Va a llevar ante el CGCEE los problemas con las convalidaciones de títulos

Nuria Fernández, presidenta del CRE de Sídney: “Uno de los objetivos del Consejo es acercar el consulado a la comunidad”

Darse a conocer, trabajar en la convalidación de los títulos educativos y hacer que la administración española en el exterior sea más asequible para los ciudadanos son los principales objetivos del Consejo de Residentes Españoles (CRE) de Sídney, según explica su presidenta y representante por este país en el Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE), Nuria Fernández.

Nuria Fernández, presidenta del CRE de Sídney: “Uno de los objetivos del Consejo es acercar el consulado a la comunidad”
Nuria Fernández. CRE de Sidney
Nuria Fernández, presidenta del CRE de Sidney.

Con una demarcación muy extensa, una población dispersa y sin tener CRE durante el anterior mandato, uno de los retos del nuevo Consejo de Sídney –cuya demarcación incluye los estados australianos de New South Wales, Queensland y North Territory, y las islas del Pacífico– es darse a conocer. “Es verdad que tuvimos algo de visibilidad durante las elecciones para podernos presentar, pero tuvimos que partir de cero: crearnos la ‘social media’, hemos creado una página web, todo desde el principio”, explica Fernández, una extremeña que estuvo casi 30 años viviendo en León y desde hace cinco reside en Australia.

“Nuestra prioridad –asegura– es que nos conozcan, llegar a la colectividad a través de las diferentes plataformas de internet, la página web y ahora vamos a hacer un póster para ponerlo en el consulado”.

La presidenta explica que “poco a poco vamos siendo conocidos y dando a conocer nuestras funciones”.

Fernández reconoce que la nueva emigración “no conocíamos lo que era el CRE” y “el año pasado, cuando fueron las elecciones, estaba como cónsul Juan Manuel Molina y nos ayudó mucho” porque contactó con diferentes asociaciones y “pudimos organizarnos”.

“Uno de los objetivos del Consejo es acercar el consulado a la comunidad”, asegura Fernández, quien explica que “nosotros tenemos consejeros que son de Queensland y el objetivo es acercar el Consulado a la comunidad, no sólo de Sídney, sino también de Queensland y de North Territory. También de las islas, pero allí solo viven 17 españoles, así que no es tan representativo, pero sí es representativa la comunidad que vive en Queensland”, donde residen 4.000 españoles de los más de 15.000 que hay en Australia.

Fernández recuerda que dentro de la comunidad española hay un grupo numeroso de españoles mayores que emigraron en los años 60 y 70 y tienen “dificultades para acceder a internet” y, por eso, “demandan una atención personalizada por parte del Consulado”. “Estamos peleando por eso y estamos consiguiendo avanzar en este sentido”, asegura.

La presidenta del CRE explica que la comunidad española en Australia está formada por muchas microcomunidades muy poco conectadas entre sí, de manera que nos gustaría que el CRE sirviese de unión para el colectivo.

ALCE

Australia cuenta con Aulas de Lengua y Cultura Española (ALCE) en Melbourne, Canberra, Sídney y Brisbane. La representante de Australia en el CGCEE explica que durante los dos últimos años desde las ALCE se ha hecho un trabajo muy importante y se han abierto aulas en los lugares donde había demanda, como en Gold Coast (Queensland), así que, “por el momento, no tenemos noticias de que haya más demanda de ALCE entre la colectividad”.

Demandas ante el CGCEE

“La convalidación de títulos es una de las cuestiones que quiero llevar al CGCEE”, afirma Fernández, quien explica que uno de los tipos de emigración que tiene Australia son matrimonios jóvenes que viven en el país por una temporada, normalmente vienen como expatriados con sus familias y tiene problemas con las convalidaciones educativas, con lo que les resulta muy complicado incorporarse al sistema educativo español cuando regresan a España, “tanto a nivel primaria como secundaria y universidad”.

La representante de Australia en el CGCEE aclara que el colectivo de españoles que llegaron al país en los años 60 y 70 y ahora están jubilados demandan que “los programas del Imserso lleguen hasta los pensionistas españoles que viven en Australia” y que “lleguen ayudas para que la cultura española siga estando presente en las asociaciones, de manera que puedan seguir conectados con la cultura española”.

La realización de las ‘fe de vida’ es otro de los problemas con los que se encuentran los mayores. “El CRE de Sídney ha trabajado mucho este año para facilitar la ‘fe de vida’, facilitándoles un juez de paz australiano para certificarles y mandarles directamente al consulado la ‘fe de vida”, explica Fernández.

Por su parte, los principales problemas de los españoles más jóvenes son los problemas que se encuentran a la hora de realizar los trámites consulares y piden que “la administración española sea más accesible y que tenga adaptados los sistemas actuales informáticos a los trámites que se tienen que hacer, ya que para una persona que está en el extranjero es un problema importante”, asegura esta consejera. Recuerda que durante el confinamiento, el Consulado de Sídney cerró y “mucha gente se sintió abandonada por el Consulado, aunque yo creo que esto fue un problema puntual”.

Fernández demanda que los “trámites consulares sean más accesibles”, ya que “hay gente que tiene que venir de Queensland, que está a más de mil kilómetros, y tiene que coger un avión para renovar el pasaporte y sobre todo para la gente mayor es un problema”.

Nuria Fernández reconoce que los problemas de los españoles en Australia, “son problemas del primer mundo, porque aquí tienes cubiertas muchísimas cosas por parte del Gobierno australiano”.

La pérdida de la nacionalidad española es otro de los problemas que se encuentran muchos de los españoles que residen en Australia. “A mucha de la gente mayor que se hizo australiana no se les avisó que a los tres años perdían la nacionalidad y cuando van a renovar el pasaporte y les dicen que ya no son españoles y que han perdido la nacionalidad, es una tragedia para ellos”, explica Fernández. Destaca que “desde el CRE se les está ayudando a recuperar la nacionalidad, pero es un problema más de sentimientos que de necesidad”.

Voto rogado

“Votar desde Australia es prácticamente imposible”, sentencia Nuria Fernández, quien recuerda que en las últimas elecciones de Castilla y León recibió la inscripción en el censo diez días después de la celebración de las elecciones y ya no pidió las papeletas.

Fernández denuncia que el voto rogado no tiene ningún sentido y por eso hay que eliminarlo, pero va más allá y asegura que la administración debe facilitar que los españoles del exterior voten con los medios actuales.

Nuria Fernández, presidenta del CRE de Sídney: “Uno de los objetivos del Consejo es acercar el consulado a la comunidad”