La entidad festejó el ‘Día de Galicia’

El Centro Gallego de Madrid recordó al que fuera su presidente de honor Feliciano Barrera

Los gallegos en Madrid y los madrigallegos celebraron el domingo día 22 los actos centrales del Día de Galicia, conmemorando anticipadamente la festividad de Santiago Apóstol, según informó el diario ‘El Correo Gallego’. Con este motivo, el Centro Gallego de Madrid, institución fundada en 1892, organizó su tradicional concentración de jóvenes gaiteiros y grupos folclóricos procedentes de las cuatro provincias gallegas, además de la propia agrupación de la asociación madrileña.
El Centro Gallego de Madrid recordó al que fuera su presidente de honor Feliciano Barrera

Los gallegos en Madrid y los madrigallegos celebraron el domingo día 22 los actos centrales del Día de Galicia, conmemorando anticipadamente la festividad de Santiago Apóstol, según informó el diario ‘El Correo Gallego’. Con este motivo, el Centro Gallego de Madrid, institución fundada en 1892, organizó su tradicional concentración de jóvenes gaiteiros y grupos folclóricos procedentes de las cuatro provincias gallegas, además de la propia agrupación de la asociación madrileña.
En formación, frente a la fachada principal de la catedral de la Almudena, estos grupos folclóricos esperaron la llegada del presidente de la Conferencia Episcopal Española y cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, quien, como es habitual, saludó cariñosamente a todas las agrupaciones, llegadas desde localidades como A Estrada, Vilagarcía, Boiro, Ames, Cariño y Vilalba, tierra natal del propio cardenal madrileño.
A las 10.30 horas dio comienzo la Misa Mayor en la catedral, oficiada por el propio Rouco Varela y que fue trasmitida por la segunda cadena de televisión española. José Luis Barrera Morate, vicepresidente del Colegio de Geólogos, realizó la ofrenda al Apóstol con la lectura de una emotiva monición. La epístola estuvo a cargo de su esposa, Almudena García-Orea, catedrática de Historia del Arte.
El acto más emotivo de los que organizaba este año el Centro Gallego de Madrid fue la inauguración, en su propia sede, de una escultura en bronce realizada por Acisclo Manzano y dedicada al que fuera presidente de honor de esta institución, Feliciano Barrera. Tan singular pieza se enmarca en un período en que la línea escultórica del artista ourensano se centraba, tal y como consideran sus críticos, en reflejar expresiones humanas muy idealizadas, con rotundas curvas y rugosidades como parte esencial de la morfología de sus bronces.
Los hijos de Feliciano Barrera, Fernando, Pilar y José Luis, y otros miembros de la familia estuvieron presentes en el acto. Pilar descubrió la escultura ante el numeroso público allí presente; José Luis y el presidente de esta institución, Fernando de Castro López-Villarino, pronunciaron unas palabras poniendo de relieve la labor de filantropía y tutela de don Feliciano con esta asociación, tal y como reza la placa que acompaña la escultura.
Por la tarde, las bandas de gaitas desfilaron a través de las más emblemáticas calles del centro de Madrid hasta llegar a la Plaza Mayor donde, en el balcón de autoridades, fueron recibidas por representantes de la Corporación municipal madrileña, de la Xunta y la junta directiva del Centro Gallego.
El pregón, en un tono muy distendido y con mucho humor, corrió a cargo de José Luis Barrera, quien, sin embargo, muy en serio animó a no dejarse vencer por la desesperanza: “No es tiempo de desánimo sino de mucho trabajo y dedicación por parte de todos, sobre todo de los responsables de la gobernanza de la nación”.


Alcobendas
Otra muy activa colectividad, la Xuntanza de Galegos en Alcobendas, inició los festejos con su ya habitual sardiñada en la tarde-noche del sábado 21. Celebró el tradicional pasacalles y la procesión con la imagen de Santiago Peregrino, a través de las más céntricas calles de la localidad, hasta la iglesia de San Pedro. A lo largo del recorrido, los vecinos de Alcobendas dieron muestras de simpatía y saludaban a los participantes en la procesión entre los que se encontraba su alcalde, Ignacio García de Vinuesa, y otros miembros del consistorio; Ovidio Cadenas, presidente de Xuntanza y demás miembros de la junta directiva y numerosos socios de la asociación gallega.
En la iglesia de San Pedro, Andrés Ramos, capellán de las colectividades gallegas de Madrid –quien también había concelebrado la Misa en la catedral de la Almudena– fue el encargado de oficiar la ceremonia religiosa.

El Centro Gallego de Madrid recordó al que fuera su presidente de honor Feliciano Barrera