EXPLICAN QUE CON LA TECNOLOGíA ACTUAL “SE PUEDE RESOLVER EN TRES O CUATRO MESES LO QUE NO SE HABíA RESUELTO EN UNOS DIEZ AñOS”

Los registradores estiman que en un mes habrán tramitado los 450.000 expedientes de nacionalidad pendientes

Los registradores estiman que en el plazo de un mes terminarán de tramitar los 450.000 expedientes de nacionalidad pendientes de resolver –que acumulaban un retraso de más de tres años–, tarea que les encomendó el Ministerio de Justicia en junio de 2012 para desatascar una situación “cercana al bloqueo administrativo”, según ha explicado el decano del Colegio de Registradores de España, Alfonso Candau.

Los registradores estiman que en un mes habrán tramitado los 450.000 expedientes de nacionalidad pendientes
Alfonso Candau, decano del Colegio de Registradores de España.

Los registradores estiman que en el plazo de un mes terminarán de tramitar los 450.000 expedientes de nacionalidad pendientes de resolver –que acumulaban un retraso de más de tres años–, tarea que les encomendó el Ministerio de Justicia en junio de 2012 para desatascar una situación “cercana al bloqueo administrativo”, según ha explicado el decano del Colegio de Registradores de España, Alfonso Candau.

En este sentido, ha señalado que en los últimos tres meses han tramitado 277.784 expedientes de los 352.812 asignados al Colegio de Registradores –un 83 por ciento del total–. De ellos, 243.914 han sido resueltos con informe previo de concesión o denegación, mientras que en 33.870 de los casos, los Registradores han tenido que solicitar información complementaria al Registro Civil. Candau ha explicado que el Ministerio de Justicia les ha propuesto, a través de otra encomienda, que continúen hasta finales de 2013 realizando esta tarea.

En concreto, el Colegio estima que los registradores elevan al Ministerio de Justicia cada día una media de 4.000 resoluciones de concesión o denegación de nacionalidad por residencia. En este sentido, han matizado que “es ahora el Ministerio quien debe dar la resolución definitiva y remitirlos al Registro Civil para que los nuevos compatriotas puedan jurar la bandera”.

Candau también ha resaltado que con la tecnología que han desarrollado “se puede resolver en tres o cuatro meses lo que no se había resuelto en unos diez años” y explica que, de esta manera, “los documentos apilados en carpetas pasan a convertirse en archivos electrónicos”. Una tarea en la que también han colaborado las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Durante el acto de presentación de los datos, se ha concretado que algunas de las nacionalidades de los ciudadanos que solicitan la nacionalidad española son Ecuador (37.873), Colombia (33.553), Perú (19.333); Bolivia (16.849), Venezuela (5.255), Chile (2.705) y México (1.520).

Las propuestas de denegación se multiplican por cinco

Por su parte, Belén Madrazo, miembro de la Junta de Gobierno del Colegio, ha asegurado que desde que los registradores se han ocupado de esta tarea el número de propuestas de denegación de la nacionalidad “se ha multiplicado por cinco”, respecto al periodo en el que la gestión correspondía al Ministerio de Justicia.

“Parece una cifra alarmante, pero es totalmente objetiva”, ha añadido Madrazo respecto a este cambio de tendencia detectado tras la tramitación de los expedientes. Asimismo, ha reconocido que esta encomienda por parte de Justicia “ha supuesto una carga importante de trabajo” para los registradores que, como funcionarios públicos, han tenido que asumir sin ninguna contraprestación.

Por último, desde el Colegio de Registradores han señalado que el retraso en la tramitación de los expedientes de nacionalidad ha motivado un alto número de reclamaciones y quejas presentadas ante el Consejo General del Poder Judicial y la Oficina del Defensor del Pueblo. Por ello, esperan que con la introducción de las nuevas tecnologías se puedan agilizar de aquí en adelante todos estos procesos en España.

Los registradores estiman que en un mes habrán tramitado los 450.000 expedientes de nacionalidad pendientes