Miriam Herrero denuncia “discriminación” y “falta de voluntad” para solucionar el problema

Miriam Herrero denuncia “discriminación” y “falta de voluntad” para solucionar el problema

Los problemas derivados de la implantación de clases semipresenciales en las Aulas de Lengua y Cultura Española (ALCE) centró la reunión de la Comisión de Asuntos Educativos y Culturales del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE), a la que asistió la subdirectora general de Cooperación Internacional del Ministerio de Educación, María Ángeles Muñoz Fernández de Bastida.

La presidenta de la Comisión, Miriam Herrero, aseguró que Ángeles Muñoz “se mantuvo en sus trece” y expresó su idea de “seguir adelante con el proceso” iniciado en el curso que ahora termina, lo que provocó cierta indignación entre los integrantes de la Comisión, que han decidido elevar el asunto al Pleno del Consejo “haciendo hincapié” en lo que ya pedían hace un año, dijo Herrero.

La falta de seguridad en la red, los problemas de conexión a internet que experimentan algunos alumnos y los errores que presentan determinados ejercicios son algunos de los argumentos que esgrimen los padres para reclamar la vuelta a las tres horas de clases presenciales.

A juicio de la presidenta de la Comisión, la asistencia a clase permite “interactuar más” a los alumnos y, en momentos como el actual, en el que crece la demanda de clases de lengua y cultura españolas por el aumento de la emigración, el nuevo sistema les perjudica y los aleja de sus tradiciones y su cultura.

“Los problemas alertados se han constatado. Lo que se había avanzado se reafirma, ya que se pierde calidad en la enseñanza”, denuncia Herrero, quien asegura que en el caso concreto de Suiza, se da el caso de cuatro niños que se quedan sin poder apuntarse a las clases por falta de internet.

Por eso, habla de “discriminación absoluta” y “falta de voluntad” para solucionar el problema, debido al poco “peso del voto exterior” en estos momentos, tras la reforma de la Loreg, que hace que los dirigentes del Ministerio “no se pronuncien sobre ello”, denuncia. Sin embargo, “los que estamos fuera tenemos vínculos muy fuerrtes con nuestro país”, concluye Herrero, quien lamenta que esto no se tenga en cuenta en momentos como el actual.

La Comisión también acordó elevar al Pleno la petición de que las lenguas cooficiales en España tengan cabida en la televisión española internacional.

Miriam Herrero denuncia “discriminación” y “falta de voluntad” para solucionar el problema