Otras comunidades autónomas

Otras comunidades autónomas

El representante de Madrid, Miguel Ángel Muñoz, que fue uno de los que pidió una mayor coordinación entre el Gobierno central y las comunidades autónomas, aseguró que la Comunidad de Madrid seguirá atendiendo a la colectividad del exterior y llamó la atención sobre los cambios que está habiendo en el modelo migratorio.  

“La nueva emigración tiene unas necesidades diferentes. En estos momentos se están marchando sin información”, dijo Muñoz, quien aseguró que “las personas que estáis establecidas en esos países tenéis una gran labor que podéis desarrollar y ese es uno de los puntos donde podemos tratar de apoyaros a través de herramientas web”.

Juan Manuel Gómez, director gerente de la Agencia de Emigración y Cooperación Internacional del Gobierno de Baleares, hizo un reconocimiento a las personas que trabajan en la emigración y especialmente a las personas que están asociadas a los centros por el esfuerzo que llevan a cabo en momentos de unos “necesarios ajustes presupuestarios” en una coyuntura que se superará “pero que está dejando mucho lastre en lo que es la vida de estas asociaciones, que, muchas de ellas, tienen más de 100 años y representan esta diáspora”. También quiso brindar su apoyo a la colectividad en Venezuela, “que está pasando momentos muy difíciles”.

El representante de Baleares explicó que, pese a los ajustes presupuestarios, “el Gobierno de Baleares ha mantenido los programas sociosanitarios y las ayudas individuales” complementarios a los del Gobierno central y de los gobiernos de los países donde se llevan a cabo.

Asimismo, recalcó que los centros de Baleares han llevado a cabo el relevo generacional, “pedido desde las directivas de las casas y centros”. “Estos jóvenes –dijo Gómez– se están desarraigando del legado, de la tradición de la cultura y más se desarraigan cuantos menos recursos hay”. “No todo se hace con dinero”, concluyó el representante de Baleares, y puso como ejemplo la iniciativa del Gobierno balear que reconoce a las casas y centros baleares como agentes de cooperación al desarrollo en los países donde están ubicadas. 

Por su parte, José Blasco, director general de Administración Local y Relaciones Institucionales de Murcia, defendió la transversalidad de las políticas que aplica el Gobierno de Murcia en referencia a la emigración.

“Murcianos asentados en Argentina o en Francia, que son nuestra comunidad más numerosa fuera de España, mantienen estrechos contactos con nuestras instituciones y participan activamente en el Consejo Asesor Regional de las Comunidades Murcianas asentadas fuera de la Región, que está funcionando desde el año 1986 y mantenemos continuas conversaciones y reuniones con ellos”, explicó Blasco, quien destacó el proyecto de que un grupo de estudiantes de la localidad argentina de Mendoza o Córdoba vayan a estudiar un cuatrimestre en la Universidad de Murcia, “mediante un convenio entre la Comunidad Autónoma, la Universidad de Murcia y las casas de murcianos del exterior”.

Para acabar su intervención, Blasco recordó que la Región de Murcia está trabajando en una guía sobre recursos, derechos y oportunidades a las que pueden acceder los murcianos del exterior.

Por parte de Aragón, Miguel Ángel Gil Condón, jefe de servicio de Asuntos Administrativos de la Secretaría Técnica de la Presidencia, se puso a disposición del Consejo y de los emigrantes, mientras que José Carlos Martínez, asesor técnico de la Consejería de Presidencia y Administraciones Públicas de Castilla-La Mancha, destacó que los emigrantes “hacen una labor fundamental” a la hora de ayudar a los nuevos emigrantes y las pymes que están saliendo al exterior.

Otras comunidades autónomas