecían un auditorio con público procedente de Galicia dispuesto a reconocer los méritos de ambos galardonados.
De Mario Conde, también natural de Galicia –nació en Tui (Pontevedra)– Fernández Quevedo destacó su “dignidad, solidaridad y falta de rencor”, lo que, a su entender, demuestra que ha sido capaz de sobreponserse a los duros años que paso en prisión con “dignidad”, que es “uno de los valores supremos del ser humano”, ya que, de la dignidad emana “la igualdad, la solidaridad, la libertad y la justicia social”, dijo Fernández Quevedo.
A Alfredo Canteli, lo definió como “un amante de Asturias y defensor de los valores asturianos” y le agradeció la ayuda que presta a la Asociación “para estrechar lazos de amistad entre dos tierras hermanas”, dijo, en alusión a Asturias y Galicia.
Por eso, “es un honor tener a ambos como socios de honor”, puntualizó el presidente.
Sus palabras fueron contestadas por ambos homenajeados. Mario Conde se destapó con un discurso emotivo, en el que hizo alusión a su etapa en prisión –“fue una etapa en la que me encontré conmigo mismo”, dijo–, y reconoció que le sirvió para pensar, también en los gallegos, y de un modo especial, en los gallegos emigrados. “Pensaba en los gallegos por todo el mundo que tienen que buscar en tierras ajenas el sustento”, dijo, por eso, ahora, “cuando veo a un gallego que vuelve feliz, me alegro”, añadió.
El que fuera uno de los banqueros con más éxito en España de las décadas de los 80 y 90, se dio cuenta, tras su experiencia en prisión y someterse a la Justicia, que “el ser humano es más que un trozo de carne” y que si se quiere vivir en paz hay que hacer un sitio en el corazón. “Hoy, esta medalla, me ha abierto un boquete”, concluyó.
Canteli, por su parte, dedicó palabras de elogio a Fernández Quevedo y aseguró que “los gallegos en el Principado están dignamente reprentados” por el presidente de la Asociación, que, junto con sus colaboradores, cogió “una institución en situación complicada” y hoy se ha convertido en una entidad fuerte y solvente.
Homenajeados y organizadores estuvieron también arropados por representantes del Principado y del Ayuntamiento de Oviedo, en las personas de José Manuel Rivero (consejero de Presidencia, Economía y Empleo) y Jorge Menéndez, concejal de Cultura y Deportes de Oviedo. En representación de Galicia, estuvo presente el secretario xeral de Emigración, Santiago Camba.
Una vez finalizado el acto, los asistentes participaron en una comidad oficial en la que Camba se dirigió a los presentes para recordar los múltiples lazos que unen Galicia y Asturias y que favorecen el vivo hermanamiento de estas dos comunidades autónomas.
Camba aludió al hecho de que “un gallego en Asturias, y un asturiano en Galicia, pueden sentirse como en casa” y afirmó que “el asturiano es uno de los pueblos más hospitalarios del mundo”.
El secretario xeral agradeció el apoyo y solidaridad mostrada históricamente por Asturias con los gallegos, y afirmó que “si vuelven a venir mal dadas, y todo parece indicar que será así, Galicia sabrá recompensaros”.
Camba asistió el sábado en Mondariz a un encuentro con los empresarios gallegos en Madrid –al que se sumó el presidente de los empresarios gallegos en Cataluña– durante la cual se analizaron las perspetivas de las empresas gallegas para abrir negocios en el ámbito internacional.
Respecto al viaje que el próximo día 21 realizará a Panamá y México, en compañía del presidente de la Xunta, Núñez Feijóo, Camba también destacó el carácter comercial de la misión y la importanica de que, coincidiendo con la estancia en México, Feijóo pueda estar presente en los actos del centenario del Centro Gallego, lo que le dará la oportunidad de “mostrarles su apoyo”.

Mario Conde y Canteli reciben la insignia de oro por el ‘Día de Galicia en Asturias’