Cospedal leyó parte del ‘Quijote’ en el futuro Instituto Cervantes de Shanghai

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, participó en una lectura de ‘Don Quijote de La Mancha’, de Miguel de Cervantes, en el embrión del que se espera que sea en un futuro el centro educativo del Instituto Cervantes en Shanghai, la capital económica de China.

Cospedal leyó parte del ‘Quijote’ en el futuro Instituto Cervantes de Shanghai
Dolores de Cospedal, durante la lectura en el Instituto Cervantes de Shanghai.

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, participó en una lectura de ‘Don Quijote de La Mancha’, de Miguel de Cervantes, en el embrión del que se espera que sea en un futuro el centro educativo del Instituto Cervantes en Shanghai, la capital económica de China.

Cospedal, que llevó a cabo en la metrópoli oriental las actividades de promoción comercial y de inversiones de la segunda jornada de su viaje oficial a China, que inició en Cantón (sureste), participó en la lectura junto con el hispanista Chen Kaixian, uno de los mayores especialistas chinos en Cervantes.

Junto a Chen, que dirige el Centro Cervantes del Departamento de Español del Instituto Jinling de la Universidad de Nankín, una de las más importantes del este de China y una de las más especializadas en el estudio del castellano, Cospedal leyó la ‘Dedicatoria al Conde de Lemos’ del segundo libro del ‘Quijote’.

Por ahora el Instituto Cervantes tiene su único centro educativo de China en Pekín, ya que el país asiático establece el límite de que las instituciones estatales de este tipo sólo pueden tener una sede en su territorio si cuentan con financiación totalmente estatal.

De esta manera, este embrión del futuro Cervantes es oficialmente la Biblioteca ‘Miguel de Cervantes’ del Consulado General de España en Shanghai, que funciona desde 2007 como un centro cultural para la difusión del idioma y la cultura hispanohablante en la ciudad más poblada de China, donde hay gran demanda de aprendizaje del español.

Cospedal leyó parte del ‘Quijote’ en el futuro Instituto Cervantes de Shanghai