MONTORO DEFIENDE LA “AMNISTÍA FISCAL” Y SE RESISTE A PEDIR DISCULPAS COMO RECLAMAN LOS SOCIALISTAS

Hacienda recibió en dos meses 10.500 solicitudes de devolución por parte de los pensionistas retornados

| 12 de marzo de 2015, 14:38
Manifestacion de emigrantes retornados en La Estrada.
Un grupo de emigrantes retornados se manifestaron el fin de semana en la localidad pontevedresa de A Estrada.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, confirmó este miércoles, durante la sesión de Control al Gobierno, que Hacienda recibió entre los meses de enero y febrero un total de 10.500 solicitudes de devolución de las cantidades aportadas por los pensionistas retornados por las sanciones y recargos que les fueron cobrados por haber eludido declarar a la Agencia Tributaria las pensiones que reciben del extranjero. Montoro defendió en sesión plenaria la “amnistía fiscal” que el Gobierno ha decidido aplicar a este colectivo y añadió: “Eso sí que es hacer una amnistía fiscal. Es lo que hemos hecho con este colectivo, atendiendo a sus especiales características y porque se lo merecían, porque eran personas que podían tener un mayor desconocimiento de la legislación tributaria. Y ante eso hemos reaccionado”.

Montoro respondió así a las acusaciones del socialista Antonio Hurtado, quien culpó al Gobierno de “maltratar” a los pensionistas retornados y reprochó al ministro las 700.000 cartas que la Agencia Tributaria (AEAT) envió a los afectados por esta polémica que, “de nuevo, se sienten intimidados, maltratados y coaccionados” por el Ejecutivo. “Muchos subdelegados del Gobierno están pidiendo disculpas públicamente, ¿las hace usted extensibles desde aquí?”, preguntó a Montoro.

El ministro aseguró no tener que disculparse por nada en relación con este asunto, ya que su departamento, dijo, ha “promovido una legislación fiscal que, por primera vez en la Historia, ha condonado cualquier tipo de sanción o recargo”. Montoro aclaró que las 650.000 cartas enviadas por la Agencia Tributaria a principios del pasado mes de febrero eran “aclaratorias” respecto del “periodo abierto para regularizar la situación”, que aún está en vigor.

El titular de Hacienda aclaró que las misivas enviadas, “en aplicación de la legislación tributaria”, explican la “decisión de condonar las posibles sanciones, recargos e intereses” y los pasos a seguir para aclarar la situación con la Agencia Tributaria y reclamar las posibles cuantías que ya se hubieran pagado.

“Usted ha mandado cartas intimidatorias a muchos pensionistas que ya habían declarado y habían sido objeto de comprobaciones por su parte. Se les está yendo la salud a muchos de ellos porque están enormemente preocupados y se está creando una enorme alarma social. Al menos tres de esas cuatro cartas se las podía haber ahorrado”, le respondió Hurtado.

El portavoz socialista recriminó al Gobierno que en lugar de enviar estas misivas no haya “devuelto de oficio” las sanciones y recargos que los pensionistas retornados habían abonado antes de la reforma fiscal.

El ministro dio por zanjado el asunto al asegurar que las delegaciones especiales de la Agencia Tributaria ya han concertado 31.000 citas previas en relación con este asunto, y añadió que los afectados tienen a su disposición una página web en la AEAT y un número de teléfono gratuito, así como un “servicio de asistencia personal” en el que se ofrece tanto información como asistencia para confeccionar las declaraciones complementarias, mediante un sistema de cita previa “para evitar esperas”.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca