El ministro de Exteriores se reunió con la colectividad española residente en Argentina

Albares: “Estamos haciendo un enorme esfuerzo logístico, económico y humano para facilitar el derecho al voto”

En el marco de su primera visita oficial a Argentina, el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación del Gobierno de España, José Manuel Albares Bueno, mantuvo un encuentro con la colectividad residente en Buenos Aires.
Albares: “Estamos haciendo un enorme esfuerzo logístico, económico y humano para facilitar el derecho al voto”
Albares se dirige a los militantes del PSOE de Buenos AIres.

En el bellísimo salón Imperial del Club Español, acompañado por la embajadora de España, María Jesús Alonso; y el cónsul general, Fernando García Casas; el presidente de la Federación de Sociedades Españolas, Benito Blanco; y el gerente del Club y anfitrión, José Manuel Sánchez; el ministro Albares valoró la reciente sanción de la Ley de Memoria Democrática y la derogación del voto rogado.

Ante los principales referentes de la colectividad en el país, aseguró que se dispondrán los medios para una efectiva implementación de las denominadas leyes de nietos y derogación del voto rogado y anunció un “plan de digitalización consular para hacer más ágiles, más fáciles, más accesibles todos los servicios consulares”.

“No será simplemente un refuerzo para garantizar el ejercicio de estos derechos que acogen las dos nuevas leyes de las que hablamos”, aseguró, y agregó que “esto viene a sumarse a los esfuerzos del Gobierno por mejorar la atención a la ciudadanía”. 

En relación a la derogación del voto rogado, el ministro afirmó que esta reforma “corrige un enorme error que se cometió en 2011” y procura ofrecer “respaldo a un derecho constitucional: el derecho al voto de forma eficaz”.

Entre las novedades que introduce la norma, avanzó, estará la papeleta electrónica descargable. “Nunca más –afirmó– habrá que esperar a ver si el sobre llega o no. Se podrá hacer desde un ordenador”.

“Se simplifican los procedimientos y se amplían los lugares y plazos para poder votar en urna – sostuvo– con el único objetivo de facilitar el ejercicio del sufragio de todos los españoles residentes en el extranjero”, más de 500 mil ciudadanos españoles residentes en Argentina y 2,3 millones en todo el mundo.

“Estamos haciendo –dijo– un enorme esfuerzo logístico, económico y humano para facilitar el derecho al voto y que sea el mayor número del colectivo el que lo ejerza, pero necesitamos también el apoyo del CRE y de todas las instituciones aquí representadas”, y agregó que será “necesario inscribirse”, “actualizar los datos” y que en ello el papel de las asociaciones será fundamental.

Lo precedió en el uso de palabra, la presidenta del Consejo de Residentes Españoles (CRE) de Buenos Aires, Susana Carbia Espiño, quien señaló la “necesidad de dotar a los consulados de mayor cantidad de personal y de mayores condiciones edilicias y tecnología suficiente para poder atender a los españoles residentes en el exterior, “atendiendo –dijo– el incremento de trámites que hoy provoca la implementación de la ley de memoria democrática”.

Tras valorar la sanción de las dos normas, Carbia adelantó que el Consejo de Residentes Españoles en Buenos Aires seguirá “trabajando por una ley de nacionalidad que incluya y subsane todos los casos y porque no sea una ley de carácter temporal”. “Trabajaremos –continuó– para que la ley no sea un cerrojo a la historia de vida de los emigrantes y sus descendientes, en honor a lo que supieron construir lejos de su tierra y ayudar, a pesar del desarraigo, a su amada España”.

El jefe de la diplomacia española, José Manuel Albares, llegó a la capital argentina el pasado 26 de octubre para participar en la tercera Cumbre de Cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y de la Unión Europea (UE). 

En el marco de su primera visita oficial, Albares se reunió asimismo con representantes del empresariado español radicado en Argentina, con quienes analizó la situación de las compañías en el país.

Durante su estancia de dos días en la ciudad de Buenos Aires, el ministro mantuvo diversas reuniones con los máximos referentes de la política y la economía argentina: entre otros con los ministros de Exteriores, Santiago Cafiero, y Economía, Sergio Masa. También con el presidente, Alberto Fernández.

Al final de su viaje, poco antes de emprender el regreso, visitó la sede porteña del PSOE, donde lo recibió un nutrido grupo de seguidores y simpatizantes y la cúpula partidaria, encabezada por su presidente, Andrés Hernández, y su secretaria general, Lorena Suárez.

Allí participó en un diálogo con el público presente, entre quienes se encontraban representantes de CEDEU (la asociación que impulsó incansablemente el acceso de los nietos a la nacionalidad) en el que conversaron, fundamentalmente, sobre aspectos  vinculados a la nueva normativa sobre nacionalidad, contenida en la denominada Ley de Memoria Democrática, y sobre la derogación del voto rogado.

“Los lazos humanos que se crean y consolidan aquí son la mejor garantía de una relación fluida y perdurable entre los dos países”, concluyó el ministro Albares antes de poner rumbo al aeropuerto Internacional de Ezeiza.

Albares: “Estamos haciendo un enorme esfuerzo logístico, económico y humano para facilitar el derecho al voto”