La modalidad que más se practica en el Centro es ‘La Cuatreada’

Los emigrantes asturianos llevaron los bolos adonde quiera que fueron

“Las boleras asturianas llegaron a la Argentina con los emigrantes, tanto es así que hasta mediados del siglo pasado en Buenos Aires había bares que tenían boleras”, apuntó el presidente del Centro Asturiano de Buenos Aires, quien recordó que una bolera muy importante (que contaba con varias canchas) de la ciudad de Buenos Aires fue La Panoya, que se encontraba en lo que es hoy la avenida 9 de julio.

Los emigrantes asturianos llevaron los bolos adonde quiera que fueron

“Las boleras asturianas llegaron a la Argentina con los emigrantes, tanto es así que hasta mediados del siglo pasado en Buenos Aires había bares que tenían boleras”, apuntó el presidente del Centro Asturiano de Buenos Aires, quien recordó que una bolera muy importante (que contaba con varias canchas) de la ciudad de Buenos Aires fue La Panoya, que se encontraba en lo que es hoy la avenida 9 de julio.  
La modalidad que más se practica en Asturias y en el centro de Buenos Aires es ‘La Cuatreada’.
Los bolos es un juego de origen incierto. Sus antecedentes históricos pueden rastrearse en las culturas más diversas del antiguo Egipto y la Grecia clásica, a los pueblos germánicos y al Imperio Romano; la teoría más extendida indica que, en España, el juego de los bolos fue introducido por los romanos, aunque algunos expertos sitúan su llegada más atrás en el tiempo y le atribuyen un origen céltico o pre-céltico.
El juego de bolos es un deporte que consiste, de manera general, en derribar unos bolos plantados verticalmente en el suelo, mediante una bola que se lanza desde una determinada distancia.


Distintas modalidades
A las diferentes formas o maneras de jugar se les denomina modalidades. La modalidad que más se practica en Asturias, especialmente en el centro de la región, y que tiene un mayor número de licencias federativas, se denomina ‘La Cuatreada’.
Este juego puede hacerlo un solo jugador contra otro, llamándose al juego ‘mano a mano’, o pueden jugar dos o más jugadores en un grupo, sin exceder de cinco, contra otro grupo de igual cantidad. Esta modalidad es la que se juega en el Centro Asturiano. Aunque hoy no son muchos los que siguen adelante con este tradicional juego, pues la falta de emigración, por un lado, y el paso de los años, que hacen mella en los más veteranos, por otro, todavía se practica con gran frecuencia, realizándose campeonatos anuales entre peñas hermanas, en las cuales hay argentinos, hijos de asturianos que aprendieron y siguen la tradición con gran afición.
Asimismo, se llevan a cabo campeonatos mundiales auspiciados por las Federaciones Asturianas y Españolas de Bolos y el Principado de Asturias, donde participan también países como Chile, Venezuela, México, Bélgica, Uruguay y Argentina, entre otros.
La bolera, ubicada en el Campo Covadonga de Vicente López, fue protagonista de uno de esos Mundiales, el segundo, realizado en el mes de abril del año 1988. Contó con gran afluencia de público y participantes, lo cual constituyó una gran fiesta de confraternidad, como lo fue también, por ejemplo, en Chile, en el año 1991, en México, en el año 1997, o el de Asturias, llevado a cabo en el mes de mayo de este año, y donde también hubo una pareja representante.

Los emigrantes asturianos llevaron los bolos adonde quiera que fueron