Califica de “irreprochable trabajo” el que realizan la “inmensa mayoría” de los que ostentan el cargo

ADE responde a la investigación sobre los cónsules honorarios recordando que no son diplomáticos de carrera

La Asociación de Diplomáticos Españoles (ADE) ha respondido con un comunicado a las informaciones que diversos medios de comunicación, entre ellos, algunos nacionales, han publicado respecto al trabajo desarrollado por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación sobre actividades ilegales, abusos e irregularidades cometidas por 551 cónsules honorarios de diferentes países.

ADE responde a la investigación sobre los cónsules honorarios recordando que no son diplomáticos de carrera

Algunos artículos escritos al respecto se refieren a los cónsules honorarios como “diplomáticos”, lo que consideran en ADE, es “totalmente incorrecto”, ya que, según se explica, “ninguna de las personas aludidas” en los escritos “es un funcionario diplomático español”.

Desde ADE se quiere resaltar el “irreprochable trabajo” que desarrollan la “inmensa mayoría de cónsules honorarios”, entre los que destacan a los 516 que, “sin recibir remuneración alguna, prestan asistencia consular y protegen a los ciudadanos españoles en muchas ciudades del mundo”.

La investigación destapa las tramas de corrupción y los delitos por los que han sido acusados en los últimos 60 años más de 500 de estas figuras en todo el mundo, entre los que aparecen algunos vinculados a grupos terroristas, otros al tráfico de drogas y también los hay que han acabado en la cárcel por contrabando de armas o de estupefacientes, por blanqueo de dinero, estafa e incluso por asesinato, como fue el caso reciente de la abogada Rosario Porto, quien, en 2020, se suicidó en prisión, tras ser condenada por actuar en connivencia con su esposo para acabar con la vida de la hija adoptiva de ambos, Asunta Basterra, que entonces contaba de 12 años de edad. Porto fue cónsul honoraria de Francia en Santiago de Compostela.

Las informaciones constatan que se han detectado 29 cónsules honorarios españoles en el extranjero o representantes de otros Estados en España que han protagonizado algún escándalo o han tenido algún problema con la Justicia, pero algunas se refieren a estos cargos como diplomáticos españoles.

La asociación puntualiza que es “incorrecto” asegurar que hay “30 diplomáticos españoles investigados”, como ha titulado algún medio. Muchos de los reportajes elaborados al respecto, prosigue, confundían “la figura del cónsul honorario con la del cónsul y el diplomático de carrera”.

Los periódicos informan también de que estos consulados honorarios, que fueron como una alternativa de bajo coste para Estados sin embajadas, sirven para contratar, sin ningún tipo de control, a personas que acceden a la esfera diplomática, lo que les permite disfrutar de parte de la protección que se presta a los diplomáticos de carrera. Se trata de puestos sin remuneración, pero que gozan de inmunidad a la hora de ejercer sus funciones, aclaran algunos medios, que aseguran también que sus archivos y correspondencia consular “son inviolables”.

Al respecto, la asociación aclara que “a diferencia de los cónsules profesionales de carrera”, los cónsules honorarios “no son funcionarios diplomáticos”, sino “personas particulares que desarrollan de forma voluntaria determinadas tareas consulares” que compatibilizan “con sus actividades y trabajos privados”.

Ante lo que consideran “errores graves de concepto”, la asociación que agrupa a los diplomáticos de carrera y que representa a más del 70% de ellos, reitera su disposición a “colaborar con todos los medios de comunicación para contrastar las informaciones” relacionadas con su profesión.

ADE responde a la investigación sobre los cónsules honorarios recordando que no son diplomáticos de carrera