Previamente, hubo un encuentro con personas refugiadas o exiliadas en Galicia

La Filharmonía de Galicia llena el Gaiás con la música de los países en los que estuvo exiliado Castelao

La Cidade da Cultura de Galicia se llenó este jueves con la música de los países en el exilio y en la diáspora que marcaron a Castelao, gracias al concierto ofrecido por la Real Filharmonía de Galicia (RFG), dentro de las actividades alrededor de la exposición ‘Castelao maxistral’, que exhibe por vez primera en Galicia ‘A derradeira leición do mestre’, emblemático cuadro del artista de Rianxo y que ya ha sido visto en el Museo Centro Gaiás por más de 25.000 personas.

La Filharmonía de Galicia llena el Gaiás con la música de los países en los que estuvo exiliado Castelao
Concierto Castelao en Gaias1
Un momento del encuentro previo con personas refugiadas o exiliadas en Galicia.

La Cidade da Cultura de Galicia se llenó este jueves con la música de los países en el exilio y en la diáspora que marcaron a Castelao, gracias al concierto ofrecido por la Real Filharmonía de Galicia (RFG), dentro de las actividades alrededor de la exposición ‘Castelao maxistral’, que exhibe por vez primera en Galicia ‘A derradeira leición do mestre’, emblemático cuadro del artista de Rianxo y que ya ha sido visto en el Museo Centro Gaiás por más de 25.000 personas.

El concierto ‘Os camiños de Castelao’ estuvo precedido por un encuentro con personas que en la actualidad, en condición de refugiadas o exiliadas, están pasando una situación similar a la que vivió Castelao y muchos de sus coetáneos con la explosión de la Guerra Civil.

Tanto la actuación como el encuentro, realizado en colaboración con Amnistía Internacional, están insertados en un programa en el que se quería poner el foco en la condición de exiliado de Castelao. Ambas actividades despertaron un enorme interés, ya que las 300 entradas que se pusieron a la venta para la actuación de la RFG se agotaron en pocos días –lo que hizo a la Cidade da Cultura decidirse a ampliarlas a cerca de un centenar más– al igual que el foro con las personas refugiadas y exiliadas, que cubrió todas las plazas en la misma semana que se abrió la inscripción, gratuitamente, en la página web de la Cidade da Cultura.

El conselleiro de Cultura e Turismo, Román Rodríguez, asistió al concierto, cuyo repertorio se basó en una antología de temas representativos de los diferentes países que marcaron la vida de Castelao, realizada expresamente por el director titular y artístico de la formación, Paul Daniel. El recital también contó con la presencia del director xeral de Políticas Culturais, Anxo Lorenzo, y de la directora-gerente de la Cidade da Cultura de Galicia, Ana Isabel Vázquez Reboredo.

De este modo, a través de piezas de Y. W. Korngold, Stravinsky o Piazzolla, los asistentes hicieron en el Museo Gaiás un recorrido vital del periplo del artista gallego desde Rusia, Cuba, Estados Unidos y hasta el exilio definitivo en Buenos Aires.

Precisamente, poner el foco en el exilio tiene un vínculo especial con la muestra, ya que ‘A derradeira leición do mestre’ –homenaje del artista de Rianxo a su amigo e intelectual asesinado, Alexandre Bóveda– fue pintado en estas circunstancias en Buenos Aires en 1945. Castelao se asentó en la capital de Argentina, tras un periplo por diferentes países que son los que determinan el programa del concierto de la Real Filharmonía de Galicia.

Así, en 1938, el intelectual gallego realizó un viaje a la extinguida Unión Soviética y, más tarde, a Estados Unidos y también a Cuba. Durante su presencia en la isla caribeña, Castelao participó activamente en las elecciones del Centro Gallego de La Habana. La derrota republicana lo condenó al exilio, asentándose en Nueva York, primero, donde publicó el álbum ‘Milicianos’ y, posterior y definitivamente, en Buenos Aires, donde llegó a estrenar su pieza teatral ‘Os vellos non deben namorarse’.

Encuentro con personas refugiadas y exiliadas

Precisamente, y teniendo en cuenta lo mucho que marcó esta salida forzosa de Castelao de Galicia, antes del concierto –y encuadrado dentro de estas actividades vinculadas a la exposición– se produjo un encuentro con personas refugiadas y exiliadas en la Comunidad, gracias a la colaboración de Amnistía Internacional.

Este encuentro procuró reflejar cómo en la actualidad –fuera de nuestras fronteras, pero en múltiples zonas a nivel global– muchas personas se ven obligadas al exilio –tal y como vivió Castelao– por la dureza de la complicada situación geopolítica de sus países de origen, víctimas de conflictos bélicos y políticos, especialmente visibles a través del número de personas refugiadas y/o represaliadas.

El encuentro fue moderado por el responsable de Relaciones Institucionales de Amnistía Internacional en Vigo, Manuel Martínez Barreiro, y formaron parte de la mesa Juan Sosa Maldonado, persona refugiada proveniente de Oaxaca (México), y Nour Al Hussen, exiliada proveniente de Siria.

Éxito de la exposición y de las actividades que la arropan

Tanto la exposición ‘Castelao maxistral’ como las actividades alrededor de la misma están siendo acogidas con enorme entusiasmo, tal y como demuestra el número de visitantes alcanzados por la muestra desde su apertura el 5 de octubre –más de 25.000 personas– como el interés que despiertan las actividades desarrolladas a su alrededor hasta el momento.

Así, se cubrieron todas las plazas en las visita-relatorio que se celebraron en los meses de octubre y noviembre y también fue todo un éxito de público el recital con la Coral Polifónica de Pontevedra –de la que Castelao fue cantor, fundador (1925) y escenógrafo–, trayendo para la ocasión el paño ornamentando del Rey David, realizado por el propio artista, que solo en contadas ocasiones sale del Museo de Pontevedra que lo custodia.

La Filharmonía de Galicia llena el Gaiás con la música de los países en los que estuvo exiliado Castelao