ACTO CELEBRADO EN LA SEDE DE LA ENTIDAD EN LA CIUDAD DE EL TIGRE

Centro Cultural Español Cervantes agasajó a sacerdotes en el Día de Santiago Apóstol

La Santa Misa fue oficiada por el Padre Alfredo Giménez Salazar, párroco de Cantaura (estado Anzoátegui) y vicario de los Derechos Humanos, encomendado por Monseñor César Ortega, Obispo de la Diócesis de Barcelona.
Centro Cultural Español Cervantes agasajó a sacerdotes en el Día de Santiago Apóstol
 Un momento de la celebración.
Un momento de la celebración.
La Santa Misa fue oficiada por el Padre Alfredo Giménez Salazar, párroco de Cantaura (estado Anzoátegui) y vicario de los Derechos Humanos, encomendado por Monseñor César Ortega, Obispo de la Diócesis de Barcelona.
Con motivo de la celebración del Día de Santiago Apóstol, el Centro Cultural Español Cervantes (CCEC) brindó un agasajo-almuerzo a los sacerdotes de la zona Sur del estado Anzoátegui que asistieron a los actos de eucaristía y confirmaciones en el templo en el sector Los Chaguaramos de El Tigre que lleva el nombre del primer apóstol mártir, y patrono de España.
Al ágape asistieron los sacerdotes Alfredo Giménez Salazar, párroco de Cantaura, vicario de los Derechos Humanos y comisionado por el obispo de la Diócesis de Barcelona, monseñor César Ortega, para impartir los oficios religiosos locales con motivo de la festividad, el sacerdote José Humberto Tovar de la Iglesia Virgen del Valle, Francisco J. Prada de la Iglesia Santo Cristo de Pariaguán, Jorge Luis Zapata Rodríguez de la iglesia San Pedro Apóstol de Mapire en el municipio Monagas, sacerdote Esteban Gómez de la Misión de la Fe en Zuata, y el Padre Jesús Barrios de la Iglesia Santiago Apóstol, la institución eclesiástica anfitriona. También los seminaristas Jesús Irady y Fernando Oliveros, e integrantes de las organizaciones de renovación carismática, movimientos de apostolados y del comité juvenil de la parroquia Santiago Apóstol.
En el CCEC fueron atendidos por el presidente de la institución José Luis Ferrera Tejera, quien estuvo acompañado de su esposa Luisa de Ferrera, de los también directivos Jenny Capllonch Calderón (secretaria general) y José Mesa Castillo (Coordinación), de la gerente Beatriz Calderón de Capllonch, y su asistente Fanny de Coa.
Se trató de un compartir en el que destacaron las manifestaciones de fe y dedicación espiritual. Al final, además de las expresiones de agradecimiento, los presbíteros Jesús Barrios y Esteban Gómez impartieron oraciones y elevaron sus bendiciones a los presentes ante la presencia de una imagen de Santiago Apóstol que ocupa un lugar especial en la sede del Centro Cultural Español Cervantes.
Junta Directiva CCEC, período 2010-2012, está conformada por: José Luis Ferrera Tejera, como presidente; Alberto González Crespo, vicepresidente; Jenny Capplonch Calderón, secretaria general; Ricardo González Martín, tesorero. Como directores: Alexis Vera Cabrera (Cultura), Roberto Vera Cabrera (Deportes), Josué Mesa Castillo (Comunicaciones); José Mesa Castillo (Coordinación), y Jesús Enrique Miguez Alfaro (Mantenimiento).
Comité de Admisión y Disciplina: José Francisco Francisco, presidente; José Dacosta, vicepresidente; Jorge Vilar Reyes, secretario; Gustavo Martín Martín, y Alfonso Ucha Ucha, como vocales.


Santiago Apóstol
Como Patrón de España que es, Santiago el Mayor (más conocido como Santiago Apóstol) es también el patrón de numerosos pueblos y ciudades que el día 25 de julio celebran en su honor fiestas tanto paganas como religiosas. Santiago de Compostela es la ciudad que mayores fiestas organiza en su honor. La catedral de la ciudad acoge esos días la mayor afluencia de peregrinos del año.
Coincidiendo con el patronazgo de España, Santiago el Mayor, también es patrón del Arma de Caballería, del Ejército español de Tierra, y de la ciudad de Caracas. La frase final del Himno de esta arma, es una de las más conocidas de España en la reconquista: “Santiago y cierra, España”.
Alrededor del año 813, en tiempos del Rey de Asturias Alfonso II el Casto, un ermitaño cristiano llamado Paio (Pelayo) le dijo al obispo gallego Teodomiro, de Iria Flavia (España), que había visto unas luces merodeando sobre un monte deshabitado. Hallaron una tumba donde se encontraba un cuerpo degollado con la cabeza bajo el brazo.
Sobre los restos que se conservan bajo la catedral de Compostela jamás se han realizado pruebas científicas, y la autenticidad de los mismos ha sido puesta en duda en numerosas ocasiones, entre otros, por el historiador católico Claudio Sánchez Albornoz.
Por una parte, se ha documentado arqueológicamente la existencia previa de un cementerio de origen céltico y reutilizado en distintas épocas por diversos grupos: por los primeros cristianos llegados a la zona de Galicia (después del año 250 aproximadamente), por los suevos (pueblo guerrero germano que ocupó Galicia entre 411 y 585), por los visigodos (“godos del oeste”, pueblo germano que ocupó España entre 585 y 711 y que en ese período tenía su capital en Toledo), y por los musulmanes en el siglo VIII. Estos descubrimientos sólo prueban que Compostela era una necrópolis precristiana, pero no soluciona nada con respecto a la tumba de Santiago, cuyos restos podrían pertenecer bien al mismo apóstol (el tráfico de reliquias comenzaba a desarrollarse en ese período), bien a cualquier otro mártir cristiano. Incluso algunos proponen que se trate de los restos del mismísimo Prisciliano.
El rey Alfonso ordenó construir una iglesia encima del cementerio (compositum), origen de la Catedral de Santiago de Compostela (“Santo Jacob del compositum”). Otros sostienen que la palabra Compostela proviene de ‘campus stellae’: “campo de las estrellas”, debido a las luces que bailoteaban sobre el cementerio (véase fuego fatuo).

Centro Cultural Español Cervantes agasajó a sacerdotes en el Día de Santiago Apóstol