CUARENTA ASOCIACIONES PARTICIPARON EN EL NOVENO CONGRESO DE LA FEDERACIóN

Pilar Fernández Coquet presidirá el nuevo Consejo Nacional de la Faceef, que ha admitido a dos nuevas asociaciones

La Faceef (Federación de Asociaciones y Centros de Españoles de Emigrantes en Francia) celebró recientemente en París y Saint Denis su noveno Congreso Nacional, un congreso que marcará época por varios motivos, entre ellos el que por segunda vez ha sido elegida una mujer, Pilar Fernández Coquet, a la presidencia de la federación.

Pilar Fernández Coquet presidirá el nuevo Consejo Nacional de la Faceef, que ha admitido a dos nuevas asociaciones
Congreso Faceef
Un momento del noveno Congreso de la Federación.

La Faceef (Federación de Asociaciones y Centros de Españoles de Emigrantes en Francia) celebró recientemente en París y Saint Denis su noveno Congreso Nacional, un congreso que marcará época por varios motivos, entre ellos el que por segunda vez ha sido elegida una mujer, Pilar Fernández Coquet, a la presidencia de la federación.

El primer motivo que hizo especial este Congreso es porque a pesar de las dificultades inherentes al asociacionismo participaron nada menos que 40 asociaciones.

El segundo es porque las asociaciones presentes han demostrado un dinamismo y una confianza en el futuro que encuentra justificación en su capacidad de ir abriéndose hacia las segundas generaciones, hacia la sociedad francesa y hacia nuevas e importantes temáticas, como lo son, por ejemplo, la solidaridad con los nuevos emigrantes o las cuestiones ligadas a la memoria histórica.

El tercero de los motivos es porque un buen número de asociaciones parisinas han integrado el Consejo Nacional de la Faceef, demostrando con ello su compromiso para reforzar la federación y su capacidad de representación ante los poderes públicos.

Un cuarto, y no menor motivo por el que este congreso marcará época, es porque por segunda vez ha sido elegida una mujer a la presidencia de la federación, pero también porque cinco de los seis cargos del Secretariado Ejecutivo están ocupados por mujeres.

Se guardó un minuto de silencio

El Congreso se desarrolló en tres tiempos. En el primero, que estuvo dedicado a los aspectos estatutarios, se guardó un minuto de silencio en memoria de los responsables asociativos fallecidos desde el 8° Congreso, y, en particular, de Bernardo Castillo y Juan Sampedro de la Casa Regional Valenciana, y de Felipe Martín, que fuera presidente del Centro Español de Bayona.

José Pulido presidió el Congreso

Tras este emotivo acto, se procedió a elegir la mesa del congreso, que quedó constituida por José Pulido Serrano, del Centro Español de Lyon; Juan de Dios Martín, del Centro Extremeño de Lavelanet; Jesús Inarejo, del Centro Cultural de Castilla-La Mancha de Château-Renard; Paquita Candelas, de Iberia Cultura de París; y Pilar Fernández Coquet, de la Casa de España de Vitry.

A continuación, el presidente del Congreso convocó a Antonio Aliaga y a Manuel Calvin, presidente y tesorero salientes, para que rindiesen pormenorizada cuenta de las actividades y finanzas de la federación desde el anterior Congreso, ejercicio que cumplieron tanto de manera oral como a través de sendos y amplios y detallados documentos que entregaron a cada delegado.

Dos nuevas asociaciones

Tras la aprobación de los respectivos informes, los congresistas admitieron por unanimidad a dos nuevas asociaciones en el seno de la Faceef: La Casita, ubicada en la ciudad de Montgeron, departamento de l’Essone, y la Asociación Cultural ‘Antonio Gades’, sita en la ciudad de Neuilly-sur-Seine, en las inmediaciones de París.

Acto seguido se procedió a la elección de los puestos vacantes al nuevo Consejo Nacional siendo elegidos o reelegidos: Joaquín Ros, presidente de la Casa Regional de Valencia; Gabriela Mateos, presidenta de la APFEEF de Pontaul-Combault; Odile Fernández, presidenta de la APAFE de Paris 15; y Víctor Antuña, presidente de la Casita de Montgeron; Virtudes Arbonnier, presidenta de la Casa de España de Corbeil-Essonne; Berta González, presidenta de la A.P.F.M.E.E.F; Manuel Calvín, Asociación Federico García Lorca de Noisy-le-Sec; Pilar Fernández Coquet, Casa de España de Vitry; Paquita Candelas, Iberia Cultura de París; y Alicia González, ASCAP Centro Asturiano de París.

El Consejo quedó pues compuesto por 17 miembros en lugar de los 13 del anterior mandato.

Pilar Fernández Coquet, nueva presidenta

En acto celebrado ya el domingo por la mañana el Consejo Nacional se reunió para elegir a su Secretariado Ejecutivo. Antonio Aliaga, presidente saliente, expresó su deseo de no continuar en el cargo por razones personales pero reafirmó su voluntad de seguir colaborando intensamente desde un cargo de vocal.

Tras aceptar esta decisión, el Secretariado Ejecutivo quedó compuesto de la manera siguiente: Pilar Fernández Coquet, presidenta; Alicia González Peláez, vicepresidenta; Francisca Candelas Sierra, secretaria; Amparo Martínez Escamilla, vicesecretaria; Manuel Calvín Blasco, tesorero; y Antonia Pons Ahuir, vicetesorera.

El resto de administradores son: Antonio Aliaga Hernández, Carmelo Martínez Sansano, Matías Moya Calles, José Pulido Serrano, Joaquín Ros, Gabriela Mateos, Odile Fernández, Víctor Antuña, Virtudes Arbonnier y Berta González.

Dificultades de financiación

La sesión plenaria del domingo estuvo dedicada íntegramente a analizar las dificultades de financiación del tejido asociativo. La ponencia y el rico debate que precedió dejaron muy claro la denuncia del conjunto de las asociaciones de las políticas en materia de financiación del asociacionismo. En efecto, todos los intervinientes pusieron de manifiesto su profundo rechazo ante la disminución drástica sufridas estos últimos años, la desaparición de los programas destinados a las actividades hacia la mujeres y hacia los jóvenes descendientes y la no convocatoria en 2014 del programa ‘Proyectos e Investigaciones’.

Para los congresistas quedó claro que la financiación pública de las asociaciones sin fines de lucro es una obligación legal en la medida en que las asociaciones, igual que lo pueden hacer los sindicatos u otras estructuras sociales, contribuyen a conformar la sociedad civil en un Estado democrático y de derecho. Además, gracias a su implantación territorial, las asociaciones de emigrantes son el único instrumento eficaz para desplegar políticas de atención social, informativa, cultural y educativa, un colectivo de emigrantes que ha de entenderse en toda su expresión, y que va desde los emigrantes de primera generación –con problemáticas específicas ligadas a su envejecimiento–, a sus descendientes de segunda y tercera generación, así como a los emigrantes de ‘Nueva Ola’.

Partiendo de este razonamiento, el Congreso de la Faceef instó a todas las asociaciones a reivindicar una financiación coherente y consecuente con sus necesidades, a la vez que criticó la poca eficacia de la administración, incapaz de convocar programas, instruir expedientes y dictar resoluciones dentro de plazos razonables. También se denunció el extravagante exceso de celo a la hora de exigir papeleo administrativo.

Cabe destacar que todo lo que antecede ha conducido a muchas de las asociaciones a renunciar a las subvenciones de la Dirección General de Migraciones.

Financiación de las colectividades territoriales francesas

Por otra parte, se analizaron también las políticas públicas francesas en materia de apoyo al asociacionismo, y fueron varias las asociaciones que declararon poder subsistir y desarrollar sus actividades gracias al apoyo que reciben tanto de sus respectivos ayuntamientos o de otras colectividades territoriales. A este propósito, la Faceef animó a las asociaciones a explorar más todavía dichas vías para lo que les ofreció los servicios de asesoramiento y apoyo de la federación.

Consolidar la FACEEF como instrumento al servicio de las asociaciones

En cualquiera de los casos, los congresistas fueron unánimes a la hora de valorar positivamente el trabajo que la federación viene desarrollando en todos sus campos de acción y reafirmaron la necesidad de consolidar a la Faceef como instrumento de apoyo y desarrollo de las propias asociaciones y portavoz de sus reivindicaciones y derechos.

En este mismo sentido, se aprobaron dos resoluciones muy importantes, consistentes en promover en todas las asociaciones federadas ‘el día de la federación’ y promover una asociación de amigos de la Faceef.

Reafirmada la Plataforma reivindicativa

El Congreso reafirmó igualmente la plataforma reivindicativa de la federación, en cuyo temario se destacó: La reivindicación de que se instauren circunscripciones electorales para los españoles residentes en el exterior con elección directa de diputados, senadores y consejeros autonómicos; la restauración del voto en las municipales; la supresión del voto rogado; el derecho a recuperar la nacionalidad española sin renuncia a la nacionalidad extranjera para todos los españoles y sus descendientes sin ninguna restricción de fecha y lugar de nacimiento; el desarrollo de las Aulas de Lengua y Cultura en su modalidad presencial; la obligación del INSS de tener en cuenta el prorrateo de los años trabajados en España y en el extranjero a efectos del SOVI, y el cálculo de las bases reguladoras teniendo en cuenta los salarios inmediatamente anteriores al hecho causante aunque éste se haya producido en el extranjero, entre otros temas.

Pilar Fernández Coquet presidirá el nuevo Consejo Nacional de la Faceef, que ha admitido a dos nuevas asociaciones