Solo 12.274 de los 28.468 que retornaron son naturales del país

Un total de 37.210 españoles salieron al exterior en el primer semestre del año, 23.828 nacidos en España

Un total de 202.004 personas abandonaron España con destino a algún país extranjero en el primer semestre de 2021 (un 54,9% más que el pasado año), mientras que 201.638 llegaron del exterior para establecer su residencia en el país (un 18,7% menos), lo que arroja un saldo migratorio de España con el exterior ligeramente negativo (–366 personas) en ese periodo del año, según datos provisionales del Instituto Nacional de Estadística (INE) que se hicieron públicos el pasado 16 de diciembre.

Un total de 37.210 españoles salieron al exterior en el primer semestre del año, 23.828 nacidos en España

Un total de 202.004 personas abandonaron España con destino a algún país extranjero en el primer semestre de 2021 (un 54,9% más que el pasado año), mientras que 201.638 llegaron del exterior para establecer su residencia en el país (un 18,7% menos), lo que arroja un saldo migratorio de España con el exterior ligeramente negativo (–366 personas) en ese periodo del año, según datos provisionales del Instituto Nacional de Estadística (INE) que se hicieron públicos el pasado 16 de diciembre.

En cuanto a la nacionalidad, 164.794 salidas fueron protagonizadas por extranjeros (81,6%) y 37.210 por españoles (18,4%), de los cuales, 23.828 eran nacidos en España.

Por lo que respecta al saldo migratorio de los españoles con el exterior, este fue negativo en los primeros seis meses del pasado año (-8.742), al registrar una inmigración procedente del extranjero de 28.468 personas frente a una emigración de 37.210.

Sin embargo, a la hora de analizar las cifras de entrada, no se puede hablar de una inmigración de retorno, ya que sólo 12.274 personas (el 43% de los que regresaron) habían nacido en territorio español.

Los datos del INE, que también recogen cifras sobre los principales lugares de establecimiento de los españoles que salieron al exterior, constatan que Reino Unido, con 9.672, figura como el principal país receptor, seguido a distancia de Francia, con 5.133, y de Alemania, que registra 3.463 españoles con la nacionalidad acogidos en el país.

La estadística de retorno sitúa igualmente a Reino Unido como principal país de procedencia de los que regresan a España, aunque la cifra es considerablemente inferior a la que arrojan los movimientos de salida. Con 2.818, le siguen Argentina, que desplazó 2.601, y Ecuador, con 2.086.

Del conjunto de las 202.004 personas que abandonaron el país en el primer semestre de 2021, un 13,4% siempre había residido en España, mientras que la mayor parte (el 86,6%) habían vivido siempre en el extranjero. En el caso de los españoles, el 56,8% siempre había residido en España, mientras que, entre los extranjeros, el porcentaje fue del 3,6%.

Las nacionalidades más numerosas de los que emigraron fueron la rumana (con 27.301 salidas), seguida de la marroquí (17.316) y la colombiana, con 8.601 personas emigradas. Las llegadas se nutrieron sobre todo de extranjeros procedentes de Marruecos (23.686), Gran Bretaña (16.030) e Italia, que contabilizó 11.763 salidas rumbo a España.

Saldo migratorio exterior de las comunidades autónomas

El primer semestre de 2021 presentó un saldo migratorio positivo con el exterior en un total de 10 comunidades autónomas, así como en las ciudades de Ceuta y Melilla. Las cifras positivas más elevadas se registraron en la Comunidad Valenciana (8.156), Canarias (5.365) y Andalucía (4.815). Por lo que respecta a Galicia, contabilizó un saldo positivo de 1.620 personas, mientras Asturias alcanzó los 91.

En cifras negativas se sitúan, entre otras, Aragón (-15.874), Comunidad de Madrid (-5.007), País Vasco (-2.081) y también Castilla y León que presenta un balance de -755 personas en lo que a saldo migratorio se refiere.

Saldo migratorio entre comunidades

Los saldos migratorios más positivos entre comunidades se dieron durante el primer trimestre de este año en la Comunidad Valenciana (6.023), Andalucía (4.071) y Castilla-La Mancha (3.625). Castilla y León registró 2.217; Galicia, 2.116; Cantabria, 1.308 y el Principado de Asturias, 532.

Comunidad de Madrid (-12.862), País Vasco (-1.602) y Canarias (-1.105), figuran entre las de mayor saldo negativo.

España pierde población

En términos generales, España perdió desde enero a junio del presente año un total de 72.007 habitantes y se situó en 47.326.687 personas y la reducción se produjo tanto por la población de nacionalidad española como extranjera, aunque en esta última fue mayor.

Los extranjeros bajaron en 42.364 personas hasta situarse en la cifra de 5.325.907. Teniendo en cuenta que el saldo vegetativo (nacimientos frente a defunciones) de este colectivo fue positivo en 17.739 personas y el saldo migratorio exterior aumentó (fue de 8.376 personas), el descenso es achacable a la adquisición de la nacionalidad española, que afectó a 68.282 personas, según estos datos de carácter provisional.

Por lo que respecta a la población de nacionalidad española, esta se redujo en 29.643 personas, mientras que los españoles nacidos en España se redujeron en 81.367 personas.

Por comunidades autónomas, la población se redujo en 13 de ellas, así como en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Los mayores descensos relativos se registraron en Aragón (-1,33%), Principado de Asturias (-0,39) y País Vasco (-0,38%). En Galicia, se redujo un 0,21%; en la Comunidad de Madrid, un 0,29%, y en Castilla y León, un 0,30%.

Tan solo evolucionaron en positivo la Región de Murcia (0,20), Canarias (0,09), Comunidad Valenciana (0,08) y Cantabria, que, con un 0,01, aumentó solo ligeramente.

Un total de 37.210 españoles salieron al exterior en el primer semestre del año, 23.828 nacidos en España