EL CÓNSUL GENERAL EN LA HABANA EXPONE LAS MEDIDAS QUE PERMITEN UNA MEJOR ATENCIÓN

José Antonio Hernández: “En los últimos seis meses, hemos expedido más de 13.000 pasaportes, casi 200 diarios”

| 7 de mayo de 2021, 10:30
Cónsul General de España en La Habana1
José Antonio Hernández Pérez-Solorzano, cónsul general de España en La Habana.

“El nuevo equipo que se incorporó al Consulado en agosto de 2020 se ha marcado unos objetivos precisos que tratan de responder con eficacia a las necesidades de nuestros ciudadanos”, explica el cónsul general de España en La Habana, José Antonio Hernández Pérez-Solorzano. “Fruto de este esfuerzo –afirma–, en los últimos seis meses, hemos expedido más de 13.000 pasaportes, casi 200 diarios”.

 

Pregunta. ¿Por qué escogió la carrera diplomática?

Respuesta. Durante mis estudios de Derecho en la Universidad de Salamanca, en el curso de una conferencia, conocí a quien luego sería un compañero de la carrera diplomática que despertó en mí el interés por esta profesión y me animó a prepararme la oposición de ingreso como una posible salida profesional. Mirando hacia atrás, con las experiencias vividas en el ejercicio de mi profesión, creo que acerté con mi elección. 

P. De Luxemburgo a la Habana, ¿le sorprendió su destino?

R. Creo que todos los diplomáticos que hemos cambiado nuestros destinos en un momento dominado por las restricciones a la movilidad y las precauciones que impone hacer frente a la pandemia del Covid-19 nos hemos visto sorprendidos.

La llegada a este destino en las actuales circunstancias ha sido extraña. Las medidas para hacer frente a la pandemia me han limitado enormemente, casi totalmente, el contacto social con otros colegas cubanos y extranjeros, disfrutar de la vida cultural (que está parada), de los viajes por un hermoso país y del contacto con sus gentes.

P. Como bien sabe, hay países de Latinoamérica que no necesitan visado de turismo para entrar a España. ¿Piensa usted que Cuba debería tener la oportunidad, por numerosas razones, de engrosar el listado de países exentos de visado?

R. Entiendo que se refiere a los visados Schengen, son visados comunes a todos los países integrantes de ese espacio de libre circulación y, por tanto, es una decisión que se adopta en común. España ha sido una gran defensora de la exención de visados a nuestros países hermanos en Iberoamérica cuando esta cuestión ha sido introducida en el orden del día. No me cabe duda, de que, si llega a plantearse en los foros de visados Schengen la exención en relación con Cuba, España la defenderá y promoverá.

P. Me consta que el cónsul Marco Peñín –responsable del departamento de visados del Consulado General de España en La Habana– está realizando una labor intachable ante una situación complicada como la que se vive con el Covid-19. ¿Cómo se anticipa el Consulado ante la esperable creciente de demanda de visados de turismo a España, una vez se normalice la situación?

R. Ojalá la evolución de la pandemia y de los procesos de vacunación permitan pronto volver a expedir visados de corta estancia, para turismo, visitas a familiares, encuentros a todos los niveles (cultural, económico…). Sería una magnífica señal de recuperación de la normalidad.

Llegado ese momento, nuestra previsión es reforzar temporalmente la sección de visados con personal de otras secciones con el fin de atender ese deseo de viajar que en Cuba, como en otras partes, se ha alimentado durante este largo año de restricciones a la movilidad.

P. En los últimos años, el Consulado General de España en La Habana ha llevado a cabo un gran esfuerzo de modernización, informatizando buena parte de sus servicios para facilitar los trámites a los usuarios. Así la puesta en marcha de la funcionalidad ‘sutramiteconsular.maec.es’, por medio de la cual los usuarios pueden ver el estado de tramitación de su visado o su pasaporte; la base de datos de la ley de memoria histórica con más de 1.400.000 consultas desde la última información pública; la difusión de información por Twitter o la mejora en la respuesta de las consultas. ¿Tienen previsto implementar otras medidas?

R. El nuevo equipo que se incorporó al Consulado en agosto de 2020 se ha marcado unos objetivos precisos que tratan de responder con eficacia a las necesidades de nuestros ciudadanos y de los ciudadanos cubanos que necesitan nuestros servicios y que se vieron privados de ellos durante seis meses en 2020.

Entre los objetivos ya alcanzados en estos meses destacaría, por una parte, haber conseguido mantener abiertas nuestras oficinas al público desde que se autorizó su reapertura el pasado 13 de octubre implementando un protocolo riguroso de medidas higiénico-sanitarias para evitar los contagios (control de aforos, mamparas de separación, dispensadores de gel hidroalcohólico, toma de temperatura de todos los empleados y usuarios del Consulado…).

Adicionalmente, desde el pasado mes de febrero hemos duplicado nuestra capacidad de expedición de pasaportes, con una nueva oficina, más amplia en la que se dispone de cuatro puestos de toma de datos y que dispondrá de un quinto puesto antes de junio. Con el fin de mitigar los efectos de las restricciones a la movilidad, hemos diseñado un mecanismo de distribución de los pasaportes recibidos a través de nuestros Viceconsulados Honorarios que evitan, en el caso de Santiago de La Habana, un desplazamiento –cuando ha sido posible– de casi 12 horas a La Habana. Fruto de este esfuerzo, en los últimos seis meses, hemos expedido más de 13.000 pasaportes, casi 200 pasaportes diarios.

En relación con los expedientes de nacionalidad, espero que en el tercer trimestre de este año hayamos concluido con el expediente de la Ley de Memoria Histórica, que habrá supuesto calificar casi 200.000 expedientes en los últimos 11 años.

En el plano de la informatización de las consultas sobre expedientes en este Consulado General, en el mes de mayo se añadirá una tercera aplicación para la consulta en línea de los expedientes de nacionalidad correspondientes a la ley 36 (mayores) que era una demanda que nuestros usuarios han venido reiterando en el pasado.

P. ¿Cómo valora el acuerdo alcanzado con la Organización de Bufetes Colectivos de Cuba para la legalización de documentos?

R. Sin duda, muy positivamente. La disponibilidad de oficinas de la Organización a lo largo y ancho del país ha contribuido a facilitar la vida de muchos ciudadanos que, sin este acuerdo, deberían hacer largos desplazamientos para este trámite y, en este momento, con las restricciones a la movilidad se ha revelado como el único medio para que dichos ciudadanos puedan acceder al servicio de legalización y compulsa del Consulado General.

P. ¿Cuáles son las tasas consulares para los trámites de visados, pasaportes, legalizaciones, compulsas, desde enero de 2021?

R. Estas tasas se encuentran publicadas en nuestra página web.

P. El cónsul Juan Merino ha asumido como objetivo agilizar los expedientes de nacionalidad española correspondientes a la Ley 52/2007 conocida como Ley Memoria Histórica o ley de nietos. ¿Cuántos expedientes quedan por resolver?

R. Todo el equipo nos hemos volcado en nuestros primeros meses en agilizar la resolución de los expedientes de nacionalidad pendientes. El objetivo que nos hemos marcado y que estoy seguro de conseguir es finalizar con la calificación de estos expedientes en el tercer trimestre de este año. Cuando nos incorporamos en agosto, estaban pendientes casi 46.000 expedientes. Actualmente, quedan 22.500, hemos reducido en un 50% nuestra carga de trabajo en este apartado.

Mi compromiso con los solicitantes es que en octubre de este año queden únicamente entre un 2 y un 3% de expedientes por resolver. Serán los casos más complicados o aquellos en que los interesados todavía estén dentro del plazo legal para aportar más documentos que les hayamos requerido.

Pero, en suma, en esa fecha, este expediente habrá quedado concluido en su primera etapa. Ello no implicará una reducción de nuestro volumen de trabajo, pues habrá que contestar a los recursos que se planteen contra las denegaciones, proceder a la inscripción de los descendientes de los nuevos españoles que tengan derecho a la nacionalidad, documentar a todos ellos con sus pasaportes, inscribir sus matrimonios… como ve, resolver su solicitud favorablemente, derivará en gestiones también numerosas en las demás secciones de este Consulado General.

P. ¿Cómo va a afectar al Consulado General en La Habana la entrada en vigor de la nueva ley de Registro Civil?

R. La informatización del Registro Civil supone un avance de gran importancia para una mejor relación con nuestros ciudadanos. Por nuestra parte, hemos completado la formación de nuestro personal en lo que será el nuevo modelo de relación de los ciudadanos españoles con el Registro Civil. En un primer momento, como en todos los comienzos, habrá que informar ampliamente de las nuevas modalidades de trabajo del Registro Civil a nuestros ciudadanos. Superada esa fase inicial, estoy seguro que se percibirán claramente las ventajas del nuevo modelo mucho más flexible y próximo a las personas.

P. El año pasado escribí un artículo titulado ‘¿Sueño o realidad?’, sobre la posibilidad de implantación de un segundo consulado de carrera, en la emblemática provincia de Camagüey, mi provincia natal. ¿Cuál sería la ventaja respecto a la carga de trabajo de la apertura de un nuevo Consulado en Camagüey sobre el Consulado en La Habana?

R. El número de españoles en Cuba, incluyendo a los dobles nacionales, la gran extensión del país y la intensidad de los vínculos de todo tipo entre los pueblos de España y Cuba justifican claramente la necesidad y la oportunidad de un segundo Consulado General de España en la Isla.

Más que una ventaja respecto a la carga de trabajo, el nuevo Consulado General significará un trato más cercano y de calidad para los ciudadanos del oriente, un mejor conocimiento de las necesidades de nuestra colonia –ya que más del 70% de los españoles residentes en Cuba se encuentran fuera de la Habana– y, sobre todo, su apertura será el resultado o la prueba de la intensidad de las relaciones entre los dos países y sus pueblos.

P. ¿Cómo se articula el trabajo con los diferentes consulados honorarios en Santa Clara, Camagüey y Santiago de Cuba?

R. Nuestros tres viceconsulados honorarios se han convertido en una pieza fundamental de nuestro trabajo en Cuba debido a las restricciones a la movilidad que se han impuesto para hacer frente a la pandemia. Con su entrega personal, los vicecónsules han desarrollado y desarrollan una labor admirable para superar esas limitaciones ayudando en los trámites relacionados con las ayudas económicas de las comunidades autónomas o, como he mencionado anteriormente, en la distribución de los pasaportes que se reciben en La Habana de ciudadanos de sus demarcaciones.

P. Todo parece indicar que el voto rogado tiene fecha de caducidad. ¿Qué opina?

R. Creo que hay una voluntad política clara en España para articular un modelo nuevo que permita la participación de los residentes en el extranjero en los procesos electorales en España, una vez que se han constatado las limitaciones del sistema actual. Esperemos que se alcance un consenso entre todas las fuerzas políticas, lo más amplio posible y que, a partir de las lecciones aprendidas hasta ahora, se establezca un sistema seguro y confiable que permita a todos los ciudadanos participar en los procesos electorales con independencia del país en el que vivan.    

P. ¿Cuántos españoles están registrados en la matrícula consular actualmente? 

R. En estos momentos tenemos registrados casi 153.000 españoles residentes en Cuba. En tan solo cuatro años, entre 2009 y 2013, el número de españoles se duplicó desde los 54.000 a los 110.000. Desde 2013 hasta ahora, el aumento anual ha sido de entre 3.000 y 10.000 nuevos españoles al año.

P. ¿Con qué líneas de ayuda se cuenta en este momento, desde el Consulado General, para apoyar a los emigrantes españoles en Cuba?

R. Sin perjuicio de los programas de ayudas de la Consejería de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social de nuestra Embajada, el Consulado General puede conceder ayudas extraordinarias a españoles que se encuentren en Cuba en una situación de necesidad que no puedan superar por sus propios medios.

Así, por ejemplo, contamos con ayudas directas a detenidos, ayudas de subsistencia para determinadas personas especialmente vulnerables y ayudas para instituciones asistenciales. Existen también otras ayudas cuyo importe debe ser reintegrado por el receptor, como las ayudas para la repatriación de emergencia.

P. Ante el infortunio que se vive a causa del Covid-19, muchas actividades no se pueden realizar. ¿Espera reencontrarse tan pronto como sea posible con las diferentes sociedades españolas no solo en La Habana, sino en el resto del país?

R. Efectivamente, una vez que las condiciones de control de la pandemia lo permitan y estas autoridades restablezcan la comunicación interprovincial, tengo como prioridad realizar un viaje a los tres viceconsulados honorarios para tener un conocimiento más cercano y real del día a día de nuestros conciudadanos y de las diferentes asociaciones que a lo largo y ancho del país les agrupan y atienden. Estoy seguro, además, de que será una experiencia muy enriquecedora y que espero que sirva para mostrar a tantos españoles que no están en La Habana que este Consulado General quiere estar cerca de ellos y serles de utilidad.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca