47 FUERON ADMITIDAS, 18 REMITIDAS AL DEFENSOR DEL PUEBLO Y 13 FUERON NO ADMITIDAS

El Valedor do Pobo recibió 78 quejas de emigrantes y inmigrantes en 2012

| 29 de abril de 2013, 13:16
Pilar Rojo y José Julio Fernández, durante la entrega del informe anual.

El Valedor do Pobo recibió en 2012 un total de 78 quejas de emigrantes o inmigrantes, de las cuales, fueron admitidas 47 (el 68%); 18 (el 23%) se remitieron al Defensor del Pueblo y 13 (el 17% restante) fueron no admitidas, según figura en el informe que el Valedor, José Julio Fernández, entregó a la presidenta del Parlamento, Pilar Rojo, la pasada semana.

Asuntos como los referidos a permisos de trabajo y residencia o la renovación del pasaporte, las reclamaciones más habituales de esta área, son competencia del Ministerio del Interior y fueron remitidas al Defensor, mientras que las quejas admitidas a trámite por el Valedor hacen referencia a la solicitud y trámites de subvenciones.

En esta materia, la Xunta de Galicia promueve convocatorias por las que se establecen ayudas puntuales a la emigración e inmigración, tales como programas y proyectos de integración y de ayudas a emigrantes retornados, tanto para retornar a Galicia de forma definitiva como para visitarla, así como becas de estudios, programas de campamentos, subvenciones y otro tipo de ayudas para la realización de acciones de acogida e integración, así como ayudas a los gallegos residentes en el exterior. Y es en este tipo de cuestiones a las que la Administración gallega ve circunscrita su capacidad de actuación y en las que pueden surgir discrepancias con el administrado.

El número de quejas admitidas a trámite en el año 2012 se eleva a un total de 47, siendo las más numerosas aquellas que se refieren sobre todo a empleo, centradas principalmente en cursos de formación, mientras que las referentes a seguridad social y migración resultan menos relevantes, pues se corresponde con una materia cuyo principal ámbito de actuación es de carácter estatal.

Durante el pasado año se recibieron numerosos escritos relativos a prestaciones por desempleo, funcionamiento de las oficinas del servicio público de empleo, pensiones del Instituto Nacional y de la Seguridad Social y reconocimientos de incapacidad temporal, entre otras.

En todos los casos, se informa debidamente al ciudadano del ámbito competencial de la queja, facilitando los datos para dirigir su escrito al Defensor del Pueblo, pues es éste el que tiene capacidad para resolverlo.

En lo que se refiere a cuestiones de trabajo, se recibieron reclamaciones sobre cursos de formación gestionados por la Xunta, sobre todo en lo que atañe a los procesos de selección y convocatorias para participar en los cursos formativos y de selección de puestos de trabajo. También se recibieron quejas por la finalización de los contratos de promotores de empleo, la denegación de ayudas e irregularidades en la bolsa de empleo de un ayuntamiento.

En materia de Seguridad Social, las reclamaciones presentadas hacían referencia a la denegación de la pensión de viudedad, devolución de una pensión por minusvalía, la petición de ayuda por parte de un enfermo en situación de desamparo y la queja de una madre con dos hijos que, por estar separada, no percibe ayudas por familia numerosa.

En algunos de estos casos, la Administración respondió favorablemente, no así en otros, como el caso de la mujer separada. Pese a reconocer lo injusto de lo reglamentado, la Administración se atiene a la establecido en la ley y reconoce que supuestos de familia monoparental, tanto la formada por un ascendiente tras el fallecimiento del otro progenitor como la constituida por el padre o madre sin convivencia con el otro progenitor (separados o divorciados), deberían estar equiparados a efectos de ser merecedores de los mismos derechos que amparan a la familia.

Del total de las 78 iniciativas presentadas en el Valedor do Pobo, 18 fueron remitidas al Defensor del Pueblo, debido a que la materia afectada se correspondía con actuaciones de órganos de carácter estatal. Todos estos expedientes se archivan con la previa comunicación al interesado de la causa que motiva su inadmisión, adjuntando la información y datos necesarios para que pueda acudir al Defensor del Pueblo y solicitar ante tal Institución la tutela del derecho que considera vulnerado.

Además, un total de 13 quejas no fueron admitidas a trámite debido a la falta de concurrencia de los requisitos fijados en la Ley 6/1984, de 5 de junio, del Valedor do Pobo.

El motivo más frecuente de inadmisión (5 quejas en el 2012) se encuentra en el carácter jurídico privado de la relación afectada por la queja, lo que no permite la intervención de esta Institución al supervisar esta únicamente las actuaciones de la Administración de la Comunidad Autónoma gallega y de sus entes y empresas públicas o dependientes, así como la de la Administración local en aquellas materias que son competencia de nuestra Comunidad.

 

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca