Todos son profesores de canto, percusión y baile con una gran trayectoria individual

El grupo folclórico ‘Os da Porfía’, el valor del legado tradicional en Fráncfort

El grupo folclórico ‘Os da Porfía’ se fundó en el año 2016 por siete hombres amantes de la música tradicional. Todos ellos formaron parte de diferentes agrupaciones folclóricas y grupos musicales y durante un encuentro entre músicos y bailaores, celebrado en Santiago de Compostela, gestaron este enérgico proyecto unidos por la pasión por el rico folclore gallego y sus danzas.
El grupo folclórico ‘Os da Porfía’, el valor del legado tradicional en Fráncfort
Os da Porfia 55
El grupo, durante una actuación.

Su afán por las múltiples expresiones como las muiñeiras, las jotas y los maneos los llevaron a mezclar los ritmos más tradicionales con influencias actuales sin desvincularse de la esencia del folclore tradicional.

Marina Vidal, Manuel Pardo, Miguel Dopazo, Marcos Botana, Mario Sousa, José Codesido, Fernando Saavedra, Fabián Galván, Manuel Pereira y Alberto Santos son un grupo de jóvenes con ganas de hacer disfrutar al público con músicas adaptadas con toques modernos que han ido recogiendo de los mayores. Todos ellos son profesores de canto, percusión y baile con una gran trayectoria individual con agrupaciones folclóricas como ‘Brincadeira’ o ‘Cantigas e Agarimos’, representando a Galicia por el mundo. Tanto insistir o porfiar para gestar este proyecto bautizó al grupo como ‘Os da Porfía’. 

“Nos empezamos a juntar y a desarrollar esta iniciativa, pero sin imaginarse nunca que empezaría a crecer más y más. La formación se basa en el trabajo de campo. Música tradicional pura y dura. El modo de cantar y de tocar tradicional lo mantenemos siempre como las señoras de las recogidas. A lo que sí nos atrevemos más tarde es a probar a qué nos sabe cada canción para que los músicos aporten sus arreglos como mejor les preste. Podemos alterar los toques y los cortes de la pandereta”.

Lo más importante para estos apasionados y motivadores artistas es juntarse y disfrutar de algo que les apasiona. Esa energía positiva que les caracteriza se transmite en cada una de sus actuaciones y el público se contagia y se entrega. Son expertos conductores de un legado tradicional muy importante al cual le dan una gran visibilidad a todas esas mujeres y hombres que no han recibido el reconocimiento correspondiente por toda esa labor que han realizado para que nuestra tradición exista.

“No somos un grupo de pandereta tradicional, puesto que, incorporamos elementos como el acordeón, el saxo, el violín o el clarinete, por lo que se pierde esa autenticidad, pero sí mantenemos la raíz de todas las recogidas que hemos realizado”.

La pandemia no fue fácil para muchos artistas que, durante dos largos años, se vieron sin conciertos ni actuaciones. Momentos difíciles para muchos, pero muy bien aprovechados por otros. ‘Os da Porfía’ han actualizado un repertorio con el que llevaban cuatro y han grabado un disco. 

“Lo del disco fue, una vez más, algo que hemos decidido crear sin otro propósito que recoger un proyecto que habíamos creado con tanta ilusión un grupo de amigos con una pasión común. Es un disco hecho por nosotros mismos, entre amigos y compañeros. En este nuevo trabajo hemos incorporado dos piezas que no son de la tradición gallega sino de la asturiana y de la leonesa. Son dos melodías maravillosas”.

Con este trabajo esperan contribuir a reconocer la cultura gallega. Para ellos, gracias a la memoria y al legado de toda esa gente que no tenía discotecas ni tocadiscos que encontró la forma de pasarlo bien a través del baile y el canto, se puede viajar en el tiempo. ‘Os da Porfía’ es un grupo peculiar que aterrizó en Fráncfort para experimentar una vivencia increíble gracias a la música tradicional. Su particular atuendo, cubierto de flores, se ha convertido en el sello de identidad del grupo. Eduardo Rial se ha encargado de diseñar la nueva vestimenta de los integrantes, manteniendo las flores, pero adaptándolas a cada uno de sus componentes. Así, estas nuevas chaquetas customizadas recorren el mundo a lo largo y a lo ancho sin perder sus raíces. 

En la pequeña Manhattan germana dejaron una impronta cargada de energía positiva, motivación, improvisación, raíz, cultura, tradición y humanidad. Un reflejo, sin duda, de la pasión y el respeto por el trabajo de tantos protagonistas silenciosos. 

“Estar en Fráncfort ha sido toda una aventura. Convivir, aprender y compartir escenario con grupos de diferentes regiones y estilos musicales en este maravilloso enclave en la ribera del río Meno, ha sido impresionante. La otra parte fabulosa que es ese espacio detrás del telón donde descubres a las personas que están detrás de los nombres artísticos, a todas esas personas anónimas que hacen posible que todo funcione, equipos de producción, técnicos de sonido, luces, camareros… que siempre están pendientes de ti y hacen que uno se sienta en casa. Representar a Galicia siempre es, por una parte, un orgullo por ir siempre de la mano de nuestra cultura tradicional y ver cómo la gente la valora y la disfruta. Por otro lado, es respeto por hacer una labor digna y que nuestras maestras, muchas de ellas ya en nuestras memorias, se sientan orgullosas. Fue un auténtico placer pasar por el Museumsuferfest. Gracias por confiar en nosotros para representar a Galicia una vez más y muchísimas gracias por el trato recibido. Volveremos”.

El grupo folclórico ‘Os da Porfía’, el valor del legado tradicional en Fráncfort