En Noviembre, más de 80.000 españoles que lo pidieron no pudieron votar

IU promueve una denuncia colectiva de los emigrantes que no pudieron emitir su voto rogado el pasado 10-N

Izquierda Unida, a través de su federación IU Exterior, ha hecho un llamamiento a todos los españoles residentes en el exterior que rogaron su voto para las elecciones generales del 10-N y no pudieron ejercerlo, para que detallen las incidencias que sufrieron y así armar una denuncia colectiva que presentará a las instituciones correspondientes, como el Defensor del Pueblo.

IU promueve una denuncia colectiva de los emigrantes que no pudieron emitir su voto rogado el pasado 10-N

Izquierda Unida, a través de su federación IU Exterior, ha hecho un llamamiento a todos los españoles residentes en el exterior que rogaron su voto para las elecciones generales del 10-N y no pudieron ejercerlo, para que detallen las incidencias que sufrieron y así armar una denuncia colectiva que presentará a las instituciones correspondientes, como el Defensor del Pueblo.

La federación quiere que las personas afectadas les trasladen las incidencias que hayan sufrido como consecuencia del sistema de voto rogado a través del buzón virtual disponible en iuexterior.org/contacto. Las mismas serán recopiladas en forma de una denuncia colectiva para ser presentadas ante el Defensor del Pueblo y otras instituciones públicas.

A pesar de las diversas promesas de derogación, el voto rogado sigue impidiendo a más de 2,5 millones de personas de origen español ejercer su derecho al voto con las suficientes garantías. Desde su aprobación en 2011 por parte de PP, PSOE, CiU y PNV, el porcentaje de participación de los electores en el extranjero nunca ha alcanzado el 7% de votos reales.

En las pasados elecciones, más de 80.000 españoles que pidieron su voto desde el extranjero no votaron el 10-N, según informa el portal Maldito Dato tras obtener los datos de las solicitudes y el voto CERA del 10-N a través de la Ley de Transparencia.

“La propia Administración del Estado no cumple con su deber de otorgar el voto a todo aquel residente en el exterior, ya sea permanente o temporal, ya que no siempre llegan los sobres con los votos”, denuncia Nerea Fernández, corresponsable de Acción Política de IU Exterior. “Es una violación del derecho fundamental reconocido en la Constitución española y una infracción de la propia ley electoral, que establece el derecho al ejercicio del voto de las personas residentes en el extranjero y que se la Administración la que asegure la disponibilidad de las papeletas y los sobres de votación”.

Además de denunciar las infracciones electorales, la organización busca poner el foco en la ineficiencia del voto rogado, que desde su implantación ha supuesto el descenso participativo de un 40% a un 5%, a la vez que exigir una vez más su derogación, como vienen haciendo reiteradamente.

IU promueve una denuncia colectiva de los emigrantes que no pudieron emitir su voto rogado el pasado 10-N