Diferentes profesionales asistieron a la jornada ‘Musealizar a arte do exilio galego’

Emigración participa en la jornada sobre la importancia de preservar el arte del exilio organizada por el Consello da Cultura

La subdirectora de Coordinación Administrativa, Económica e de Programas Sociais de la Secretaría Xeral de Emigración, María Baleato, participó este martes 25 en la inauguración de la jornada sobre la importancia de preservar el arte del exilio organizada por el Consello da Cultura Galega, que fue presidida por la presidenta del organismo, Rosario Álvarez.

Emigración participa en la jornada sobre la importancia de preservar el arte del exilio organizada por el Consello da Cultura
CCG-Jornada Musealizar exilio
Un momento de la jornada ‘Musealizar a arte do exilio galego’.

Castelao, Luis Seoane, Arturo y Uxío Souto, Eugenio Granell... tienen en común ser creadores destacados del panorama artístico gallego contemporáneo. Pero también desarrollaron una parte importante de la producción cultural en el exilio. Sobre su legado y la importancia de conservarlo y contextualizarlo hablaron diferentes profesionales en la jornada del Consello da Cultura Galega (CCG) ‘Musealizar a arte do exilio galego’.

La presidenta del CCG, Rosario Álvarez, destacó en la inauguración la preocupación de la institución por estudiar el exilio y por la situación de los centros de cultura que se encargan de preservar la memoria. La cita contó con el apoyo de la Secretaría Xeral de Emigración, cuya subdirectora de Coordinación Administrativa, María Baleato, puso de relieve que “no se olvide la lucha de la cultura gallega fuera de nuestras fronteras”.

La cita estaba coordinada por Inmaculada Real López, quien abrió la sesión matinal con la conferencia ‘Retornar, musealizar e conservar’. En ella, realizó una lectura comparativa entre las grandes obras de Picasso y Castelao con el fin de demostrar que “si ‘El Guernica’ fue clave para el exilio republicano español, la figura de Castelao y, en concreto, de la obra ‘A derradeira lección do Mestre’, lo fue para el exilio gallego”. El diferente impacto que tuvieron ambas obras tras su retorno en 1981 fue subrayado también por Inmaculada Real, quien expresó que “hay todavía que formularse muchas relecturas en la historiografía artística, hay muchas cuestiones que abordar, muchas figuras que poner en valor”.

Del panorama museístico gallego destacó que es “muy excepcional con respecto al resto peninsular”, señalando que “Galicia fue el inicio de un proyecto de musealización que es completamente diferente al del resto de España” y que “el punto de partida de todo ese proceso y de ese interés por recuperar la memoria del exilio se encuentra en el Museo Carlos Maside”.

A continuación, se desarrolló la mesa redonda ‘Museos monográficos para los artistas del exilio’, que contó con la participación de diversos representantes de este tipo de instituciones. Así, Silvia Longueira acercó la labor que hacen desde la fundación que dirige y en la que buscan “dar la relevancia necesaria al personaje y obra de Luis Seoane”.

Por su parte, Javier Pérez Buján profundizó en los orígenes de la Fundación Laxeiro y en el proceso de dotar a la institución de una actividad propia para convertirla en “algo dinámico”, siguiendo el deseo expreso del propio Laxeiro, y “que tuviera los ojos puestos en los nuevos creadores y en los artistas emergentes”. A continuación, intervino por videoconferencia Natalia Fernández, hija de Eugenio Granell y directora de la fundación que lleva su nombre.

En la última de las intervenciones, la historiadora y gestora cultural María América Díaz Pampín profundizó en el papel de las galerías de arte y, en concreto, de la Galería Sargadelos.

Ya en la sesión de la tarde, Carlos L. Bernárdez hizo una aproximación a la obra de los artistas del exilio en la colección Abanca. Por su parte, Ángeles Pena Truque, del Museo de Bellas Artes de A Coruña, reconoció que la presencia de Luis Seoane es prácticamente inexistente en los diferentes museos estatales, y aprovechó para reivindicar la importancia de este tipo de citas para poner en valor a los artistas gallegos. “Luis Seoane fue un hombre comprometido con la cultura de su tiempo y la presencia de su obra sirvió para enriquecer la colección del centro”, afirmó. Explicó el proceso de cesión de obras por parte de la viuda de Seoane al centro y que sirvió para enriquecer el discurso expositivo, provocar una renovación del plan de actuación del museo, reconsiderar el plan museológico, y fue una ayuda para la modificación de los contenidos del mismo. Luis Seoane es un creador polifacético y un representante de las vanguardias históricas que facilitaba la incorporación de un lenguaje de la modernidad en el centro. “La Colección Seoane permite establecer una conexión directa con una parte importante de nuestra historia”, afirmó Ángeles Pena.

Por su parte, Ángeles Tilve y Aurelia Balseiro explicaron el caso de dos centros más pequeños como el Museo de Pontevedra y el Museo Provincial de Lugo. Tilve destacó que el centro pontevedrés creó hace poco una nueva sección dedicada a la guerra, la represión y al exilio. En ella hay obras de Castelao, Federico Rivas (Argentina), Arturo y Uxío Souto (México), Colmeiro... que “muestra el impacto de la guerra en la producción cultural y son visiones dramáticas”. 

La jornada fue grabada y todas las intervenciones están disponibles desde la hemeroteca y el canal de YouTube del CCG.

Emigración participa en la jornada sobre la importancia de preservar el arte del exilio organizada por el Consello da Cultura