Según expuso el diputado Teófilo de Luis en la Comisión de Cultura del Congreso

El PP apuesta por incrementar la demanda de estudio del español impulsando los diplomas DELE

El secretario cuarto de la Mesa del Congreso y diputado popular, Teófilo de Luis, apostó este miércoles por “incrementar la demanda del estudio del español en los estudiantes extranjeros”, mediante el impulso de los Diplomas de Español como Lengua Extranjera (DELE) del Instituto Cervantes.

El PP apuesta por incrementar la demanda de estudio del español impulsando los diplomas DELE

El secretario cuarto de la Mesa del Congreso y diputado popular, Teófilo de Luis, apostó este miércoles por “incrementar la demanda del estudio del español en los estudiantes extranjeros”, mediante el impulso de los Diplomas de Español como Lengua Extranjera (DELE) del Instituto Cervantes.

Durante su intervención en la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados, donde defendió una Proposición no de Ley del Grupo Popular con este objetivo, De Luis señaló que una mayor demanda del español como lengua para estudiantes extranjeros permitiría “mejorar la posición de España en el extranjero, reconociendo la gran aportación que nuestro país ha hecho a la cultura occidental, en las distintas manifestaciones de la cultura y el arte donde la lengua es un factor determinante”.

Asimismo, “estaríamos logrando algo que para nosotros es fundamental, que es generar renta y empleo”, con lo que se contribuiría a sacar a la ciudadanía de la situación de crisis en que se encuentra.

En este sentido, el diputado popular recordó que la lengua española “tiene un gran predicamento en el mundo”. Actualmente, hay más de 495 millones de personas que hablan el español y para 2030 se prevé que serán 530 millones; “es la segunda lengua en comunicación internacional, tiene un peso muy importante en el mundo de los negocios, y hay un dato muy significativo que no debemos de perder de vista, que es que en 2050 los Estados Unidos serán el primer país hispanohablante del mundo”, añadió. 

18 millones de estudiantes de español

A estos datos, hay que añadir que, según las estimaciones del Instituto Cervantes, hoy existen “18 millones de estudiantes de español en todo el planeta”, concentrados principalmente en países como Estados Unidos, Brasil, Francia o Alemania. Esa cifra es la que el Grupo Popular quiere estimular y mejorar, haciendo de los DELE “un diploma altamente demandado por quienes pretenden acreditar el conocimiento del español como un factor diferencial, frente a otros competidores por una plaza de empleo en la economía global”.

Los Diplomas DELE, que otorga el Instituto Cervantes por delegación del Ministerio de Educación, han tenido un incremento anual del 10% aproximadamente desde 1994 hasta 2011, año en el que hubo 62.000 solicitudes de los mismos. “Esta variable tampoco nos satisface y queremos incrementarla, sobre todo si contemplamos cómo en los exámenes Cambridge del British Council hay más de 4 millones de alumnos o candidatos”, explicó. 

Por ello, De Luis manifestó que “es imprescindible trabajar por un incremento de la disponibilidad de personas cualificadas para la enseñanza del español; es necesario establecer puentes que permitan la formación de personas que, incluso estando en posesión de una titulación académica en otros ámbitos, puedan convertirse en profesores de español porque cualquier atisbo de nuevo nicho de empleo debe ser utilizado”.

Para conseguir ese objetivo, “hay que facilitar el acceso a la prueba” y para ello es muy conveniente intentar que no se produzcan situaciones como las que pueden ocurrir a hispanohablantes residentes en países donde el español no es lengua oficial. “Un cubano o un colombiano viviendo en EE UU no tendría posibilidades de presentarse a los exámenes del Instituto Cervantes si se dan dos de estas condiciones, que el español haya sido su lengua materna, que el español no sea la primera lengua que aprendió, que el español no sea la lengua de comunicación habitual o que no haya cursado total o parcialmente la primaria en español”, enumeró.

 “Cualquier persona que conozca el mundo del hispanohablante en EE UU puede comprender que todo aquel que teniendo sus orígenes latinos y en un momento determinado pudo conocer el español, al no utilizarlo y no trabajar con él ha dejado de manejarlo correctamente; por tanto, existe un mercado potencial enorme para el que las condiciones actuales impide acceder a esas titulaciones”, manifestó.

El PP apuesta por incrementar la demanda de estudio del español impulsando los diplomas DELE