AL ACTO ELECTORAL PARA RENOVAR EL DIRECTORIO, EL PASADO DÍA 24, SÓLO SE PRESENTÓ UNA LISTA

Carballedo reconoce que los desafíos del Hospital Español “son enormes”

| 2 de diciembre de 2013, 15:44
José López Carballedo, con el deán de Santiago de Compostela.

Con enormes dificultades para hacer frente a sus obligaciones de pago en el marco del concurso de acreedores que atraviesa y cargando sobre sus espaldas una importante deuda postconcursal, se renovó el Directorio del Hospital Español de Buenos Aires. “Nos costó mucho conformar la lista”, reconoció uno de los integrantes de la directiva electa e impulsor de la constitución del nuevo directorio, José López Carballedo, quien considera que “los desafíos son enormes” porque habrá que normalizar la situación de los trabajadores.

 

“La lista –apuntó– se conformó porque era el último plazo que nos había dado la jueza del concurso de acreedores que atraviesa la institución”. En esta dirección, señaló que la magistrada “había dispuesto que si el 24 de noviembre no había elecciones, el 26 dictaba la intervención”.
El acto eleccionario, aunque solo se presentó una lista, tuvo lugar el domingo 24 y está previsto que este lunes 2 de diciembre asuma la conducción la nueva comisión directiva, encabezada por el dirigente riojano José Armas López.
“Los desafío son enormes”, explicó Carballedo, porque además de pilotar el concurso tendrán que normalizar la situación de los trabajadores que llevan meses sin cobrar sus salarios; motivo por el cual llevaron adelante un paro (cese de actividades) que se prolongó durante 72 días.
Con el objetivo de conducir a buen puerto la situación, la nueva directiva tiene previsto contratar como gerente general de la casa a Víctor López y analizan también contratar a profesionales especializados “para puestos claves”.
“Estamos en decadencia total”, se sinceró Carballedo, que evitó responsabilizar a los directivos salientes. Al respecto apuntó: “Yo no digo que todo esto sea responsabilidad de los directivos que finalizan el mandato, a lo mejor es resultado del momento que se está viviendo”. “Lo importante –avanzó– será hacer el mayor esfuerzo para sacar la casa adelante”.
Por último, indicó que “es muy importante el apoyo moral de las autoridades españolas para sacar al Hospital Español adelante” y confirmó que atada a la suerte del Hospital Español de Buenos Aires va la de la Residencia Geriátrica ‘Elías Romero’. En esta línea, el dirigente señaló que el destino de ambas entidades “va de la mano”.
Al respecto, López Carballedo planteó que el Hospital “podría prescindir de las tierras del Hogar” pero que “para poder hacerlo primero debe levantar el concurso de acreedores” y que eso, en este momento, “está un poco complicado”.


Primera asociación que fundan los españoles
A mediados del año 1852 y con el nombre de ‘Sala Española de Comercio y Asilo de Beneficencia’, nacía el Hospital Español de Buenos Aires. Fue la primera agrupación de españoles que se constituyó en el Río de la Plata después de la emancipación continental.
El general Justo José de Urquiza, luego de derrotar a Juan Manuel de Rosas en la batalla de Caseros, hizo recobrar el día 1º de aquel año la plenitud de sus derechos como extranjeros a los españoles –que hasta entonces no les eran reconocidos– con lo cual ya podían gozar de reunión, que se apresuraron a ejercitar.
Así fue que el día 5 de setiembre de 1852, en el local ubicado en la calle Santa Clara (luego Potosí y hoy Alsina 679) quedaba inaugurada la Sala Española de Comercio y Asilo de Beneficencia.
Tras superar diversas vicisitudes, el 30 de junio de 1872 se colocó la primera piedra del edificio, en el solar adquirido en la calle Belgrano y Rioja.
Luego de cinco años, el 8 de diciembre de 1877, se inauguró el Hospital Español de Buenos Aires, puesto bajo la advocación de la Inmaculada Concepción de María, por celebrarse ese día su misterio y por ser además patrona de España y de sus Indias.


La residencia para ancianos Elías Romero, en Temperley
El Hospital Español de Buenos Aires posee en Temperley, provincia de Buenos Aires, un importante anexo destinado a la internación de pacientes con largos períodos de convalecencia o simplemente españoles que no tienen medios de vida y con avanzada edad como para procurarse mantenimiento por sí mismos.
El predio, que abarca casi 12 hectáreas de superficie, fue donado en el año 1904 por el distinguido argentino Elías Romero.
La piedra fundamental se colocó el 25 de diciembre de 1908 y su inauguración oficial fue el 9 de noviembre de 1913.
De los 200 ancianos que alberga en la actualidad el Hogar de Temperley, 18 se encuentran en situación de indigencia total, otros 55 apenas alcanzan a cubrir con su aporte los gastos de medicamentos y los 126 restantes colaboran escasamente con el mantenimiento del Hogar.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca