Los trabajos para la segunda edición se podrán entregar hasta el 15 de noviembre

La UNED de Zamora recupera el Premio Memoria de la Emigración Zamorana tras el parón que provocó la pandemia

La Cátedra de Población, Vinculación y Desarrollo de la UNED de Zamora convoca el II Premio Memoria de la Emigración Zamorana con el objetivo de mantener y recoger los testimonios de los emigrantes de la provincia, tanto a América y Europa, como a otras provincias dentro de España.

La UNED de Zamora recupera el Premio Memoria de la Emigración Zamorana tras el parón que provocó la pandemia
Premio UNED Zamora 1
De izquierda a derecha Juan Andrés Blanco, José Luis Prieto Calderón y Feliciano Ferrero.

La Cátedra de Población, Vinculación y Desarrollo de la UNED de Zamora convoca el II Premio Memoria de la Emigración Zamorana con el objetivo de mantener y recoger los testimonios de los emigrantes de la provincia, tanto a América y Europa, como a otras provincias dentro de España.

La presentación de este Premio se llevó a cabo este miércoles, día 19, en la Diputación de Zamora con la presencia del director de la Cátedra de Población, Vinculación y Desarrollo de la UNED de Zamora, Juan Andrés Blanco, junto al vicepresidente cuarto, diputado delegado de Recursos Humanos y Régimen Interior, y responsable del departamento de Emigración, José Luis Prieto, y el secretario de la Fundación Científica Caja Rural, Feliciano Ferrero.

La recuperación de este proyecto se produce tras un intervalo de varios años a causa de la pandemia, y en un momento especialmente grave para la demografía de esta provincia que ha ido perdiendo población desde su momento más pujante en 1950, cuando Zamora contaba con una población de 316.000 habitantes. A partir de ese momento, tal como explicaba Juan Andrés Blanco, la emigración se fue intensificando y aunque no es posible revertir la situación, sí se puede recuperar y mantener la memoria individual y colectiva de los emigrantes, cuyos testimonios son imprescindibles para la conservación de esa memoria y el conocimiento del pasado.

El director de la Cátedra de Población, Vinculación y Desarrollo del Centro de la UNED afirmó que se parte de la realidad de que la emigración no es una separación definitiva, ni antes ni ahora, cuando existen aún más posibilidades de mantener la vinculación, y la percepción de esos emigrantes y su relación con el lugar de origen ha ido cambiando.

Se refirió además a las numerosas asociaciones que se constituyeron por emigrantes, fuera del país, como el Centro Zamorano de Buenos Aires, que el próximo año cumple 100 años, o dentro, en las numerosas asociaciones creadas por distintos lugares (existen 116 asociaciones de Castilla y León en las que se encuentran los zamoranos) y otras muchas que se han ido constituyendo en los pueblos. Se mantienen vivos por tanto esos vínculos con las provincias a donde emigraron los zamoranos en los años 60, como el País Vasco o Cataluña.

La UNED cuenta actualmente con un archivo de más de 60.000 documentos de la emigración vinculado al Centro de Estudios de la Emigración castellana y leonesa, una propuesta que ha partido de Zamora y que aspira a convertirse en una realidad, tal como destacó Juan Andrés Blanco. 

Los trabajos de este II Premio Memoria de la Emigración Zamorana deberán presentarse antes del 15 de noviembre enviándolos por correo postal o por correo electrónico ([email protected]) y el fallo se dará a conocer en los actos del 35º aniversario del Centro de la UNED en Zamora.

En esta edición hay cuatro modalidades: relatos autobiográficos; cartas o epistolarios; álbumes y colecciones fotográficas; y audiovisual.

En relatos autobiográficos se incluyen narraciones inéditas sobre la vida del autor o su familia y se pueden incluir fotografías o documentos. Los textos podrán presentarse manuscritos, mecanografiados o impresos con una extensión máxima de 5 páginas.

Aquellos que quieran participar en la modalidad de cartas o epistolarios deben remitir un mínimo de cinco cartas enviadas o recibidas por personas nacidas en alguna de las provincias de Castilla y León y que traten sobre la experiencia vital de los emigrantes. Los epistolarios deberán estar acompañados de un texto que explique las circunstancias en que las cartas fueron escritas y recibidas, así como su conservación hasta la actualidad. Se pueden entregar originales, reproducciones o copias digitales.

Para participar en la modalidad de álbumes hay que presentar un mínimo de diez fotografías originales o reproducciones de calidad, así como un breve texto donde se explique, en la medida de lo posible, el lugar, la fecha y las personas que aparecen en la fotografía, así como el contexto que en el que fueron realizadas.

En la modalidad de materiales audiovisuales se pueden presentar grabaciones domésticas o documentales, incluso entrevistas realizadas a emigrantes en cualquier formato o soporte reproducible en la actualidad. La duración no podrá sobrepasar los 120 minutos. En este apartado también se incluye la recuperación de películas, filmes o grabaciones de época, mudas o sonoras, bien de particulares o de las asociaciones que los agrupan. El material deberá estar acompañado por una ficha en la que se explique el origen y el contenido, así como una breve memoria del proceso de recuperación.

Si el jurado lo considera oportuno podrá conceder un primer premio dotado con 1.000 euros más un accésit de 250 euros para cada una de las modalidades. Los premios de cualquiera de las modalidades podrán quedar desiertos si el jurado lo estima oportuno.

La UNED de Zamora recupera el Premio Memoria de la Emigración Zamorana tras el parón que provocó la pandemia