Embajadas españolas de toda Latinoamérica se sumaron al Día de la Hispanidad

| 14 de octubre de 2017, 15:41

La Fiesta Nacional de España tuvo su eco, como todos los años, el pasado 12 de octubre en todos los países de Latinoamérica, donde las respectivas embajadas organizaron una recepción para compartir la conmemoración con la colectividad española, las autoridades locales y una amplia representación de la sociedad del país donde residen.

 

Cuba

En Cuba, el embajador de España, Juan José Buitrago, depositó una ofrenda floral ante el monumento de José Martí en el Parque Central de La Habana Vieja, con motivo del Día de la Hispanidad. “Martí representa el alma de Cuba, es el símbolo de esta nación, es el prócer que dio sentido a sus luchas de independencia y una persona que defendió una serie de principios y valores que hoy abrazamos todos (...), que hizo un conjunto de aportaciones muy valiosas para el conjunto de América Latina”, aseveró el embajador.

Se trata de la primera vez que la misión diplomática española en la isla realiza un acto de estas características con motivo de la fiesta nacional de España, y la intención es darle continuidad en los próximos años. El gesto, agregó, “se inscribe en que las relaciones entre España y Cuba son buenas, están basadas en el respeto y el respeto implica el reconocimiento de sus principales figuras”.

La estatua de José Martí ante la que se realizó la ofrenda floral está situada en el Parque Central, en el corazón de La Habana Vieja.

Al acto asistieron el subdirector para Europa del Ministerio cubano de Relaciones Exteriores, Alejandro Simancas, y numerosos representantes del cuerpo diplomático acreditado en la isla, así como el historiador de La Habana, Eusebio Leal, condecorado hace un mes con la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica.

El embajador se refirió asimismo a la próxima visita de los Reyes de España a Cuba, que “va por su camino” y tendrá lugar cuando se acuerde una fecha con el Gobierno cubano.

 

Uruguay

La Embajada de España en Uruguay se sumó a los festejos por el Día Nacional de España y ofreció una velada en Montevideo, donde el anfitrión, Javier Sangro de Liniers, destacó la “riqueza” de las relaciones bilaterales, así como “los múltiples lazos de cariño” que unen a las dos sociedades.

El diplomático español, que lleva “apenas unos meses” en el país suramericano, encabezó la celebración en la Embajada de España, donde se congregaron numerosas autoridades nacionales, como el canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa.

Sangro explicó a Efe que se trata de una velada “muy entrañable” en la que todos los 12 de octubre se convoca a la colectividad de españoles, al cuerpo diplomático, a autoridades civiles, eclesiásticas y militares, así como otros representantes de la sociedad. “Sirve para confraternizar, para mostrar lo que España está haciendo, por dónde nos movemos y para transmitir un mensaje de cariño al país en el que uno está acreditado”, señaló el embajador, quien asumió su cargo el pasado mes de mayo.

El diplomático también consideró que la velada sirve para ofrecer “una ventanita” por la que mirar a España y una oportunidad para que la comunidad española se sienta como en su casa.

Durante su discurso, Sangro aludió brevemente a la situación que atraviesa su país y explicó que la relación con Cataluña es “todavía fluida”. En este sentido, el embajador aludió a una frase del rey Felipe VI y señaló: “Son momentos difíciles, pero lo superaremos. Son momentos complejos, pero saldremos adelante porque creemos en nuestro país y nos sentimos orgullosos de lo que somos”.

 

Paraguay

En Paraguay, el embajador español, Javier Hernández, dijo que España y América son dos realidades que no se entienden por separado, en el acto de la fiesta nacional, en que estuvo flanqueado por el canciller paraguayo, Eladio Loizaga, y por Taleb Rifai, secretario general de la Organización Mundial del Turismo.

Hernández, en su primera fiesta nacional como embajador en Paraguay, indicó que ante el actual momento histórico que vive España conviene recordar que “es una gran nación con abundantes siglos de historia y acontecimientos que nos han construido como somos”.

En ese sentido, recordó que España ha aportado a la historia hechos tan trascendentales como el que supuso el “encuentro entre los pueblos de Europa y América”. “Ni España ni América se entienden sin aquello (...) Ahora, a raíz de aquel encuentro, 500 millones de habitantes de la tierra hablan español”, añadió el embajador.

El diplomático aprovechó la presencia de Rifai, así como la del ministro de Turismo de Argentina, Gustavo Santos, y de la ministra de Turismo de Uruguay, Liliam Kechichián, para ofrecer la experiencia de España en ese campo, en el que es potencia mundial. “España como saben es una potencia turística y tenemos una gran experiencia que estamos dispuestos a compartir con el resto del mundo porque estamos convencidos de que el turismo es fuente de desarrollo y de hermandad”, dijo el embajador.

A la recepción acudieron el intendente de Asunción, Mario Ferreiro, ministros del Gobierno paraguayo, empresarios paraguayos y españoles y parte del cuerpo diplomático extranjero.

 

Panamá

En Ciudad de Panamá, la vicecanciller del país, Farah Urrutia, asistió a la recepción ofrecida en la noche del pasado miércoles por la Embajada española con motivo de la Fiesta Nacional, a la que también acudieron, entre otros, el viceministro panameño de la Presidencia, Salvador Sánchez; el Defensor del Pueblo, Alfredo Castillero; el presidente de la Corte Suprema de Justicia, José Ayú Prado; y el arzobispo de Panamá, José Dmingo Ulloa. También representantes de la empresa privada y empresarios españoles.

El embajador español en Panamá, Ramón Santos, en su intervención recordó, por su parte, que hace 40 años en el pacto constitucional de 1978 España resolvió todas sus contradicciones, dando paso “a una de las sociedades más plurales, tolerantes y diversas de Europa”. “Esta es la mejor España que hemos tenido en toda nuestra historia, la más libre, la más culta, la más próspera, la más plural, la más igualitaria, la más contenta de su ser que hemos tenido nunca”, resaltó Santos.

Santos aprovechó la fecha para referirse a las relaciones entre su país y Panamá, al destacar que en los últimos años se “han estrechado gracias a los crecientes intercambios económicos y culturales”. Detalló al respecto que las empresas españolas han estado muy presentes en el país centroamericano y se han manifestado en obras como la ampliación del Canal de Panamá, en la Línea 1 y 2 del Metro; así como en hospitales, saneamiento, carreteras, electricidad y telefonía, ingeniería, comunicación, moda y también aplicaciones informáticas, entre otras.

La vicencanciller Urrutia indicó por su parte que la presencia española es un “componente importante” en la actividad socioeconómica del país y resaltó que actualmente hay unos 20.000 españoles que viven aquí y cerca de 300 empresas establecidas con una inversión cercana a los 2.000 millones de dólares (1.684 millones de euros). Esto convierte a España “en uno de los diez socios comerciales más importantes de Panamá”, remarcó Urrutia.

 

Nicaragua

Con un cóctel y una amena revista cultural en el Centro de Convenciones Olof Palme, la Embajada de España en Nicaragua celebró su Día Nacional. El embajador, Rafael Garranza, destacó los lazos históricos que unen a ambas naciones. “Queremos demostrar, en un solo acto, todo el entramado de relaciones que unen a nuestros dos países”, manifestó el diplomático.

Garranza reiteró el mensaje enviado por el rey Felipe VI al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, transmitiéndole el pesar por el impacto que ha tenido en vidas humanas y destrucción, por el paso de la tormenta tropical ‘Nate’. “El mensaje expresa la solidaridad con las familias y todos los afectados; y con el Gobierno por el impacto de la tormenta”, sostuvo.

En la recepción, estuvieron presentes el asesor presidencial para las Inversiones, Laureano Ortega Murillo; así como el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri. También estuvieron presentes los miembros del cuerpo diplomático; miembros del Gabinete de Gobierno, órganos internacionales y agencias de cooperación acreditadas en Nicaragua.

El canciller de Nicaragua, Denis Moncada, expresó sus felicitaciones al pueblo y Gobierno de España en la conmemoración de su Día Nacional. Moncada manifestó que Nicaragua, con España, ha mantenido un diálogo franco y respetuoso a través de encuentros al más alto nivel, que ha permitido avanzar en el desarrollo de las relaciones diplomáticas, culturales, comerciales e inversiones (infraestructura, telecomunicaciones, energía y turismo).

“Con España nos une un hilo histórico que se remonta y desarrolla en los últimos cinco siglos con la realidad, combinación, simbiosis y mestizaje que recoge la investigación histórica”, expuso.

En este evento, también estuvieron dirigentes del Ejército de Nicaragua y la Policía Nacional, así como artistas, empresarios y ciudadanos españoles.

 

Honduras

En Tegucigalpa, el embajador de España, Miguel Albero, dijo que espera que Honduras “alcance la potencialidad que tiene”, y resaltó las buenas relaciones bilaterales y de cooperación en varios campos. Albero, quien este mes finaliza su mandato en Tegucigalpa, dijo que espera además que Honduras “llegue a ser el país que puede y deber ser”, durante su discurso con ocasión de la conmemoración de la Fiesta Nacional de España.

Señaló que desde que asumió el cargo de embajador en Tegucigalpa, en 2013, ha tratado de “ayudar a mejorar las relaciones” entre España y Honduras, adonde llegó en “una aventura familiar”.

En el ámbito político, el embajador destacó que los últimos cuatro años han sido importantes para “la consolidación de las relaciones entre nuestros países”.

Albero destacó además que la cooperación española le ha permitido “conocer casi todos los rincones de Honduras, de Guajiquiro a Minas de Oro; de Trujillo a Gracias; de Trojes a Catacamas” y “he podido comprobar lo maravilloso que es este país, como lo eficaz y visible” de la cooperación de España.

Afirmó que España ha apoyado a Honduras en proyectos de saneamiento y potabilización de agua en el occidente del país, así como en el fortalecimiento institucional de manera bilateral y conjunta con la Unión Europea. También hizo referencia al Fondo de Conversión de Deuda de Honduras frente a España, el que calificó como “el más importante” que su país “tiene en todo el mundo”, porque permite ejecutar diversas obras de beneficio colectivo en el país centroamericano.

 

Guatemala

Durante su discurso en la recepción por la Fiesta Nacional, el embajador de España en Guatemala, Alfonso Portabales, ensalzó la fantástica relación diplomática y de amistad que mantienen España y Guatemala, y muestra de este trabajo es que la compañía Air Europa iniciará operaciones con el país centroamericano el próximo año, al igual que trabajan para que el Real Madrid, el Barcelona y la Selección Española visiten la nación.

El vicepresidente de Guatemala, Jafeth Cabrera, presente en esta celebración que también reunió a otros miembros del Ejecutivo y personalidades de distintos ámbitos –como la Corte Suprema de Justicia, el Tribunal Supremo Electoral o la Procuraduría de Derechos Humanos–, reiteró su solidaridad con el pueblo y el Gobierno español ante la crisis catalana. El vicepresidente destacó además que España es el socio comercial más importante de la Unión Europea y, por ende, un puente para las exportaciones guatemaltecas, además de un vínculo con Iberoamérica, en relación a la próxima cumbre, que se realizará en 2018.

 

Costa Rica

En Costa Rica, el embajador de España, Jesús Rodríguez-Andía, dijo, en la celebración del Día de la Hispanidad, que “no todas las votaciones son democráticas”, en referencia al referéndum ilegal convocado el pasado 1 de octubre en Cataluña, durante su discurso ante representantes empresariales de España y Costa Rica, instituciones de este país y una representación del cuerpo diplomático en San José.

Después de hacer referencia a “las excelentes relaciones entre España y Costa Rica en todos los aspectos”, ya que “es un país con el que todo nos une y nada nos separa”, el embajador destacó la visita efectuada a España el pasado mayo por el presidente costarricense, Luis Guillermo Solís.

El diplomático recordó que la anterior visita oficial de un presidente de Costa Rica a España la había realizado Óscar Arias en 2008. “Desde entonces se fueron consolidando los flujos de inversión desde España hacia Costa Rica. Durante más de una década España ha venido figurando regularmente entre los dos o tres primeros inversores extranjeros en el país (centroamericano) y confiamos en que la visita presidencial realizada este año consolide este mismo efecto”, expresó Rodríguez-Andía.

 

Ecuador

España celebró el Día de la Hispanidad en Quito con una multitudinaria recepción encabezada por el embajador, Carlos Abella y de Arístegui, y a la que asistieron al menos ocho ministros ecuatorianos, reflejo de los estrechos vínculos entre los dos países.

El máximo representante diplomático de España aprovechó la oportunidad para subrayar, ante varios cientos de invitados, las buenas relaciones con el gobierno del presidente Lenín Moreno y recordar que en el ámbito político las visitas recíprocas al más alto nivel son “continuas”.

En ese sentido, anunció a los participantes el próximo viaje a España del presidente Moreno, en diciembre, en la que por el momento sería su segunda salida al extranjero, después de la que realizó en septiembre a la Asamblea General de la ONU.

En su balance de las relaciones económicas, Abella destacó como “satisfactorio” que 150 empresas españolas estén presentes en Ecuador y que “4.500 exporten a este atractivo país”. Este año se espera que la balanza comercial entre ambos países supere los 1.000 millones de dólares, gracias a la entrada en vigor del Acuerdo Multipartes entre la Unión Europea y Ecuador.

La ceremonia tuvo lugar en la residencia oficial, situado en el pintoresco barrio de Guápulo, un sector separado de la ciudad, fundado por españoles y que hoy está integrado a Quito. Allí, con el bello trasfondo de la Iglesia de Nuestra Señora de Guápulo, Abella también mencionó a los 480.000 ecuatorianos que residen en España y a los 60.000 españoles en Ecuador, una circunstancia que a su juicio “hacen a España más ecuatoriana” y “a Ecuador más español”.

En su discurso, y tras hacer repaso a la recuperación económica de España tras la grave crisis iniciada en 2008, el diplomático se refirió asimismo a la situación en Cataluña. Y recordó a los “españoles presentes” las palabras del rey Felipe del pasado día 3, en las que afirmó: “No estáis solos; son momentos muy complejos, pero saldremos adelante porque creemos en nuestro país y nos sentimos orgullosos”.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca