Su presidenta dice que cada año hay más personas a las que deben prestar atención

La Feaer critica a la Administración por excluirla de las ayudas para Asociaciones y para Mayores y Dependientes

La presidenta de la Feaer, Eva Foncubierta, critica, una vez más, la decisión de la Dirección General de Migraciones de excluir “a las asociaciones de emigrantes y retornados del territorio nacional” de las ayudas que destina a los programas de Asociaciones y de Mayores y Dependientes.

La Feaer critica a la Administración por excluirla de las ayudas para Asociaciones y para Mayores y Dependientes
Eva Foncubierta-Jorge Torres
Eva Foncubierta.

La presidenta de la Feaer, Eva Foncubierta, critica, una vez más, la decisión de la Dirección General de Migraciones de excluir “a las asociaciones de emigrantes y retornados del territorio nacional” de las ayudas que destina a los programas de Asociaciones y de Mayores y Dependientes.

“No entendemos, cómo una Direccion General cuyo fin primordial tendría que ser velar por el retorno, no reserva una mínima partida económica para sufragar programas de retorno y emigración a las Asociaciones de Emigrantes y Retornados”, denuncia Foncubierta, quien informa de la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del pasado día 4 de la convocatoria de las ayudas por este concepto, de las que han quedado excluidos “por cuarto año consecutivo y coincidiendo con Aurelio Miras Portugal como máximo representante de esta Dirección General”.

Foncubierta asegura que, de esta manera, el departamento que dirige Miras se olvida “nuevamente del retorno y de favorecer la calidad de vida del colectivo de retornados”.

Se trata de “personas que han hecho y siguen haciendo mucho por favorecer la economía de nuestro país y deberían recibir mejor trato por parte de nuestro Gobierno”, apunta la presidenta de la Feaer, quien asegura que “de todos es conocida la inmensa labor que las asociaciones de emigrantes retornados hemos realizado durante más de 30 años, consiguiendo divisas para nuestro país en forma de pensiones y luchando por los derechos de los emigrantes que retornan y de los que están por hacerlo”.

“Nuestra existencia nunca ha resultado fácil, pero siempre hemos tenido la suerte de contar con el apoyo del Ministerio de Empleo, quien ha velado por el desarrollo de nuestras actividades desde nuestros inicios. Siempre hemos trabajado en justa corresponsabilidad, cubriendo una necesidad social al atender a un colectivo en riesgo de exclusión, cuyos problemas son difíciles de abordar por parte de la Administración”, sostiene Foncubierta, quien asegura que, “año tras año, crece el número de españoles que nos solicita ayuda, crece el número de asociados, el número de consultas y por supuesto, el sector de población al que atendemos”.

La presidenta de la Feaer informa, además, de que “hace ahora unos treinta años se constituyó” la primera asociación de retornados, “no con más de un centenar de asociados en sus primeros años de vida. Hoy son doce las asociaciones y dos federaciones las que asesoran y velan por una justa inserción socioeconómica del retornado en nuestro país. Hoy contamos con 45.000 asociados, 100.000 consultas al año y una cuña poblacional que se sitúa en torno a las 800.000 personas españolas retornadas”, informa.

Así mismo, añade que el programa de atención al retornado de la Federación que preside “ha experimentado un cambio significativo en los últimos años”.

“El ciclo migratorio ha cambiado y hemos tenido que ampliar nuestra atención y asesorar y formar a los nuevos migrantes que ahora abandonan nuestra tierra”, asegura, y añade: “Con ello intentamos facilitar el nuevo flujo migratorio, intentamos que nuestros jóvenes se encuentren con cuantos menos problemas cuando viajen al exterior en busca de trabajo. Y por el mismo motivo hemos cambiado nuestra nomenclatura, “asociaciones de emigrantes y retornados”.

Para la presidenta de la Feaer, “ahora toca seguir ampliando nuestros conocimientos y nuestra atención global. En poco tiempo comenzarán a regresar paulatinamente estos que ahora salen y tendremos que estar preparados para ofrecer la información y asesoramiento que nos requieran, una atención especializada a la que no estamos acostumbrados y para la que nos tendremos que preparar. A todo esto, hemos de sumar el trabajo añadido de tener que hacer frente a los problemas de los retornados con Hacienda. Cientos de miles de afectados que tendrán que regularizar su situación fiscal en los próximos meses y que están acudiendo en masa a nuestras desbordadas oficinas”.

La presidenta de la Feaer considera que asociaciones como la que dirige son de las “organizaciones sociales que cuenta con mayor número de asociados y con un colectivo tan numeroso y con tanta presencia en nuestra sociedad. Somos entidades austeras que necesitamos de pocos recursos para subsistir y que generamos mucha riqueza con nuestra gestión. Nuestra máxima es reivindicarnos con nuestra labor, mostrar primero los resultados de nuestro trabajo y luego pedir justa valoración del mismo”.

Foncubierta asegura que en varias ocasiones han mostrado a Miras “el trabajo que llevan a cabo y en muchos foros el director general no ha dudado en elogiar nuestro trabajo”. Por ello, dice no entender por qué no cuentan “con el apoyo y la sensibilidad de la Administracion Central, ya que es una labor de corresponsabilidad la que se ha de tener con el colectivo de retornados”.

“Consideramos que tienen que ser objetivo prioritario para este Gobierno velar por el retorno y el bienestar del colectivo y deber de esta Direccion General apoyar e incentivar los medios que lo faciliten”, asegura.

Foncubierta reconoce que España vive “un periodo muy difícil, que se prolonga en demasía en el tiempo y que en lo económico afecta de igual modo a otras entidades y colectivos como el nuestro”, pero “nuestra realidad pasa por sufrir la gestión de la Dirección General de Migraciones del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, cuyos representantes llevan cuatro años dando la espalda a nuestra problemática y cuatro años negando cualquier tipo de ayuda al movimiento asociativo de retorno”.

“Han cortado de raíz cualquier vinculación con nuestro colectivo, abandonando a su suerte los designios de miles de personas que son atendidas por nosotros sin ningún apoyo por parte de ese Ministerio”, denuncia.

Ante esta situación, “sólo nos queda esperar que la mencionada Dirección General en algún momento e igual con algún necesario cambio, dispense al retornado una atención y apoyo acordes con las exigencias merecidas de un colectivo tan digno y sacrificado como el nuestro”, puntualiza. Y concluye: “Necesitamos que la Administración central asuma la existencia de una nueva emigración y su inminente retorno, apoye el sostenimiento y creación de cuantos mecanismos sean necesarios para atenderla y vele por el retorno reglado y digno de nuestros conciudadanos”.

La Feaer critica a la Administración por excluirla de las ayudas para Asociaciones y para Mayores y Dependientes