EL CONSEJERO DE PRESIDENCIA PARTICIPó EN EL CENTENARIO DE ESTA INSTITUCIóN

Martínez destacó la labor del Centro Asturiano de Mar del Plata en la “cohesión e identificación con Asturias”

El consejero de la Presidencia, Guillermo Martínez, participó en la celebración del centenario del Centro Asturiano de Mar del Plata en el que destacó la  “solidaridad” y el “compromiso” de los asturianos en el exterior.

Martínez destacó la labor del Centro Asturiano de Mar del Plata en la “cohesión e identificación con Asturias”
2014_10_26 Firma libro honor Centro Mar del Plata
Guillermo Martínez firma el Libro de Honor del Centro Asturiano de Mar del Plata, ante la secretaria del Centro, María Cristina Palacio.

El consejero de la Presidencia, Guillermo Martínez, participó en la celebración del centenario del Centro Asturiano de Mar del Plata en el que destacó la  “solidaridad” y el “compromiso” de los asturianos en el exterior.

“Asturias es lo que es gracias a vosotros, los emigrantes”, aseguró Martínez quien recordó que “Asturias la construyen cada día el poco más de un millón de personas que viven dentro de nuestra comunidad autónoma, pero también los más de 110.000 asturianos y asturianas que viven, vivís, en otros países”.

El consejero de la Presidencia recordó que la identificación con Asturias no tiene fronteras y puso de ejemplo el propio Centro Asturiano de Mar del Plata, “un poderoso instrumento de cohesión e identificación con Asturias. No solo un lugar para lidiar con la nostalgia”.

Martínez, que destacó la labor asociativa de los más de 500 socios con que cuenta la entidad, recordó que la emigración fue la “válvula de escape” y “una promesa de progreso para muchas generaciones de personas que malvivían en una Asturias rural que aún no había conseguido asomarse a la industrialización”. Aunque, recordó, eso no los hizo renunciar a su pasado y actualmente, “toda nuestra geografía está salpicada por obras promovidas o financiadas por nuestra población emigrada”. “Pero también conviene recordar –continuó– que los emigrantes asturianos ayudaron además, por medio de las sociedades de beneficencia y otras entidades de ayuda social, a regresar a España a cientos de paisanos que despertaron sin suerte de su sueño americano. Es decir, que la huella asturiana no es exclusivamente la huella del triunfo”.

Para el responsable de Emigración del Principado hay dos palabras que vertebran estas acciones: “solidaridad” y “compromiso”. “Y la solidaridad y el compromiso son primas hermanas de la ayuda mutua. Pues bien: solidaridad, compromiso y ayuda mutua forman parte de nuestro ADN”.

Martínez recordó que el Centro Asturiano de Mar del Plata nació en el primer tercio del siglo XX, cuando el número de asturianos alcanzó sus mayores dimensiones “y que cien años después mantiene una vitalidad admirable, armoniza el orgullo de pertenecer a una identidad colectiva y os hace, bueno, nos hace, más fuertes y sólidos”.

Martínez explicó que el motivo de su viaje, al que le acompaña la directora general de Emigración, Begoña Serrano, es el interés del Gobierno de Asturias por “mantener los vínculos con los asturianos de la diáspora” y recordó que el Plan de Emigración impulsado en los dos últimos años cuenta con una serie de medidas destinadas “a mejorar la vida de los emigrantes asturianos más desfavorecidos, de los retornados sin recursos, respaldar a los centros y colectivos en el exterior, intensificar la participación y vinculación de las nuevas generaciones del exterior, fomentar la colaboración empresarial y la promoción comercial y turística de Asturias en el exterior”.

Martínez recordó que el IV Plan de Emigración 2013-216 “movilizará cinco millones de euros y que tiene como eje principal garantizar las prestaciones sociales, sanitarias, económicas, formativas y culturales a todos los emigrantes, entre ellos los retornados y las nuevas generaciones”. Según explicó, con este plan, que ha contado con una amplia participación de los representantes de la emigración, se da cobertura a más de 150.000 asturianos en el exterior y retornados.

Durante su intervención, el consejero de Presidencia destacó los principales puntos del plan como las actuaciones específicas para los jóvenes emigrantes; la consideración de la violencia de género como causa objetiva de ayuda de emergencia social para los emigrantes en América Latina; la ampliación de la cobertura sanitaria en caso de necesidad durante las estancias temporales en Asturias de los emigrantes, así como de los retornados; la reserva de viviendas de emergencia para familias emigrantes retornadas; una nueva área de accesibilidad a la administración que incluye un nuevo portal web que permitirá simplificar la tramitación administrativa y resolver las gestiones con el Gobierno del Principado de Asturias a través de Internet; impulso de vocalías de juventud en las directivas de los centros y casas de Asturias y el Programa +Asturias para la realización de prácticas profesionales en el Principado para jóvenes asturianos en el exterior.

En este ámbito, destacó Martínez, “potenciaremos el papel de los centros asturianos como plataformas de promoción económica y empresarial para la población asturiana del exterior y también para nuestra Comunidad Autónoma”. “Nuestro objetivo –aseguró– es colaborar con cada uno de los más de cien centros asturianos que existen, y por supuesto también con éste de Mar del Plata, en las campañas de promoción turística, gastronómica y artesanal del Principado, pero también queremos profundizar en esta relación mediante un amplio despliegue de actividades relacionadas con la cultura, la ‘llingua’, el folklore tradicional y los intercambios artísticos”.

Martínez destacó la labor del Centro Asturiano de Mar del Plata en la “cohesión e identificación con Asturias”