El centro ha cerrado para cumplir con las órdenes para combatir el coronavirus

El Cervantes en Nueva Delhi ha acogido en dos semanas a casi cien turistas españoles varados en la India

El Instituto Cervantes de Nueva Delhi, que desde el 28 de marzo, y en estrecha colaboración con la Embajada de España, ha acogido a 96 turistas españoles varados en la India, cerró definitivamente sus instalaciones este martes, 14 de abril, para cumplir con las órdenes de las autoridades indias.

El Cervantes en Nueva Delhi ha acogido en dos semanas a casi cien turistas españoles varados en la India

El Instituto Cervantes de Nueva Delhi, que desde el 28 de marzo, y en estrecha colaboración con la Embajada de España, ha acogido a 96 turistas españoles varados en la India, cerró definitivamente sus instalaciones este martes, 14 de abril, para cumplir con las órdenes de las autoridades indias. El pasado 4 de abril, con la salida de los últimos 64 turistas, se culminó con éxito la operación de dar refugio a los turistas más necesitados. Posteriormente, el centro cerró sus instalaciones para proceder a la limpieza y una primera desinfección del edificio, y ahora abre temporalmente para acoger a un último grupo de rezagados que esperaban partir de la India el 14 de abril en un vuelo especial.

A partir de ese momento, y una vez cumplido el servicio de dar refugio al grueso de turistas españoles, el centro cerró definitivamente sus dependencias en cumplimiento de las instrucciones de las autoridades locales indias, que ordenan la paralización de todos los centros educativos y culturales del país para evitar las aglomeraciones de personas y contribuir a la lucha contra el coronavirus.

Además, el Cervantes de Nueva Delhi asegura así que su personal de plantilla cumpla escrupulosamente las órdenes de confinamiento absoluto decretado por el Gobierno local y no tenga que desplazarse al centro. Una vez sea derogado el periodo de confinamiento, el centro procederá a la desinfección a fondo de todas sus instalaciones y al desmantelamiento de las camas, duchas y espacios de comedor que han dado servicio a los turistas españoles. El objetivo es que las aulas, la sala de exposiciones y el resto de dependencias recuperen su condición natural y estén listos para su reapertura cuando se levanten las prohibiciones.

Los últimos turistas que puedan quedar en la India y que no hayan optado por la convocatoria de evacuación de la Embajada española tendrán la opción de alojarse en los hoteles asequibles que ha localizado la embajada, o la posibilidad de inscribirse en el programa ‘Aloja’ que ha puesto a disposición el Ministerio de Asuntos Exteriores.

El Cervantes en Nueva Delhi ha acogido en dos semanas a casi cien turistas españoles varados en la India