El científico Tony Carro es natural de la localidad coruñesa de Ortigueira

El delegado de la NASA en Madrid, elegido ‘Gallego del Año’ por el Club de Periodistas Gallegos en Madrid

El Club de Periodistas Gallegos en Madrid eligió al científico Tony Carro, delegado de la NASA en España, como ‘Gallego del Año’. Carro (Ortigueira, A Coruña, 1946) asumió hace dos años el mismo cargo que había ejercido entre 1992 y 1998, aunque en la actualidad con responsabilidad directa en diferentes misiones espaciales en desarrollo o en preparación.

El delegado de la NASA en Madrid, elegido ‘Gallego del Año’ por el Club de Periodistas Gallegos en Madrid
Tony Carro en un reciente almuerzo en el Club
Tony Carro, en un reciente almuerzo en el Club.

El Club de Periodistas Gallegos en Madrid eligió al científico Tony Carro, delegado de la NASA en España, como ‘Gallego del Año’. Carro (Ortigueira, A Coruña, 1946) asumió hace dos años el mismo cargo que había ejercido entre 1992 y 1998, aunque en la actualidad con responsabilidad directa en diferentes misiones espaciales en desarrollo o en preparación.

Para la concesión de este galardón, los periodistas gallegos en Madrid tuvieron en cuenta que en 2019 se celebraron los 50 años de la llegada del hombre a la Luna, así como la brillante tarea al servicio de Tony Carro en la primera organización mundial del espacio y su permanencia, a los 73 años, con responsabilidades de gestión del más alto nivel. También se subrayaron sus valores humanos de superación intelectual y profesional sin que su condición gallega dejara de aflorar en su vida diaria.

El premio ‘Gallego del Año’ será entregado en el curso de una cena de gala en el mes de febrero con asistencia de representantes del Gobierno central y de la Xunta de Galicia.

Tony Carro se trasladó a los 18 años a Estados Unidos para seguir su vocación científica. Su capacidad como estudiante, acreditada ya en sus años de bachillerato en Galicia, le permitió afrontar cuatro carreras universitarias: doctorado en Física y Matemáticas, Ingeniería Eléctrica y, por último, Derecho. Su vocación hacia los temas relacionados con el espacio le llevó a la Federal Aviation Administration, primero en un centro técnico y más tarde en la sede central. En 1985 será cuando ingrese en la NASA.

El ingeniero gallego fue responsable, entre otras, de las misiones Messenger, la primera vez que se orbita Mercurio; Dawn (Amanecer), sonda que, mediante propulsión iónica, alcanzó el asteroide Vesta para luego saltar a Ceres; misión Rosetta, de la European Space Agency (ESA) y de la JUICE (exploradora de las lunas heladas de Júpiter) también de la ESA. Es también delegado de la NASA para las relaciones con la Agencia Espacial de Japón, país al que viaja regularmente.

En un reciente encuentro en Madrid con periodistas gallegos, Carro reconoció su antiguo deseo de haber sido cosmonauta, puesto que llegó a solicitar y que se vio truncado por una ligera deficiencia en la vista.

Como responsable, por parte norteamericana, del complejo de comunicaciones con el Espacio Profundo de Robledo de Chavela (Madrid) dirige el seguimiento de las 35 misiones que desarrolla actualmente la NASA. El centro dispone de ocho antenas de 34 metros de diámetro y otra con un diámetro de 70 metros utilizada para la prospección del espacio más lejano, como es el caso de la misión Voyager, que se encuentra fuera del sistema solar a una distancia de 22.000 millones de kilómetros, unas 140 veces la distancia de la Tierra al Sol. La estación de Robledo cubrirá los próximos vuelos tripulados de la NASA a la Luna, el primero de los cuales –según manifestó el propio Carro a la prensa–  está previsto para el año 2024, en una misión tripulada por un hombre y una mujer.

El delegado de la NASA en Madrid, elegido ‘Gallego del Año’ por el Club de Periodistas Gallegos en Madrid