El CGCEE quiere ir más allá en la reforma electoral y pide la creación de una circunscripción para el exterior

También recuerda que todavía están pendientes muchas reivindicacionesTras mostrar su satisfacción por la eliminación del voto rogado, el Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE) se ofrece al legislativo “como actor consultivo de la subcomisión creada en el Congreso para explorar la posibilidad de una reforma más amplia de la Ley Electoral en relación con el ejercicio del voto desde el exterior”.

El CGCEE quiere ir más allá en la reforma electoral y pide la creación de una circunscripción para el exterior

Un comunicado, firmado por la presidenta del CGCEE, Violeta Alonso; el presidente de la Comisión de Derechos Civiles y Participación, David Casarejos; y la Comisión Permanente del CGCEE; explica que las demandas de la ciudadanía exterior van más allá de esta reforma y que “pasan por la consecución de una circunscripción exterior que permita a los más de tres millones de residentes en el extranjero tener representación parlamentaria”, como ya ocurre en otros países. Además, piden un incremento de las garantías que “permitan asegurar la llegada del voto para aquellos que no pueden desplazarse hasta el consulado”, especialmente en los llamados países continentes como Australia, Brasil o Canadá.

Desde el CGCEE recuerdan que todavía están pendientes reivindicaciones como la creación de más centros de Aulas de Lengua y Cultura Española (ALCE), la dotación de más recursos y creación de nuevos consulados, la homogeneización de los planes de retorno, la reducción de plazos para la homologación de títulos y la protección real a las víctimas de la violencia de género.

La presidenta Alonso se muestra esperanzada con que la participación suba a los niveles previos a la implantación del voto rogado y asegura que “una participación alta propiciaría que los partidos políticos escuchen con más atención las demandas y necesidades de los emigrantes”.

Por su parte, Casarejos afirma que el fin del voto rogado “es el comienzo de un camino y no un destino final”, y espera que el apoyo de todos los partidos políticos para suprimir el voto rogado se “complemente con la inclusión de soluciones a los problemas de la emigración en sus programas electorales”. Además, recuerda que está pendiente la reforma de la Ley de Memoria Democrática que permitirá a muchos españoles acceder a la nacionalidad.

El CGCEE quiere ir más allá en la reforma electoral y pide la creación de una circunscripción para el exterior