El presidente destaca el inicio de diferentes proyectos

Revilla asegura en su Mensaje de Navidad que Cantabria avanza “por el buen camino” y cree que 2023 será un “año clave”

El presidente regional, Miguel Ángel Revilla, ha asegurado en su tradicional Mensaje de Navidad que Cantabria “está avanzando por el buen camino”, pese a las dificultades derivadas de la pandemia de la Covid-19 y la guerra de Ucrania, y cree que 2023 será un “año clave” en el que comenzarán a ejecutarse, “en unas semanas”, proyectos estratégicos como el centro logístico de La Pasiega, que será un “estímulo” para el Puerto de Santander y para el conjunto del sector industrial; la nueva sede del Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC) y la unidad de protonterapia de Valdecilla, que situará al hospital “aún más en la vanguardia de la atención sanitaria española”.

Revilla asegura en su Mensaje de Navidad que Cantabria avanza “por el buen camino” y cree que 2023 será un “año clave”
Revilla mensaje navidad
Miguel Ángel Revilla, durante el tradicional mensaje navideño.

Del mismo modo, ha destacado que el año próximo seguirán avanzando las grandes obras de infraestructuras que Cantabria lleva mucho tiempo reivindicando al Estado, entre las que ha citado la mejora de las cercanías, la alta velocidad a Madrid o la ampliación del Desfiladero de La Hermida, y ha confiado en conseguir en el primer trimestre el apoyo de la Unión Europea para agilizar el tren rápido a Bilbao, que cuenta ya con el compromiso financiero del Gobierno de España.

“Estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos para lograr que esta línea ferroviaria sea una realidad, porque es fundamental para nuestra comunicación con Europa y con el valle del Ebro”, ha recalcado el presidente.

Revilla ha comenzado su mensaje con palabras de recuerdo a las víctimas de la COVID-19 y al pueblo ucraniano y ha asegurado que Cantabria “está dejando atrás la pandemia”, pero ahora se ve afectada por “un peligro aún mayor”, en alusión al “virus de la guerra y la sinrazón”, que amenaza al conjunto de Europa con consecuencias económicas como la escalada de precios o el impacto del coste de la energía en las empresas y en las familias, “muy especialmente en las más vulnerables”.

Ante esta situación, el presidente ha destacado que el Gobierno cántabro, el resto de administraciones públicas y también la UE están desplegando “todas las medidas posibles” para tratar de paliar los efectos de esta coyuntura internacional, por lo que ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para “no dejarse llevar por el pesimismo”.

“Estamos preocupados por la situación, por supuesto, pero no nos vamos a detener. No podemos dejarnos llevar por el pesimismo, ni por el desánimo. Todo lo contrario, creemos firmemente en la capacidad de Cantabria y de su ciudadanía para sobreponerse a las dificultades y salir de ellas fortalecidos”, ha enfatizado.

Y como ejemplo de esa capacidad de superación se ha referido a la evolución de la economía cántabra, que ya ha recuperado prácticamente el PIB previo a la pandemia y concluirá este año con un crecimiento en torno al 4%, y a los datos de empleo, que arrojan un balance de 6.000 trabajadores más que a finales de 2019 y 3.500 parados menos.

“Después de dos años extraordinariamente difíciles, en los que nos hemos enfrentado ni más ni menos que a una pandemia y una guerra, Cantabria está avanzando por el buen camino”, ha subrayado.

Además, ha recordado que el presupuesto para 2023, aprobado esta misma semana en el Parlamento regional, afronta la complejidad del momento y contiene “importantísimos apoyos” para los diferentes sectores productivos, a la vez que “blinda” el Estado de Bienestar con un nuevo impulso a las políticas sociales, sanitarias y educativas.

El presidente ha garantizado que el Gobierno “se está dejando la piel” y trabaja “con toda la ilusión y al máximo de capacidad” para contribuir a que Cantabria sea “cada día un poco más próspera y acogedora”.

También ha aludido al 40 aniversario de la entrada en vigor del Estatuto de Autonomía, conmemorada este año 2022, que a su juicio ha propiciado para Cantabria “la mejor etapa de su historia, con avances en todos los órdenes”. “No ha sido fácil, pero hemos sabido solucionar los problemas y crear oportunidades para nuestra gente. Sinceramente, creo que podemos sentirnos orgullosos de todo lo que hemos logrado al amparo de la autonomía. Yo así lo creo”, ha apuntado.

Miguel Ángel Revilla ha concluido su tradicional mensaje navideño con el deseo de que los cántabros disfruten “con alegría” de la “normalidad” recuperada tras las restricciones de los dos últimos años a causa de la pandemia y ha pedido “lo mejor” en estas fiestas y “mucha salud” para 2023.

Revilla asegura en su Mensaje de Navidad que Cantabria avanza “por el buen camino” y cree que 2023 será un “año clave”